Vino con mucho jiji jaja en su estreno ante la falta de oferta y el hecho de que la gente que podía disfrutarla gratis ni siquiera activaba el servicio. Pero volando bajo el radar, Apple TV+ ha terminado creando un interesante roster de contenido original que poco tiene que envidiar a otros servicios de streaming preocupados en replicar la salsa a cantidades industriales que de en probar cosas al cocinar los espaguetis que luego tira a ver si quedan pegados. Y tirando esos espaguetis ha sacado joyas como las de esta lista.

Beastie Boys Story

Acercarse a Beastie Boys Story no es lo mismo que acercarse al  enésimo documental de música que explora la historia de una banda. Sí,  como en otros del estilo, son los miembros supervivientes los que  cuentan sus propia historia, pero el formato difiere, con dichos  miembros sobre un escenario narrando la historia con la misma  naturalidad que afrontar un concierto del grupo. Por tanto, hay bastante  de película-concierto aquí, pero también se aleja de ello por la manera  en la que se involucra al público y cómo se estructura el show. Los  conciertos de Beastie Boys,  como es de esperar, no se pueden reducir a algo tradicional, pero en la  película vemos una manera de fluir y de interactuar con el espectador  muy cercana a un especial de comedia.

Mike D, Ad-Rock y Spike Jonze  aprovechan lo mejor de los tres estilos para dar un aire fresco y  especial a esta película. Una película que ya tendría su propio valor  por la propia historia de los Beastie Boys, pero lo que la hace especial  es precisamente cómo la cuentan: con poca Wikipedia y mucho corazón.  También mucha honestidad.

Boys State

Perfecto timing de Apple para sacar este documental ahora con  Estados  Unidos al borde del colapso con sus propias elecciones. El  documental de Jesse Moss y Amanda McBaine  no se conforma sólo con alarmar de las  tendencias más peligrosas en la  ya de por si frágil democracia americana  (fácilmente trasladables a  cualquier otra, por otro lado), sino que  hace un meticuloso estudio de  cómo ciertos discursos calan en tiempos  electorales.

Calls

Un diagrama de Vehn entre La dimensión desconocida, un podcast y el reproductor de Windows Media. La serie de Fede Álvarez parte con una idea tan interesante como lo bastante arriesgada para que mucha gente se baje del barco o se vea agotada al intentar seguirla. Pero en su mayor parte, estas pequeñas píldoras de menos 20 minutos ofrecen un buen ejercicio de tensión a través de guión, diseño de sonido y actores, utilizando también de forma fascinante sus grafismos para sembrar ideas que luego se revelan parte del juego completo. Es una propuesta tan fresca y antialgorítmica que acaba entrando muy bien si accedes a jugar con ella.

Defending Jacob

Entra esperando un thriller entretenido aunque algo algorítmico, quédate por el fabuloso desarrollo de la dolorosa duda de no saber si tu niño es un psicópata asesino o no. Este inesperado diamante toca de lleno en zonas muy negras mientras desarrolla su misterio de forma adecuada y, sí, entretenida. Chunga pero elegante. Familiar pero muy arriesgada en el fondo.

Mythic Quest: Raven’s Banquet

Nadie ha sabido capturar mejor la deriva surrealista y tóxica que han tomado los videojuegos AAA y online como la de Rob McElhenney.  Además se topa de primeras con lo más complicado de conseguir para una  sitcom en su primera temporada: una colección de personajes definidos y  que funcionan muy bien juntos y en diferentes combinaciones. Premio extra por conseguir dos de los episodios más celebrados del año: el  quinto, donde se escapan durante un rato del grupo principal en un  spin-off precuela conseguido, y el especial de cuarentena, siendo los  únicos que han sabido hacer uno bien.

Servant

El primer salto de M. Night Shyamalan al terreno de las series tiene muchas de sus claves visuales y narrativas más recientes, además de su decidido amor por dejarte esperando a ver cuál va a ser giro que inevitablemente va a llegar. Pero también acentúa aspectos como una deliciosa comedia negra sobre sus protagonistas pijos e irremediablemente rotos, especialmente destacada en su segunda temporada que justamente se ha desfondado al ponerse a explicar lo inevitable. Pero el tono conseguido en su primera temporada y parte de la siguiente tiene de lo mejor del cineasta, incluso su forma de explorar traumas irreparables.

Ted Lasso

Se ha hecho más necesario que nunca los lugares felices, y quizá de ahí el exitazo de boca a boca que ha sido Ted Lasso, el inesperado mayor reclamo de una plataforma relativamente desconocida (pero que ha dejado mucho producto de calidad a lo largo del año, ojo). Es especialmente inesperado que algo nacido de un spot de broma que ironizaba sobre un entrenador americano sin la menor idea de fútbol europeo sea tan encantador, tan reconfortante y tan… maja. Normalmente se comenta que algo es «majo» para decir que está bien sin pasarse, pero Ted Lasso es tan maja al extremo que es casi contracultural y fascinante.

The Morning Show

La plataforma llegó con esta serie como principal reclamo, con los nombre de Jennifer Aniston, Reese Witherspoon y Steve Carrell bien grandes, y sus primeros episodios, claramente marcados por una reescritura in extremis realizada para ligarla al movimiento MeToo, llegaron con cierta fractura y la sensación de que la serie estaba más para el salseo que otra cosa. Pero ay, cómo va despejando dudas conforme da pasos en cada episodios y cómo poco a poco va revelando más punzante y amarga de lo que aparentaba, especialmente con uno de esos episodios embotellados donde muestra su mejor versión tanto en lo que ambiciona narrativamente como en manejo del tono.

Wolfwalkers

De la mano de Cartoon Saloon, uno de esos pequeños estudios de  animación al margen de los gigantes que acaparan siempre la atención,  este relato folklórico presenta a través de una animación 2D deliciosa  un bello relato de amistad, amor por la naturaleza e indefensión ante la  jerarquía de clase. Incluso aunque discurra por los lugares esperables  de una película así, toca cada aspecto con un mimo y gusto tan  exquisitos que es imposible resistirse.

Artículo anterior‘Saints and Liars’: nuevo adelanto del Intruder de Gary Numan
Artículo siguienteTráiler de ‘Spiral: Saw’: la franquicia de terror regresa de la mano de Chris Rock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.