No cabe duda de que HBO se ha apuntado un enorme tanto con El Visitante, una de sus apuestas fuertes de comienzo del año. Las cifras han acompañado y muchos ya tienen claro que es una de las mejores series de este primer trimestre de 2020, además de una de las mejores adaptaciones de Stephen King en la pequeña pantalla (aunque sea por defecto).

Si te has quedado con ganas de más series de misterio y suspense en la misma vena que la ficción escrita por el magnífico Richard Price (The Wire) y quieres seguir sacándole provecho a tu suscripción a HBO España, aquí te dejamos una pequeña selección de recomendables. Algunas con un componente fantástico similar a El Visitante, otras más realistas, pero todas dignas de echar un vistazo.

Counterpart

Una Berlín dividida, pero no por un muro visible que divide la mitad comunista y la mitad capitalista, sino por unos túneles perfectamente escondidos por el Gobierno que conducen a una realidad paralela donde puedes encontrar a tu imagen especular, donde es idéntica a ti físicamente por diferente en todo lo demás. Desde esta premisa monta una serie de espionaje, intriga y contrainteligencia magníficamente construida y elaborada. Su hermetismo puede ser frustrante de ver, pero la serie nunca renuncia a hacer las cosas a su manera. Y nunca se le puede reprochar que no funcione.

Heridas Abiertas

Se la vendió como la nueva serie de intriga del director de Big Little Lies, Jean-Marc Vallée, y nadie se esperaba un macetazo de gótico sureño más interesado en crear atmósfera (una atmósfera muy deprimente y angustiosa) que en el misterio que hay en el centro. Aún así, es una atmósfera lograda, el trabajo en las tramas es cuidadoso y te transmite la sensación que sientes con la novela (novelas) de Gillian Flynn, y Amy Adams sobresale casi como si no le costase.

Killing Eve

¿Y si el tradicional juego del gato persiguiendo al gato que define la relación entre el policía y el asesino se girase a algo más perverso? Phoebe Waller-Bridge cogió esa tensión que ha definido la mayor parte de thrillers de este tipo, que en ocasiones bordea casi lo homoerótico (hola, Hannibal), y la retuerce con inteligencia y un gusto impecable. También es la serie que introdujo al mundo a Jodie Comer y le dio a Sandra Oh el papel importante que se merecía y necesitábamos, así que es imposible no quererla.

The Night Of

Ya que hemos alabado el trabajo de Richard Price con El Visitante, casi se siente obligación incluir uno de sus trabajos previos con HBO que no sea The Wire. Esta puede ser la serie más agradecida de ver si buscáis algo en la misma onda, porque incluso sin el componente fantástico logra evocar y transmitir muchas de las mismas sensaciones empleando herramientas idénticas: el increíble trabajo de personajes, el demoledor retrato de lo más oscuro de la psique humana colándose en cada rincón, el (mal) funcionamiento de las instituciones y la atención al detalle milimétrica. 

The Sleepers

Una serie checa (sí) donde una mujer y su marido que huyeron de la Checoslovaqui acomunista y en su regreso son atropellados por un coche. Al despertar, su marido ha desaparecido y la serie ya está en marcha y sin frenos. Moviéndose en dos épocas distintas de la unión soviética, muestra los conflictivos mundos entre los miembros de la Seguridad del Estado y sus disidentes.

True Detective

Nos las prometíamos felices con esta serie tras ver su sobresaliente primera temporada. Qué rápido se nos torció el juguete de Nic Pizzolato, pero yo aún mantengo que la segunda temporada tiene un aroma lynchiano que lo hace una respuesta interesante a la primera y la tercera cumplió sobradamente aunque sin alardes. Si quieres hacer una selección de series de intriga y misterio en HBO, casi es inevitable incluirla.

En Hipersónica | Las mejores series de Netflix ahora mismo