Ohms nos ha puesto las pilas y hemos activado el modo Deftones. El grupo de metal noventero ha mantenido una solvencia y consistencia a lo largo de los años que hace complicado un esfuerzo como el de ordenar su discografía en orden de preferencia. Pero son una banda tan fundamental que vale la pena profundizar un poco más en su obra, al igual que ellos profundizaron y expandieron todos esos sonidos que luego otros estandarizaron en lo que se conoce como nu metal, algo a lo que el grupo ha estado más fuera que dentro a lo largo de su historia.

9. Gore (2016)

Deftones siempre se había definido por la tensión creativa existente entre Chino Moreno, que hacia al grupo tender hacia lo melódico, y Stephen Carpenter, que hacía al grupo tender hacia lo más metálico. Gore es un disco especialmente marcado por una tensión más polarizada que nunca, y desequilibra un poco un disco que le cuesta más coger cuerpo. Pero le queda un trío final de canciones excelente, que da cierta dignidad lo que finalmente será recordado como uno de sus discos más eminentemente menores.

8. Saturday Night Wrist (2006)

Según a quién preguntes, tendrá a este disco como el peor trabajo del grupo o como uno de sus más infravalorados. Me gustaría colocarme en el segundo bando, por mucho que su posición en este ranking pueda dar a entender lo contrario, ya que aquí hacen uno de sus trabajos más atrevidos, explorando más allá del metal lo que su sonido podía dar de sí. Quizá los resultados no siempre aterricen, pero cuando hacen click en momentos como ‘Rapture’ o ‘Cherry Waves’ siguen sonando tan brillantes como siempre. Su mayor pecado fue quizá tener dos o tres canciones de más.

7. Adrenaline (1995)

Ciertamente es una sensación extraña, sabiendo ya todo el arco de la carrera de Deftones, toda su evolución y refinamiento, escuchar un disco tan crudo y directo como este. Y que este siga sonando perfectamente afilado y, también, encapsulando todo lo que luego desarrollarían hasta su máxima expresión. Adrenaline contiene lo mejor de ambos mundos: es un álbum de debut impecable, con algunas de sus mejores canciones y reflejando a la perfección esta etapa del grupo, que no se siente oxidado o envejecido por todo lo que llegó después.

6. Diamond Eyes (2010)

Sobreponiéndose a la tragedia de Chi Cheng, por aquel entonces en un coma del que no se recuperaría y moriría cinco años después en 2013, Deftones se toparon con una encrucijada emocional difícil de lidiar. Tras guardar el álbum Eros en un baúl, el grupo se metió de nuevo en el estudio con el bajista Sergio Vega y manufacturaron un trabajo catártico y con todas las virtudes de Deftones y un tono vitalizado y hasta fantástico que lo hace único. Chino Moreno está más cómodo que nunca desde el micrófono y deja varias de las canciones más sólidas y adictivas de esta última parte de su carrera.

5. Ohms (2020)

Quizá sea pronto para evaluarlo apropiadamente y ponerlo en una posición tan alta, porque como todo buen álbum de Deftones seguro que se apreciará mucho mejor tras un tiempo de escucharlo y reescucharlo hasta la saciedad. No obstante, los primeros contactos ya destapan a Ohms como un disco con la robustez característica del grupo, desarrollando además una atmósfera propia donde exploran pequeñas formas de expandir el sonido Deftones y, al mismo tiempo, recuperando el mordiente de su época con Terry Date de productor. Por si fuera poco, tiene una de sus colecciones de canciones más sólidas e interesantes de la más reciente época, que no harán sino crecer una vez nos hagamos a ellas. De verdad que uno se queda sin cosas que decir que estén a la altura del grupo.

4. Koi No Yokan (2012)

Puedo entender hasta cierto punto a los que acusan a Deftones de estar estancados en cierta dinámica desde hace años, pero creo que es una banda que logra hacer un equilibrio tan fino siempre que las diferencias resultan casi imperceptibles. Pero cuando se rasca, hay recompensa. Y creo que no hay disco que recompense más profundizar un disco tan aparente distante como este, sin singles aparentes o que resalten respecto al conjunto pero todo (o casi todo) canciones realmente magníficas. También es su disco donde logran perfilar al máximo su parte más melódica y la más robusta, su tensión entre lo ruidoso y lo preciosista, y logran tocar ambos registros al mismo tiempo de manera consistente a lo largo del disco. Es un trabajo de pocas fisuras.

3. Around the Fur (1997)

Around the Fur es uno de esos discos que correrían el peligro de ser fagocitados por su jitazo supremo (‘My Own Summer (Shove It)’), pero por fortuna cuenta con… otro jitazo supremo (‘Be Quiet and Drive (Far Away)’). Y también más disco entre medias, con una perfilación de su sonido más afilado para avanzar más hacia lo versión de su estilo que más tenemos conocida.

2. Deftones (2003)

Injustamente valorado en su día (y hoy también, ya me espero reacciones en contra a este puesto), Deftones se atrevieron a llevan aún más lejos su experimentación en su álbum homónimo. No sólo encontramos a un grupo fortaleciendo su identidad mientras explora tangentes interesantes para su sonido, sino que su buen manejo de la emoción nos despliega algunas de las canciones más BONITAS del grupo (sí, ‘Minerva’, te miro a ti). Es posible que penséis que este puesto es un poco por tocar los huevos, pero de verdad os digo que hay aquí un disco mucho más increíble al que no se está haciendo justicia.

1. White Pony (2000)

No podía ser otro. Ya no sólo por condensar todo lo bueno del grupo y por ser uno de los mejores puntos de inflexión que un grupo ha tenido nunca, sino que es, con todo derecho, uno de los mejores discos de su década y, por extensión, del siglo. No sólo es ser un disco perfectamente armado, genialmente secuenciado y ejecutado, sino que tiene varias de sus mejores canciones. Es un disco al que es imposible encontrarle fallas con el paso de los años (y si las encuentras, acaban siendo menores en comparación a sus virtudes) y que a cada escucha te reenamoras perdidamente de él. Es su indiscutible cima.

Apoya Hipersónica

Si te ha gustado este artículo y quieres contribuir a mantener la sordera de Hipersónica y que sigamos haciendo repasos discográficos y cinematográficos, puedes apoyarnos por muy poco. Incluso puedes pedirnos qué especial te gustaría que escribiemos. Si no te ha gustado, también puedes pagar.

€1,99

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

5 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
roarsch
roarsch
1 month ago

Totalmente de acuerdo en lo del disco homónimo. Muy infravalorado.
Pero totalmente en desacuerdo con gore, me parece bastante peor saturday night wrist. Ese disco y koi no yokan tienen un ambiente que no deja que me enganche.

Juan Carlos Estrada
Juan Carlos Estrada
29 days ago

El homónimo demostró las grietas en el grupo. Creo que ha sido demasiado benevolente. De resto ha sido un escalafón consistente. Vamos. Diamond Eyes te engancha de un solo tirón y vale la pena estar en los tres primeros. Around the Fur son los Deftones más vicerales y consistentes.

Guido
Guido
28 days ago

La verdad no suelo estar de acuerdo con casi ningún ránking de cualquier cosa. Y menos con los referidos a la música. Pero tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo con éste. Y AMO Koi no yokan y el homónimo.

Antonio
Antonio
26 days ago

8.Gore
7.Saturday Night Wrist
6.Koi No YoKan
5.Deftones
4.Diamond Eyes
3.Adrenaline
2.Around the Fur
1.White Pony

Miguel
Miguel
26 days ago

Saturday Night Wrist? Nooooo. Pedazo de disco. Lo que pasa que yo al ser un #deftones4ever. No encuentro disco malo, son algunas canciones que quizás no enganchan. Pero es verdad que white Pony te lleva a otro mundo. Me gustan todas las canciones.