Les echamos de menos. Vamos ya camino de la década sin ellos (catorce si hablamos de discos largos) y mayo siempre quedará como el mes en que perdimos a Pedro San Martín. La Buena Vida pasaron desde la casi incomprensión a convertirse en un grupo

En pleno torbellino de nostalgia, nos atrevemos a dar el paso y hacemos una cuenta atrás por las que son las canciones definitivas, las mejores, de su legado.

35. La Historia del Sr. Sommer

Sí, eran muy amateur (esa batería lo dice todo), pero nadie sonó en España como ellos en 1993 (Le Mans jugaban a otra cosa). Las películas del landismo, Patrick Süskind, Love y todos los grupos que puedan contener la palabra naif en positivo se dieron cita en la apertura de su primer disco.

34 Honrado Ciudadano de Occidente

Una letanía para todos los que aspiran a conocer a Don Quijote por las calles, una banda sonora de los 60 para los que aún ven gigantes por las calles. Mikel demostrando que nadie canta como él y el acordeón sonando como se merece. De Vidania.

33. Otra Vez Tú

La canción que Dar Ful Ful imitaron tan poco y tan bien. Irantzu jugando a ser una diva de pista de baile y cantando desde las nubes: «Ya puesta a ser sincera, me exasperas de verdad». No tan lejana de «Electricistas» (Fangoria) y casi un homenaje a Family. De Eureka.

32. Dulce y Callado

El Ain’t No Mountain High Enough de los donostiarras. El mismo año en que aparecía la tristeza cálida de Soidemersol, La Buena Vida llenaban esta rareza de trompetas estilo Love y de cuerdas de orquesta. ¿Era un presagio o un retal de aquel disco? Ni lo sé ni me importa. Del recopilatorio de Siesta Expreso.

31. Desde hoy en adelante

¿Los Beatles en España? Mejor aún. Ríete tú del Whatever de Oasis. Por más que digas que no, por mucho tiempo que pase, esta canción hecha a base de orquesta de cámara nunca perderá su encanto. Las cosas son como son. El tema ideal para chasquear los dedos en el puente de mitad de la canción. De Soidemersol.

30. La Pandilla

Bossa Nova en Donosti. Letras (sí) de ésas que se escriben en un pupitre del colegio, un xilófono encantador y unos cambios de ritmos bonitos porque sí. De La Buena Vida.

29. Qué Vida

Si alguna vez La Buena Vida han demostrado tener el mismo sentido del humor ácido de Le Mans, ha sido en este tema: » *La vida es tan compleja bien solo o en pareja, pero todo podría ir bien. El piso, el compromiso, el guiso de la abuela, me quiso, no me quiso, no sé ni si me importa, será mi arteria aorta que ya no me soporta más *». De Harmónica.

28. A cielo abierto

La podrían haber firmado sin problemas El Niño Gusano, lo mismo que ahora sería una versión magnífica para que la hicieran Tachenko. Sí, Los Fresones también. Power pop sin necesidad de distorsionar las guitarras. . De Los Mejores Momentos.

27. Los Mejores Momentos

Con la certeza de que se puede desafinar y la conviccion que jamás tendrá ningún triunfito, La Buena Vida inauguran su segundo disco con una canción que bebe de los clásicos y les hace mayores. Y otra referencia, los Seeds. Nunca quieres que se acabe.

26. HH:MM:SS

Cuando uno ya domina su estilo, es hora de hacer excursiones en busca de nuevos aires. Entre las más afortunadas se encuentra este casi homenaje a Los Planetas, aunque, por supuesto, con todos los instrumentos sonando bien claritos. La otra cara del indie español. De Album.

25. Antesdeayer

Ya en 1993 La Buena Vida podían ser un grupo reflexivo, aunque no necesitaban (ni posiblemente sabían usar) arreglos barrocos. Les bastaba un teclado algo cochambroso y menos de dos minutos de canción. De LBV.

24. Cada día y cada día más

Duelo vocal con ritmo de guitarras casi bailable y las pulsaciones bajas. Por aquel entonces, el grupo siempre creía que los bueno, si breve, era dos veces más intenso. Y solían acertar. De Los Mejores Momentos.

23. Desenfocada

La canción épica que muchos soñamos y fuimos incapaces de componer. ¿Cuánto de miope puede ser el corazón? Los pelos de punta, pero siempre arrodillados ante un grupo tan esencial. ¡Qué grandes, por Dios, qué grandes eran aquí! De Hallelujah!

22 . Por La Mañana

La canción que define lo que muchos echamos de menos en esos La Buena Vida que el tiempo nos ha deparado. Tanta juventud y tan encantadora no era normal. Parapapapapa… De LBV.

21 . Noviembre

Quizás el antecedente más claro de Soidemersol y ese cambio definitivo que convirtió la música de La Buena Vida en algo doloroso y necesario a la vez. Frases por acabar antes de que yo… Nada. Hermosísima. De Los Mejores Momentos.

20. Adiós, Muchachos

Trombones y una guitarra para la banda sonora de un multiverso alternativo en el que Berlanga, en vez de ser un viejo verde, se hubiese acercado a Eric Rohmer. Dan ganas de apurar el último sorbo de una copa de buen alcohol antes de que el pianobar comience su labor. Impresionismo vital de las fiestas del pueblo. De Soidemersol.

19 . El Fin del Mundo

¿De qué sirve salir de nuestros sueños cuando todo ha terminado? ¿Por qué no esperar al Apocalipsis desde el sillón? ¿Por qué no dejar que una sección de vientos maravillosa nos acune? Que quede claro: no nos vamos a mover de la cama en todo el fin del mundo. De Vidania.

18 . Hoy es domingo

La canción de La Buena Vida que hay que escuchar con sonido de vinilo. Todo imperfección, pero todo futuro al mismo tiempo. San Sebastian comenzó a sonar a melancolía. A algunos nos daban vergüenza ajena, pero el problema éramos nosotros mismos y no ellos. Del ep primer Historia de un Verano.

17 . La mitad de nuestras vidas

¿Se puede sonar a pop adulto y radiofórmula sin necesidad de dejarse por el camino la belleza, la sensibilidad y la sensacion de estar ante un grupo único?. Esta canción es la respuesta afirmativa de La Buena Vida. Hoy en día, no me esperaba una letra tan bonita como «me dio por pensar y recordaba que llevamos casi la mitad de nuestras vidas, yo parte de ti y tú de la mía. Fui a recorrer lo que va de la luz al miedo y te encontré justo en el medio«. Los fuegos artificiales más duraderos de nuestra música.

16 . Montevideo

Morriña con voz masculina entonando una letra indescifrable y convenciendo definitivamente a los que en 1995 aún no queríamos rendirnos a la evidencia de que La Buena Vida eran un grupo especial. Mejores, mucho mejores, que Belle & Sebastian. De Los mejores momentos.

15. Ayer te vi

Historia de un amor vecinal entre pinzas y coladas por colgar. El órgano tocado con la misma sensibilidad que Calamaro en Honestidad Brutal, un slide a lo Mojave 3, una armónica que derrite todo. Aquí no hay quien duerma: «Como no pude dormi tejí un sueño despierto: en él, tú dabas un salto y yo te esperaba con los brazos abiertos«.

14. Los Vientos

La cara tenebrosa de lo mostrado años antes en Soidemersol. Lo que allí aún tenía visos de solucionarse, ahora es ya tristeza infinita. Y es que los de Donosti son ya como esos vientos que giran y te azotan: una orquesta pop que lanza bombas sentimentales de explosión incontrolable. De Hallelujah!

13 . Magnesia

Todo el mundo a bailar, incluso los que no puedan olvidar sus penas. Las discotecas no estaban preparadas, pero La Buena Vida adaptaban a su manera el Sonido Filadelfia y dejaban caer sonidos de películas de los años 30 en una canción que te obliga a mover los pies. De Magnesia EP.

12 . Caminito del Cielo

La canción capaz de dejar por tierra todos los discos de los Tindersticks, utilizando además su misma receta: dramatismo orquestal y las emociones al borde del acantilado. Pocas veces Irantzu ha sido capaz de cantar tan bien. Pocas veces la muerte sonó tan dulce. De Soidemersol.

11 . En tu país

El café y la lluvia, dos de los tópicos asociados al Donosti Sound, aparecen en este pedazo de pop puro y casi chicle mientras los muchachos «parecen pasarlo realmente bien». De LBV

10. Un Actor Mejicano

Nada nuevo por decir, excepto las palabras justas en el tono adecuado: “ *Hoy quiero ser un actor mejicano para poder llevar uno de esos sombreros tan raros, yo con mi camisa blanca, tú con tus trenzas negras largas. Motor y acción, hace clack la escena justo ahora que te iba a besar. Qué guapa estás con tu vestido de hilo, te espero después, en nuestro árbol preferido. Hoy quiero ser un actor mejicano para poder decir te quiero con ese acento tan raro *”.

Una sección de cuerdas delicada que pellizca cada segundo de canción. De Album.

09 . Guillermine

La Buena Vida más cerca de Dinarama de lo que nunca imaginaron. Los restos del Panorama volando lejos y alto. » *Amor, ya no existe una razón de perder la juventud y la vida *». Amantes convertidos en libros viejos y todo vuelto hiel. Melodrama puro para pistas de baile con necesidad de llorar. De Eureka.

08 . Calles y Avenidas

La razón por la que Peter Pan debería querer dejar de ser adolescente. La belleza de las arrugas. La increible perfección de la misma canción una y otra vez. La Buena Vida se han aprendido la lección tan bien que cada fibra que tocan vuelve a estremecerse como si nunca lo hubiera hecho antes mil veces. Ahora sí que manejan las letras con sentido y sensibilidad: » Voy a comprarme un libro que me diga que hago mal o mejor meterme en el cine y llorar y llorar hasta el final. Otro fin de seman sin nada que alga la pena, y la pena la conozco bien«. Da gusto estar así de apenados. De Vidania.

07 . Tormenta en la mañana de la vida

Creímos que esta vez sí, que con esta canción se iban a hacer famosos. Muchos creyeron que esto podía compararse a La Oreja de Van Gogh (aún lo piensan, los ilusos, qué más quisieran los otros). Otros tantos sospecharon que el mundo estaba listo para hacerse mayor. Pero Irantzu lo dijo bien claro: «No quiero saberlo, no quiero que mientas, tan sólo el silencio que cura la herida. No quiero la noche, si con ella te ocultas, si con ella te olvidas lo que fue sólo un día«. De Panorama

06 . Los Planetas

La explicación que ni la Biblia ni la Ciencia pueden dar al origen de todo la encontraron La Buena Vida en una de sus canciones más perfectas. En el single, cómo no, les acompaño Jota (Los Planetas). Quizás la versión más contenida de la actual faceta del grupo y otra de esas canciones que nunca deseas que se pierdan. De Album.

05 . Vapor de Carga

Los violines son para cobardes, piensas. La historia del pop está repleta de grupos que se esconden tras unos arreglos grandilocuentes para ocultar sus carencias. Los violines son (generalmente) para falsos llorones, te repites. Y, de repente, llega un vapor de carga y te baja del burro. De Hallelujah!

04 . Pacífico / Verano

Las dos caras de la estación soñada, ésa que comienza con todo para darte y acaba con nada por romperte. Cada cosa que veo, siento o huelo es capaz de recordarme a ti. ¿Quién más en España se atreve a poner en una canción «y tu blusa marinera, la que yo te di por ser bonita y sincera» y no sonar falso? ¿Quién no ha deseado bailar un rock´n´roll en la plaza del pueblo y apurar de un sorbo los días? Esto sí que era El Bello Verano. Mira como ríe el tiempo. De Soidemersol.

03 . Qué nos va a pasar

Colocarla en el primer puesto hubiera sido obvio, pero no inmerecido. Quizás el problema sea que a todos nos enganchó tanto que muchos ya no podemos escucharla más que de vez en cuando. El mejor diagnóstico del final de una relación: » *No recuerdo cuando decayó la conversación y el punto en que dices tú que algo cambió. Sin embargo, mientras tanto, yo me guardo la esperanza y las cosas que en la plaza nos dijimos hoy *». ¿Qué nos va a pasar? Que hoy vuelvo a llorar al escucharla. Quizás deba estar en el número uno. De Hallelujah!.

02 . Bar-Comedor

Todo lo sencilla que queráis, capaz de enrojecer a muchos mientras otros les miran cuando la escuchan, pero ¡qué maravilla! Esas palmas geniales, ese ritmo saltarín y esa referencia fundamental: » *Vamos, vamos corriendo, vamos, pon a los LOVE *». Un minuto y 25 segundos de fiesta. De LBV.

01 . Buenas Cosas Mal Dispuestas

No, ninguna otra debería estar en el número uno. Creo que ninguna otra canción me ha hecho tan consciente de mis propias carencias como ésta. Creo que ninguna otra llego en un momento tan justo y caló tan hondo. «Lo triste que me siento mirando hacia atrás». La canción perfecta para todos aquellos que, como yo, temen al paso del tiempo. Dios y el demonio están en los detalles: por ejemplo, en ese vestido tan lindo que te traje por Pascua una vez, que te queda tan bien, tan bonito, que pareces volverme a querer.

Pero ha cambiado todo. Su cima. De Soidemersol.

Se abre el turno de quejas y/u olvidos varios.

(Bonus track:
Todo entonces se tambalea
ante mis sentidos, yo
sigo por el mundo con una sonrisa
de ensueño
Todas las imprecisiones fruto de mi indecisión
son tan mías que les tengo simpatía.
Todo entonces se tambalea
ante mis sentidos, yo
sigo por el mundo con una sonrisa.
Todas las imprecisiones fruto de mi indecisión
son tan mías que les tengo simpatía.
Todo entonces se tambalea
ante mis sentidos, yo…)

(Bonus Track 2: si os habéis quedado con ganas de más, Sebas en Jenesaispop hizo su selección de las 40 mejores canciones del grupo)

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Linkin Boy
Linkin Boy
5 months ago

Es una pena tremenda putada que en Spotify sólo estén colgados dos discos… Es de esos grupos que te puedes pasar una tarde entera escuchándolos.

PD: ¡Y tampoco está ‘Es perfecta’ de Fran Nixon! ¿POR QUÉ?