Las 16 mejores canciones de Queens of the Stone Age

Queens of Stone Age

Otro top caprichoso y personal de la banda de Josh Homme

Queens of Stone Age

Ufff. Me ha sido complicado ponerme a filtrar y quitar piezas, por eso mismo la lista se va a un total de 16 canciones. Pero tampoco merecen menos, ya que hablamos de un grupo que en cada trabajo deja siempre temazos, así que pasemos a hacer este remember caprichoso y personal. Los cuchillos los podéis lanzar directamente contra mí. Éste es nuestro top de mejores canciones de Queens of the Stone Age


My God Is the Sun (…Like Clockwork, 2013)

Tema que sirvió como aperitivo de lo que estaba por llegar en ….Like Clockwork, sigue funcionando como el cañonazo que era entonces. Estilo QOTSA en toda su extensión y revoluciones a mil. Pepinazo.


Make It wit Chu (Era Vulgaris, 2007)

De entre las lentas de “las reinas”, ‘Make It wit Chu’ siempre tuvo un magnetismo especial. Un fuego lento con mucha fuerza sexual, un estribillo de mucho gancho y casi cinco minutos de baile lento e irresistible. Uno de los highlights de su disco menos lucido.


How to Handle a Rope (Queens of the Stone Age, 1998)

Una de esas pequeñas joyas que toca rescatar de su álbum debut. Es cierto que las más memorables del primer disco están casi todas al inicio, pero esta pieza situada justo en el ecuador del mismo sigue funcionando de maravilla y es la mejor muestra de lo qué buscaba Josh Homme para distanciarse de Kyuss.


Monsters in the Parasol (Rated R, 2000)

Siempre he tenido una relación muy extraña con esta canción, sobre todo con su estribillo, que me sigue rompiendo la cadera cada vez que suena. No obstante, no deja de ser otro de los juegos particulares de QOTSA que los hacían un mundo aparte dentro del meinstrim rockero y la verdad es que esas estrofas ya conquistan sin necesidad de encender los fuegos artificiales.


If I Had a Tail (…Like Clockwork, 2013)

QOTSA son una banda muy bailable dentro de sus propios parámetros y eso es gracia a cosas como las que muestran en ‘If I Had a Tail’: guitarras con mucho flow, un ritmo enérgico muy marcado y el dominio como frontman de Homme. Siempre me pareció una de las más especiales de …Like Clockwork.


A Song for the Dead (Songs for the Deaf, 2002)

No es complicado coincidir en calificar a Songs for the Deaf como el disco de mayor equilibrio de su discografía. Mantiene el stoner árido y pasado de rosca de sus predecesores y marca el tono rockero y alternativo de lo que vendría después. Como muestra, esta pieza con la inestimable y desgarrada aportación de Mark Lanegan. Sus guitarras siguen siendo crema.


I Never Came (Lullabies to Paralyze, 2005)

Una de sus composiciones con más magia y más encanto. Otra pieza donde se impone la cocina a fuego lento y marca un punto de inflexión interesante tanto en Lullabies to Paralize como en la carrera de Queens. Pocas veces ha transmitido tanto Homme con el micrófono.


3’s & 7’s (Era Vulgaris, 2007)

Siempre ha sido una de mis predilectas suyas y de Era Vulgaris. Simplemente el trabajo con las guitarras ya es sublime, con mucho empuje y garra. Si alguna vez la banda compusiese la canción principal de un western, sería algo muy parecido a esto.


Regular John (Queens of the Stone Age, 1998)

El cañonazo que abre su primer trabajo de larga duración. Aún se notan los ramalazos stoner de Kyuss circulando por sus venas, pero la fuerza e intensidad de esta pieza son innegables. Imposible no ponerse a hacer air guitar con ella.


I Appear Missing (…Like Clockwork, 2013)

Una de las piezas más especiales de …Like Clockwork. Homme se marca aquí un trabajo hechizante y lo más cercano a lo lisérgico que ha hecho en bastante tiempo. El tempo resulta algo más lento que en otras piezas de QOTSA, pero la intensidad no tiene nada que envidiar a alguno de sus temas más acelerados.


No One Knows (Songs for the Deaf, 2002)

A partir de aquí si que estaréis diciendo continuamente “facilón”, pero uno no puede liarse la manta a la cabeza y negar la evidencia. ‘No One Knows’ es una de sus canciones más reconocibles y no es difícil entender por qué, al igual que no es difícil admitir que tiene un punch que ya quisiera Connor McGregor.


Auto Pilot (Rated R, 2000)

La pieza lenta de QOTSA por excelencia. Esas guitarras de continuo vuelo libre, hipnóticas y alucinantes, el Nick Oliveri más contenido y más estimulante de su carrera y cuatro minutos de pura magia. Por canciones como estas, Rated R es un disco especial.


You Think I Ain’t Worth a Dollar, But I Feel Like a Millionaire (Songs for the Deaf, 2002)

Otra cantada por Oliveri, pero en un tono diametralmente opuesto a la anterior. ‘Millionaire’ es el pistoletazo de salida de Songs for the Deaf y uno de los temas más hardcore de Queens. Tempo acelerado, guitarras con mucho músculo y el bajista dejándose las cuerdas vocales en cada línea. Una lástima que en directo no puedan llegar a replicar esta intensidad.


Little Sister (Lullabies to Paralyze, 2005)

El magnetismo animal de las guitarras de Queens y de la voz de Homme alcanzan aquí un nivel de record. Esa guitarra juguetona, pero a la vez llena de garra, y su poderoso estribillo son más que suficiente para revivir hasta a un muerto.


Feel God Hit of the Summer (Rated R, 2000)

A QOTSA se le han dado siempre bastante bien abrir los discos. Y por si no ha habido bastantes muestras en este post, toca recurrir a esta enumeración de drogas que es pura gasolina para iniciar un incendiario pogo allá donde vaya.


Go With the Flow (Songs for the Deaf, 2002)

Si no eres capaz de venirte arriba con este tema, ya lo siento, pero es hora de declararte muerto clínicamente por dentro. El poderío total del punch, el ritmo frenético y el flow que sale despedido por cada poro de la canción. La tormenta perfecta. Punto.


Anuncios