Un reptil más grande que el copón, que te funciona tanto si quieres hacer una película de monstruo exagerada y bombástica como si quieres hacer un comentario sobre el desastre climático o incluso el ataque nuclear. Godzilla te da para casi todo lo que quieras, y eso se puede apreciar en las múltiples interpretaciones que se le han dado en la gran pantalla. Y no son pocas, pero las hemos querido recordar todas, porque incluso las peores son para verlas y las mejores son un disfrute absoluto de bicho gigante arrasando con todo. Y todas nos ofrecen una idea de cómo debe ser una película de Godzilla.

Las repasamos de peor a mejor y en formato tier list.

NOdzilla

  • Godzilla (1956)
  • La isla de los monstruos (1969)
  • Godzilla vs. SpaceGodzilla (1994)
  • Godzilla (1998)
  • Godzilla Against MechaGodzilla (2002)
  • Godzilla: Tokyo S.O.S. (2003)
  • Godzilla: Rey de los monstruos (2019)

Las películas menos convincentes de Godzilla no suelen ser tanto «malas», convencionalmente hablando, sino que se terminan haciendo bola por unos motivos u por otros. Premisas que ya han estirado la frontera de la chifladura más de lo posible, como pasa a varias de la línea Millennium de los dosmiles, o porque terminan volviéndose increíblemente aburridas, como es el caso de la secuela del Monsterverso de Warner de 2019. Mención especial al espanto realizado en 1956 de americanizar la película original, recogiendo extractos y colando metraje con estadounidenses que quieran dar la impresión de estar controlando el meollo. Ah, y la de Roland Emmerich es poco divertida para el cachondeo que busca conseguir (mala idea intentar hacer pasar a Godzilla por un dinosaurio de Jurassic Park).

MEHzilla

  • Godzilla contraataca / El rey de los monstruos (1955)
  • Invasión extraterrestre (1968)
  • Godzilla contra Mothra (1992)
  • Godzilla vs. Mechagodzilla II (1993)
  • Godzilla vs. Megaguirus (2000)
  • Godzilla: Final Wars (2005)

Algunas de la línea Showa (la original) se quedan por debajo del nivel de diversión medio por motivos similares a los de la anterior tier (ya son tan reiterativas en la chifladura que acaba impresionando poco), pero siguen ofreciendo un mínimo de interés, igual que algunas de las películas de Millennium. En el caso de las películas de la colección Heisei (que se desarrolla de finales de los ochenta a mediados de los noventa), muchas son remakes descarados que siguen líneas argumentales punto por punto sin añadir demasiado de interés.

OKzilla

  • Los monstruos invaden la Tierra (1965)
  • Galien, el monstruo de las galaxias ataca la Tierra (1972)
  • Godzilla contra Megalon (1973)
  • Godzilla contra Biollante (1989)
  • Godzilla contra King Ghidorah (1991)
  • Godzilla 2000 (1999)
  • Godzilla, Mothra and King Ghidorah: Giant Monsters All-Out Attack (2001)

La lista de las «Bueno, por lo menos me lo he pasado bien». Sigues comprando las chaladuras que van sacándose de la manga, y te dejan algunas secuencias de acción muy dignas. Incluso una tarde tonta las podrías subir un poco más y ponerlas en la lista de las más guays. Les separa que algunas se muestran más incontestables o notables que estas, pero te pueden salvar una sesión de cine.

SÍdzilla

  • King Kong contra Godzilla (1962)
  • Godzilla contra Ghidorah, el dragón de tres cabezas (1964)
  • Los monstruos del mar (1966)
  • El hijo de Godzilla (1967)
  • Godzilla contra Cibergodzilla, máquina de destrucción (1974)
  • Godzilla (2014)
  • Godzilla vs. Kong (2021)

Las que ya puedes decir «Sí, esto mola». Tienes un buen equilibrio de ir metiendo monstruos cada vez más disparatados (incluyendo al hijo de Godzilla) con secuencias de lucha entre los mismos bien desarrolladas. La parte humana funciona menos, pero es fácilmente compensada por la acción monstruosa. Hay muchas de Showa en este nivel porque encontraron cierta consistencia, combinada con cierto factor sorpresa en cada una que, además, exudan diversión (vamos, que ya le gustaría a Marvel). También podemos incluir las dos del Monsterverso actual, ya que Gareth Edwards sale triunfante con su enfoque spielbergiano y Adam Wingard se lanza de lleno al disparate cargado de maravilla y desvergüenza, que logra evocar la sensación de ser un niño haciendo chocar sus juguetes.

EXCELzilla

  • Godzilla. Japón bajo el terror del monstruo (1954)
  • Godzilla contra los monstruos (1964)
  • Hedora, la burbuja tóxica (1971)
  • Godzilla contra Mechagodzilla (1975)
  • El retorno de Godzilla (1984)
  • Godzilla vs. Destroyah (1995)
  • Shin Godzilla (2016)

Aquí ya el nivel Dios, las que van asacoputo con todo lo que puede dar una película de Godzilla. Ishirō Honda toca techo con la primera película, pero en varias de las secuelas muestra un increíble nivel de acción, sentido de la maravilla y también comentario social/medioambiental a través de las criaturas. Jun Fukuda ofreció también algunas de las entregas con mejores secuencias de acción, y toca techo teniendo que meter a Mechagodzilla. El reboot de Heisei ofrece también momentos gloriosos continuando desde la película original y actualizando el lenguaje y ritmo de estas películas. Y también hay que destacar ese puntual golpe sobre la mesa de Toho con Shin Godzilla, que lleva a un interesante extremo el factor sátira, el discurso antisistema de estas películas y la acción chiflada sin prejuicios que va progresando de manera extraordinaria.

Artículo anteriorFor Those I Love – For Those I Love
Artículo siguientePoppy – Flux

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.