Inexplicablemente, Penélope Cruz sigue despertando cierta controversia, incluso aunque ya le faltan pocas cosas que conseguir en su profesión. De Alcobendas a grandes películas de Hollywood y también grandes premios conseguidos alrededor del mundo, el más reciente la Copa Volpi en Venecia por su papel en Madres paralelas, su más reciente estreno. Y aún se sigue cuestionando su capacidad como actriz, incluso aunque no pocas veces ha sido lo más destacado en producciones muy cargadas de nombres o elevando ciertos proyectos menores a los que aporta legitimidad y autenticidad. Por eso mismo, recordamos algunos de su mejores momentos.

Antes de entrar en el meollo, unas cuantas obras dignas de mención:

  • Jamón, Jamón (1992): Ya lucía con luz propia en su primer papel cinematográfico, en el que tan sólo tenía 16 años, y era incapaz de pasar desapercibida. Y como para no, está espléndida en este candente film de Bigas Luna.
  • Vanilla Sky (2001): Le ayuda haber aparecido en la versión anterior a este remake, pero es de lo poco que funciona de este aparatoso film de Tom Cruise y Cameron Crowe. Quizá era la única que sabía lo que hacía falta para sacar adelante semejante premisa.
  • Vicky Cristina Barcelona (2008): La película de Woody Allen es un poco como ver trenes chocando a velocidad lenta, pero Cruz es la única que hace por cargar la película y darle algo de vida. No le faltó esfuerzo, pero no consiguió salvar el desastre, pero ahí tiene ese Oscar como recompensa.
  • ma ma (2015): Es difícil terminar de ver por dónde coger este drama sobre el cáncer de mama de Julio Medem, pero si se sostiene por algún lado es por una Cruz entregada (y más madura que nunca) y que le otorga un carácter genuino al personaje central.
  • Sus otras apariciones en films de Almodóvar: Hablaremos de algunos de sus papeles en películas del manchego, pero la verdad es que forman una sociedad prácticamente infalible. Ella siempre le da lo que necesita y él siempre le da papeles que le permiten brillar.

Abre los ojos (1997)

Quizá el tiempo ha sido menos clemente con Abre los ojos de lo que recordábamos, hasta el punto de que Alejandro Amenábar la considera su peor película. Cierto es que hay cosas que chirrían, pero este episodio de la Dimensión Desconocida (o de Historias para no dormir) un poco venido a más sigue funcionando en el equilibrio de sus distintos géneros, sus ideas sobre el deseo de la inmortalidad y en una Penelope Cruz que sabe aportar la dosis necesaria de vulnerabilidad y misterio a un personaje con una frustrante falta de agenda propia.

La niña de tus ojos (1998)

Después de brillar en sus comienzos en la Belle Époque de Fernando Trueba, este supo que no podía tener a otra actriz para el caramelito que era Macarena Granada, la titular niña de sus ojos y, posteriormente, reina de España. Imagina cómo se podría haber hundido la película con una actriz que no fuera capaz de estar a la altura de semejante título. Por suerte, iba sobrada para ello.

Todo sobre mi madre (1999)

Tras varios papeles donde resultaba sensual y arrebatadora, aquí acepta un rol secundario en la gran obra de Pedro Almodóvar donde se muestra más vulnerable y enternecedora, volviéndose el corazón de una película que es una obra total y esencial.

Volver (2006)

La mejor de sus colaboraciones con Almodóvar llegaría en esta delicada y magnífica historia de fantasmas (aunque con truco) que es uno de sus grandes homenajes a las mujeres manchegas con las que se crió el cineasta. Penélope está más brillante que nunca, con un personaje que podría haber resultado imposible en manos de otra, pero aquí se vuelve plenamente auténtico.

Nine (2009)

¿Es realmente complicado eclipsar a Daniel Day-Lewis? Ella, al menos, lo hace factible en este musical/secuela del 8 y medio de Fellini, donde es más consciente que el resto del plantel de lo grotesco que es todo el proyecto de Rob Marshall. En cada segundo se planta como si la estrella fuera ella y explota más que nunca esa sensualidad con la que siempre se la miró, especialmente en Hollywood.

Artículo anteriorEl honor de Triana (y otras noticias y novedades con las que ponerse al día)
Artículo siguienteMecánica Clásica – Mar Interior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.