La reunión de BUM: un flashback de 20 años

Lo siento por los seguidores de Redd Kross pero yo me acerqué el pasado 23 de julio a la Sala Acapulco de Gijón a ver a BUM. Quizás haya alguno que piense que estoy loco o me equivoco, pero en la gira española conjunta de los norteamericanos y los canadienses a quien no había que perderse era a los de Victoria.

Primero porque veinte años después volvían a la actividad con la misma formación que grabó su único álbum de estudio, Wanna Smash Sensation! (Popllama, 1993), y eso en mi pueblo se llama todo un acontecimiento.

Vale que el sonido del primer concierto de la gira, el de Gijón, fue un tanto atroz. Sin técnico de sonido propio, el de los hermanos McDonald se encargó de ello y les hizo un flaco favor al poner por encima el bajo de las dos guitarras, pero rememorar aquellas canciones del mejor power punk facturado jamás en el Nuevo Continente bien valió la espera.

BUM, aunque se habían juntado en 2014 en casa, hicieron su presentación mundial, la del regreso, en la emisora KEXP de Seattle el pasado 11 de abril. Fue un set de seis canciones donde pudimos rememorar aquellas canciones inolvidables como Debbiespeak, ‘Mallory’ o ‘A Promise is a Promise’.

Todas ellas y muchas más nos las presentaron en Gijón, primer concierto de una gira española que les llevó también al Freek Fest en el Puerto de Santa María tras recorrer 12 horas en furgoneta desde Bilbao, una circunstancia que comentaron con cierta sonrna en su cuenta de Twitter @bumtheband.

BUM comenzaron con ‘Debbispeak’, ‘Your Disciple’ y ‘When She Walked’. Solo bastaron tres canciones para subir la temperatura de la sala. Algunos de los que estaban allí habíamos visto al cuarteto el 8 de mayo de 1995, veinte años era mucho tiempo y el tiempo no ha pasado en vano ni para la banda ni para nosotros, pero esas canciones bien mereció la pena volver a recordarlas en directo.

Repasaron a conciencia Wanna Smash Sensation!, el álbum de debut que publicó en España Munster Records, e incluso recuperaron ‘1983’ de su mini elepé I’m a Superwoman, editado en vinilo en 1994 por Munster Records. El final del bolo fue antológico: ‘I’m Not One’, ‘I Hardly Breathe’ y ‘Wedding Day’. ¡Qué melodías, qué canciones! Increíbles.

Fue una noche de nostalgia, de recordar que estábamos haciendo en 1995, de sentimientos encontrados. Lo mejor fue que al final del concierto la banda se acercó al puesto de merchandising y se hizo fotos y firmó CDs, singles y vinilos con todos los que quisieron. Buenos tipos BUM, no tardéis tanto en volver porque ya se os echa de menos.

Más en Hipersónica | Redd Kross y BUM vienen de gira a España y no te lo habíamos contado

One clap, two clap, three clap, forty?

By clapping more or less, you can signal to us which stories really stand out.