Netflix: Searching (Aneesh Chaganty, 2018)

Sus diez primeros minutos son el Up de los thrillers de desaparición. Hay más chicha en su idea de contar todo desde la perspectiva de las pantallas que en la historia en sí, que es efectiva y ya. Pero precisamente por cómo aprovecha todas las posibilidades de las pantallas y que las trampas que decide emplear no son especialmente molestas, ofrece un visionado muy disfrutón.

HBO: Loving (Jeff Nichols, 2016)

Jeff Nichols es uno de esos nombres que no tiene especial relumbrón pero luego todo lo que tiene son películas magníficas como Take Shelter, Mud o Midnight Special. Aquí otro gran ejemplo de su habilidad de moverse entre géneros y clavar los viajes emocionales de sus personajes, en un drama profundo y lacrimógeno, pero no hasta un punto hortera y risible.

Movistar: Navidades negras (Bob Clark, 1974)

La necesidad de intentar reflotar propiedades intelectuales y buscarles un enfoque que les haga modernos a veces da cosas tan prescindibles como el reboot de Navidad Sangrienta del año pasado. Su idea de remake feminista resulta absurdo desde el primer momento, ya que la propia película muestra ideas bastante progresistas para 1974 sobre la opresión y juicios sometidos a unas mujeres que no hacen nada más que querer pasarlo bien sin molestar a nadie. Aparte de eso, es una cinta de terror magnífica, fabulosamente hilada y perturbadora hasta lo malsano. Imprescindible.

Prime Video: Morir todavía (Kenneth Branagh, 1991)

El Kenneth Branagh director ha caído en una tendencia bastante dañina de blockbusters aburridos. Cuesta recordar que tenía bastantes virtudes, y no sólo haciendo dramas shakespearianos. Morir todavía es un thriller impecable, de mucha esencia De Palma, y deliciosamente entretenido. Qué tiempos.

Filmin: El puente sobre el río Kwai (David Lean, 1957)

Es absurdo intentar descubrir al hombre que hacía clásicos épicos como Lawrence de Arabia o El Doctor Zhivago, pero voy a romper una lanza con esta como su mejor obra. Inmensa en casi todos sus aspectos, pero también íntima y con una lograda tensión psicológica. Este drama bélico es todo un monumento desde su acción hasta la construcción de sus personajes, y es de las que menos notas su extravagante duración.

Disney+: El gran golpe de los Teleñecos (Jim Henson, 1981)

Jim Henson es otro de esos que no necesita introducción. Y aunque obras como Dentro del laberinto y Cristal Oscuro son muy, muy estimables, quizá su mejor largometraje sea este thriller periodístico y de investigación plagado de un agradecido y efectivo humor y carismáticas marionetas. No sé, yo lanzo el guante, el que quiera que lo recoja.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments