Vamos con nuestra recopilación aperiódica de lo que está pasando en 2020 en la música, sólo recorriendo algunas de sus canciones. Son canciones que merecen la pena y, por ese lado semántico, no hay que perdérselas; y a la vez canciones que te enseñan el mapa estético del año, y por ese lado te ayudan a no perderte. Un repaso a algunas de las canciones del momento.

(La playlist está al final, coño)

Children of The State – Big Sur

Sólo es un single, pero vaya canción de verano que se nos quedó fuera de las mejores canciones del ídem 2020. El cuarteto de Yorkshire suena eterno en cada uno de los segundos de una canción perfecta: ojalá haberla tenido en el confinamiento para haberla llorado lo suficiente desde nuestros balcones y terrazas.

Pumuky – Realidades aumentadas

De vez en cuando, Pumuky bajan al suelo, nos bendicen de nuevo, y se vuelven a ir, etéreos como sus canciones. Desde Justicia Poética nos habían dejado huérfanos y ahora nos han lanzado ‘Realidades Aumentadas’ y una vez más dejan claro que esa mezcla de melancolía y ganas de vivir está al alcance de muy pocos. ‘Realidades Aumentadas’, el reverso luminoso del ‘Asfalto’ de McEnroe.

The Flaming Lips – Flowers of Neptune 6

Aunque Flaming Lips anuncien un disco más centrado en el heartland rock, capaz de mirarse en Tom Petty y Bruce Springsteen, lo que Flowers of Neptune 6 trae de vuelta es la melancolía de los medios tiempos de la mitad de Yoshimi y de The Soft Bulletin. Tanto ella como ‘My Religión is You’ aventuran reconciliación para los que penséis (MAL) que los últimos discos como King’s Mouth meh…

Bananagun – People Talk Too Much

Del disco debut de Bananagun hablaremos en la sección de críticas estos días, pero este rollo de “Stereolab tras zambullirse en la discografía de Os Mutantes” no puede ser más goloso para decidir qué hacemos con los australianos. Lo tienen incluso cuando no aciertan del todo.

Flatbush Zombies – herb

Hay algo en Now, More Than Ever, el EP de 2020 de Flatbush Zombies, que lo hace irresistible. Por un lado, cómo deciden cortar en seco sus disgresiones para que la duración no se vaya más allá de los 20 minutos. Por otro, cómo, aún así, sus canciones se siguen llenando de ideas, de cambios, de COSAS. Son el horror vacui del hip-hop de la Costa Este y en ‘herb’ se les sube la psicodelia. Todo bien.

Phoebe Bridgers – I Know The End

Por muchas cosas que haya en Punisher, el nuevo disco de Phoebe Bridgers, que las hay, casi ninguna llega a tanta intensidad como el cierre del album, esta ‘I Know The End’ en la que Phoebe se sabe el final, los demás también y aún así nos quedamos a ver cómo la hostia nos la llevamos igual:

But you gotta go
I know, I know, I know
Like a wave that crashed and melted on the shore
Not even the burnouts are out here anymore
And you had to go
I know, I know, I know

¿El crescendo épico-sentimental del año? Posiblemente. ¿El homenaje perfecto al aniversario de Illinois? Desde luego.

Más en Hipersónica | Crítica y repaso a fondo de Punisher de Phoebe Bridgers

Melenas – 3 Segundos

El tiempo que se tarda en llegar a lo bueno y a lo que está mal. El tiempo que tardas en decidir que cada canción de Días Raros, de Melenas, es una puta pasada.

Lo que nos gustan unos buenos pa-pa-pás y que las campanas toquen a muerto. Lo sabes tú, lo sé yo.

Ramper – Murga

Titular tu canción de 9 minutos con ese nombre, ‘Murga’. Lo de Ramper va mucho más allá de la autoconsciencia: es más bien esa situación en la que a veces vemos a los grupos. Cuando tienen todo el viento soplándoles a favor, cuando son invencibles. Si en todo Nuestros mejores deseos (uno de los discos del año) están dándole vueltas al concepto de Ramper Fear Satan, en ‘Murga’ Satán les ama. Del todo.

Yves Tumor – Identity Trade

El Heaven To A Tortured Mind es, sin duda, el disco más Prince de 2020. Y no precisamente porque se dedique a imitar al dios de Minneapolis, sino porque desde su misma perspectiva (qué pasa si le insuflo psicodelia galáctica a todos los sonidos negros) llega a conclusiones distintas pero que remiten mucho, muchísimo, a Around The World in a Day y compañía. Buah, colegas, buah.

Más en Hipersónica para no perderte en la vida | El Jitazo de la semana, Un puñado de discos de metal que ya tal