Continuamos nuestro repaso semanal a lo que está ocurriendo: canciones que no te debes perder y que también son un mapa para no perderte. Canciones del momento, no exactamente las mejores de 2020, aunque algunas sí.

Qué bien que casi lo primero que te aparece en Google al buscar 2020 sea un cartel que te felicita el Año Nuevo chino. Estupendo mapa de la actualidad también.

Fiery Furnaces – Down at the So and So

2020 era el año del retorno a los escenarios de Fiery Furnaces, pero, como tantas cosas, eso se quedó por el camino. Así que sin festivales, lo único que sabemos de los dos hermanos es que su nuevo single es como volver más de 15 años atrás. No es mal refugio, por más que digan que no sacarán nada nuevo.

Oranssi Pazuzu – Uusi Teknokratia

Hay muchísimo disco en Mestaryn Kynsi, lo último de Oranssi Pazuzu. Tanto disco que a veces te pasa por encima y te quedas pensado si el atropello era lo que deseabas o, simplemente, lo que no podías evitar. Los diez minutos de ‘Uusi Teknokratia’ son como unir el psych-rock con el avant-garde metal y que te salga una canción en la que podrían haber vivido Neu! cuando se cabreaban.

Freddie Gibbs & The Alchemist – Frank Lucas

¿Hay algún compañero que le siente mal últimamente a Freddie Gibbs? Lo de Madlib salió bien y, a raíz de este Alfredo que firma con The Alchemist, parece que la respuesta es no. Alchemist se lleva a Freddie a un paseo mucho más melódico de lo que suele ser habitual en él, a veces desde lo sensible (como en el corte con Tyler, The Creator) y en otras, desde el puro flow, perezoso, jazzy.

HUM – Waves

‘Waves’ abre el regreso de Hum, extraña leyenda underground del shoegaze transmutado en alt-rock. Eso pasó, sí, porque en los 90 la influencia de My Bloody Valentine, y de Loveless en particular, dio pie a un puñado de grupos que en vez de conformarse con recrear lo que había en la cabeza de Kevin Shields (algo fuera del alcance hasta para él), intentó llevarlo a las masas. Siamese Dream triunfó con parecidos mimbres, Hum se quedaron fuera de esa pelea. ‘Waves’ te debería hacerlo replantear de nuevo.

Triángulo De Amor Bizarro – Folía de las apariciones

El disco homónimo, pero del revés, de Triángulo De Amor Bizarro nos golpeó en la cuarentena, justo en el inicio. Parece que han pasado años y no estos escasos tres meses; quizás por eso también sus canciones suenan ahora como cuando regresamos a sus discos antiguos. ¿Perfectas? SÍ, pero también fantasmales. ¿Pasó esto en realidad o fue un encuentro fantasmal?

María José Llergó – Naná del mediterráneo

Sanción se pasa en 27 minutos, pero nunca se acaba de pasar del todo. Y la unión de María José Llergó con Lost Twin (Erik Urano, Elphomega) funciona como nunca en ‘Nana del Mediterráneo’, donde, a pesar de que en otros parajes casi nos vamos al drone y al ambient, aquí avanzamos desde ellos a un lugar en el que sentirnos totalmente a gusto. A colocar al ladito de las sensaciones que habitaban en el 45 cerebros y un corazón de Maria Arnal y Marcel Bagés.

Lonker See – Gdynia 80

El trote misterioso de los polacos Lonker See en ‘Gdynia 80’ es absolutamente irresistible. Les observo con la idea de que en algún momento se va a lanzar a lo más soporífero del space-rock, pero ahí siguen ellos, a lo suyo, evitando darme la razón e inundando sus canciones ominosas de ruiditos contagiosos. Polonia, qué hermosa eres.

Porridge Radio – Lilac

A lo largo de todo Every Bad parece como si Porridge Radio y su pose slacker se fuesen a ir al carajo. Como si fuesen a hincar la rodilla del todo para gritar “que sí, que esto ya lo has oído mil veces antes”. Pero ‘Lilac’ es un estupendo ejemplo de que te regatean constantemente. Es imposible no acabar con la cintura rota y las ganas de que se hagan ENORMES. Coño, si después va ‘Circling‘: YA LO SON.

Más en Hipersónica | Canciones para no perderse en 2020 (I)

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments