The Men se han convertido en siete discos en uno de los grupos más inesperados de la actualidad. Parecían meros continuadores de tradiciones que, de tan manidas, ya estaban pasadas de rosca y, sin embargo, se han ido buscando su propio lugar hasta dar pasos de gigante como New Moon o Tomorrow’s Hits.

Muchos consideramos que ahí el grupo que se formó en Brooklyn en 2008 con Nick Chiericozzi, Chris Hansell y Mark Perro como núcleo fundador se hizo completamente imprescindible pero ¿había tanta diferencia respecto a los anteriores discos? ¿Y los posteriores han estado a la altura? A punto de publicar su octavo disco, el recién anunciado Mercy, ha dado un salto de gigante. ¿Para tanto? Lo vemos en este repaso a su discografía.

The Men — Immaculada (2010)

The Men Immaculada

Dos años se pasaron The Men buscando la manera de debutar. Primero lanzaron un EP, We Are The Men, con el que cubrieron la cuota de 2009, pero fue en 2010 cuando la banda de tópico nombre se lanzó a la piscina con Immaculada, un disco cargadísimo de fuzz y de ambiente tan opresivo como esa portada a medio camino entre el trip hippie y el giallo.

The Men abren su carrera con un disco infavalorado, asilvestrado, garagero y hard a la vez. My Bloody Valentine meets Mayhem, dicen en Rate Your Music al respecto, y aunque no hay ni de uno ni de otro, sí que sirve para transmitir el mensaje de un grupo que se incendia en ‘Problems/Burning Up’ y desde ahí ya no levanta el pie del acelerador.

Noise, punk, una cara A muy superior a la b, citas a Madonna, a Yoko Ono y un gran título de canción: ‘Praise The Lord and Pass The Ammunition’. Debutar con sangre (en el cuerpo, ellos; y en la cara, tú, si es que te metes al barullo en uno de sus conciertos con estas canciones) es posible.

Puntuación: 3 de 5.

The Men — Leave Home (2011)

The Men Leave Home

En la primavera de 2010, justo el día después de que se lanzase Immaculada, me fui a Peru y estuve un tiempo con un chamán participando en las ceremonias de Ayahuasca. Eso tuvo un impacto tremendo sobre Leave Home. Empezamos a grabar el disco al poco tiempo de mi regreso. — Mark Perro

¿Hay algo realmente ritual en el segundo disco largo de The Men, como cuenta Mark Perro? Sí, siempre que se escarbe en esa amalgama de noise, punk, hardcore de la que, de vez en cuando, emerge una melodía. Los desarrollos de las canciones van desde lo shoegaze (‘If You Leave’) hasta lo metálico, con el krautrock en mente (ahí de nuevo, lo repetitivo, el mantra, el chamán).

The Men firman las canciones de manera conjunta, pero con tres compositores el resultado es como el de los discos de Sebadoh, donde a cada vuelta de la esquina te encontrabas algo totalmente diferente e inconexo con lo anterior y, sin embargo, encajado como si las piezas no fueran de diferentes puzzles. La frenética ‘Lotus’ encaja con la quebrada ‘Think’. Y de allí a la catarsis post-hardcoreta e inofensiva de ‘L.A.D.O.C.H.’, el frenesí imprescindible de ‘()’ o el surf-sin-olas de ‘Shittin With The Shah

A otros, la dispersión les sienta fatal. A The Men les ha ido dando más y más empaque como grupo y en Leave Home, pese a los momentos de bajón, les muestra como unos tipos de ideas fijas, sí, pero de varias ideas fijas a la vez.

Puntuación: 3.5 de 5.

The Men — Open Your Heart (2012)

The Men Open Your Heart

El arreón más finales de los 80 y canónico de The Men. Aparcadas gran parte de las intenciones post-hardcore, rebajado el fuzz, The Men aparecen ahora como trasuntos de Dinosaur Jr, como gente que se ha aprendido de pe a pa lo que SST Records nos enseñó del underground USA de la segunda mitad de los ochenta.

Open Your Heart es también el disco más accesible y melódico de una banda que, eso sí, no rebaja la velocidad ni un pelo. Con la incorporación del batería Rich Samis (hasta ahora, Perro y Chiericozzi compartían esa labor) hay más espacio para las guitarras dobladas y los juegos entre ellas.

Spacemen 3 por aquí (‘Country Song’) y por allá (‘Presence’), los Wipers y Sonic Youth (‘Ex-Dreams’), los Telescopes (‘Cube’)… El rock de guitarras que lleva siendo necesario desde 1983. O siempre, ya que estamos: Neu!, Silver Apples. La madre del cordero, hasta el infinito y más allá.

Porque, ojo, a pesar de todo, ya hay espacio para lo que vendrá después: en Open Your Heart The Men se lanzan a citar a los Rolling Stones y a MC5 y todo parece normal, porque es ahí donde tienen que estar, en canciones como las que recorren Open Your Heart. No comparto el entusiasmo de Mohorte con este disco hasta donde él lo lleva, pero tampoco eso que dice Black Gallego de que estos The Men son en realidad The MEH.

Puntuación: 3.5 de 5.

Crítica en Hipersónica | The Men — Open Your Heart: ahora somos unos viejos, pero un día fuimos así de jóvenes

The Men — New Moon (2013)

The Men New Moon

Lo mejor de New Moon son The Men. Sus ganas de tomar el pelo. Su manía de no quedarse quietos. Su necesidad de timarse a ellos mismos. Agarran el country-rock y lo ponen en country-garage, a ratos cowpunk y en otros momentos como si alguien les hubiese prestado un disco de Neil Young y una piscina llena de cerveza.

Lo fácil hubiera sido quedarse en otro Open Your Heart: fácil, aburrido y poco sincero, al menos para ellos. A ellos lo que les encaja es cogerse la imaginería country, mimetizarse con los Crazy Horse y tratar de tocar como ellos cuando sólo eres a) un chaval, b) un borracho, c) un copiota, d) un tío con más talento del que dices tener.

Meat Puppets, The Gun Club, también retazos de Big Star, ellos dicen incluso que Bob Dylan. Qué más da: lo han petado.

Puntuación: 4.5 de 5.

Crítica en Hipersónica | The Men — New Moon: abrieron las puertas de su corazón y se coló el country

The Men — Tomorrow’s Hits

The Men Tomorrow's Hits

Donde en New Moon hubo una piscina llena de cerveza, en Tomorrow’s Hits hay una resaca monumental… y más cerveza en la mesa. Abiertamente nostálgico, pero con esa nostalgia por lo que ocurrió ayer (bastante menos perjudicial que la nostalgia por lo que pasó hace años), The Men se dan una ducha y se miran las ojeras mientras se sienten a la vez desesperados y llenos de esperanza. Un sonido casi igual que el del anterior, pero en el casi están todos los matices que se necesitaba.

Si lo que me importa de verdad es que a un grupo que quiere ser r’n’r le importe el rock’n’roll, ‘Pearly Gates’ es la mejor canción posible para evitar suspicacias. Son la hostia y da gusto haberles seguido desde el minuto uno, haber fruncido el ceño y haber recibido todos sus hostiazos hasta bajar la guardia de manera definitiva.

Puntuación: 4.5 de 5.

Crítica en Hipersónica | The Men — Tomorrow’s Hits

The Men – Devil Music (2016)

The Men Devil Music

Puede que viniendo de los dos discos absolutamente magníficos que le habían precedido, Devil Music parezca algo menos rotundo. Sólo ligeramente, porque la mayor parte del tiempo estos The Men que se han empapuzado de The Stooges son lo más en crudo que les hemos visto nunca. Y si hay cocina alguna, ni se les nota.

Devil Music, pues, sangra. Rojo violento. La misma sangre que te saca a puñetazos. Mejor dicho: a hostias. Con la mano abierta, como en las películas de Bud Spencer & Terence Hill: tú llegas y, de la que vienes, te tienes que ir de nuevo.

¿Qué le pasa, entonces, para bajar ligeramente el listón? Que, a pesar de ser un disco corto, al final de sus 34 minutos ya ha empezado a perder fuelle.

Puntuación: 4 de 5.

Crítica en Hipersónica | The Men – Devil Music

The Men – Drift (2018)

The Men Drift

Nuevo giro, esta vez hacia parajes extáticos, cerebrales, a veces un punto krautrock. Pero es su primer disco claramente menor desde 2010, porque el grupo es incapaz de coger la antorcha que encienden en ‘Maybe I’m Crazy’ y transportarla por 9 canciones que a veces son ciénagas por las que intentas e intentas andar, sólo para darte cuenta de que avanzas poco y cada vez te hundes más.

Salvo algunas muy concretas, como la rotunda ‘Killed Someone’, aquí hay sobredosis de canciones ramplonas o simplemente tan normales como ‘When I Held You In My Arms’, de ésas que te hacen entender que lo que uno no está dispuesto a tolerar es que The Men sean «gente normal».

Hay cierta división de opiniones en Hipersónica sobre Drift, pero en mi caso me coloco en el bando de los que, por primera vez, llamarán a The Men The MEH

Puntuación: 2.5 de 5.
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments