Julia Jacklin — Don’t Let The Kids Win

Y qué si nos hacemos mayores, a todos nos pasa

Por la forma en que su voz y su guitarra se dejan oír, todos querríamos pensar que cuando Julia Jacklin compuso las canciones de Don’t Let The Kids Win (Polyvinyl Records, 2016) pretendía que el (des)amor lo llenase todo. Pero nos equivocamos. Porque este puñado de temas hablan de hacerse mayor, pero de no creerse tan especial por ello. Todos lidiaremos con eso tarde o temprano.

“I’ve got a feeling that this won’t ever change
We’re gonna keep on getting older
It’s going to keep on feeling strange”

A sus 24 años, Jacklin se siente ya llena de nostalgia por su juventud y ha querido transformar toda esa melancolía en consciencia. Como diciéndose a sí misma, y qué si antes era más ambiciosa, ahora no siento vergüenza por lo que elijo. Su debut recoge con detalle todas las preocupaciones de los veintitantos, haciendo que suenen encantadoras en vez de irritantes.

El anhelo que desprende ‘Pool Party’ abre el álbum con Jacklin desvaneciéndose en una relación que se ahoga en excesos, la guitarra se agita y se detiene en ‘Leadlight’ y da paso al mayor hit del álbum, una brillante ‘Coming of Age’ que rebosa energía y dice todo lo que este disco pretende decir: convéncete, el tiempo pasa, pero tú debes permanecer curioso siempre.

A pesar de su escasa instrumentación, Don’t Let The Kids Win muestra la gran habilidad de Jacklin para crear canciones breves pero intensas, sobrias pero evocadoras. Ahí está una vulnerable ‘LA Dream’ o ‘Hay Plain’, que muestra la mejor cara de la compositora. Gritando sin hacer ruido, con un ritmo que marcha lentamente hacia su propio final recogiendo por el camino las mejores aptitudes de la australiana.

Alt-country, indie-folk, la lírica osada a la que Fiona Apple nos tiene acostumbrados o la capacidad de hacer que la armonía más simple sea cautivadora, como Sharon Van Etten siempre consigue. Son algunas de las influencias renovadas que se respiran en el debut de Julia Jacklin, que rebosa identidad, gracias a un puñado de historias contadas bajo una perspectiva única.

7,3/10