Pocas figuras han sido tan esenciales y tan interesantes dentro de la cultura pop como Batman, y a la vista está viendo todas las adaptaciones que se han hecho en la gran pantalla de su figura. También porque directores como Christopher Nolan, Tim Burton, Joel Schumacher, Zack Snyder y ahora también Matt Reeves lo han encontrado una figura fascinante que explorar. Nosotros también lo vemos así, y por eso repasamos una a una todas sus versiones cinematográficas en acción real.

Nota: Se incluye Batman v. Superman del Universo DC, pero no La Liga de la Justicia al ser otra cosa distinta.

9. Batman y Robin (1997)

Quizá la culpa no sea tanto del despiporre (aunque un poco sí también) como que parezca una película bastante barata. Impropio para una producción de estas características que los trajes, los decorados o los efectos parezcan tan pobres, y no es todo culpa de Schumacher ya que demostró mejores resultados con la anterior. George Clooney está un tanto desubicado, pero al menos tenemos un par de chistes de frío buenos de Arnold Schwarzenegger.

Quiso volar muy cerca del Sol, pero se acabó quemando.

Más en Hipersónica | ‘Batman Triumphant’: la quinta película de Batman que iba a dirigir Joel Schumacher y nunca sucedió

8. Batman (1966)

Que no deje de parecer un episodio alargado de la serie de televisión no significa que deje de ser una estimable y sana diversión camp. Colorida, exagerada y deliciosamente despreocupada. Que su posición en la lista no produzca confusión con la diversión que proporciona.

7. El Caballero Oscuro: La Leyenda Renace (2012)

Hipertrófica, desequilibrada y con un Nolan que lo hizo un poco con las ganas justas (y tras mucha insistencia). Tiene puntos satisfactorios como cierre de trilogía, pero a veces se mete ella sola en pozos de los que le cuesta salir (jojo). A favor sus momentos más raros y los de humor ¿consciente? ¿Involuntario? Ese final llevándose la bomba me parece demasiado intencionado como para no hacer referencia a este momento de la peli de Adam West.

6. Batman Forever (1995)

Aunque Schumacher reconoció que le hubiera gustado una exploración más oscura, incluso adaptando algunos de los cómics de Frank Miller, su pasado en el mundo de la moda ayudó a darle un toque estilizado ante lo que sigue siendo una película divertida y estimable. Sus detractores son notorios, y siempre han sido muy ruidosos, pero probablemente sus quejas son más achacables a su continuación más que a ésta, que tiene virtudes reivindicables: Val Kilmer funciona, la introducción de Robin y su historia es muy acertada y el tono exagerado de los villanos, con unos inspirados Jim Carrey y Tommy Lee Jones, va bien con el tono de la película.

Más en Hipersónica | Joel Schumacher en 7 películas

5. Batman Begins (2005)

Su planteamiento realista que se toma muy en serio deja poco espacio a la diversión, pero su historia de origen resulta impecable y el duelo filosófico con el villano es muy jugoso. Es interesante, también, como de una película tan aparentemente cínica con la sociedad es, al mismo tiempo, tan positiva y llena de esperanza (la tesis del héroe es que bastan tres personas buenas para dar la vuelta a una ciudad podrida). Algunas secuencias de pesadilla del Espantapájaros son remarcables, pero la acción de toda la película es horrible tanto en planificación como al montarla (el gran mal de Nolan), además de que estar narrada casi exclusivamente con primeros planos la hacen visualmente muy simple. El tiempo no le ha sentado tan bien.

Más en Hipersónica | ¿Joaquin Phoenix como Batman? Darren Aronofsky explica cómo estuvo cerca de suceder

4. Batman v. Superman: El Amanecer de la Justicia (2016)

Batman v. Superman: El Amanecer de la Justicia (2016)

En realidad, este puesto está ocupado por la versión extendida de 3 horas (el Snydercut), que es la versión que deberíamos haber visto ya que arregla algunos de los problemillas de la versión de cine.

Snyder pone sobre la mesa todas sus ideas sobre los héroes de DC: Superman como analogía de Jesucristo y Batman como metáfora de esa civilización post-11S que ha perdido la fe en los valores puros que representa Kal-El y su cinismo le lleva a tratar de destruirlo antes que otra cosa. Los nuevos dioses en la sociedad actual. Mucha gente se quedó con el momento Martha, y no les culpo, pero aquí hay una película más valiosa de lo que muchas críticas le han querido reconocer, mas reflexiva y ambiciosa en sus temas -aunque nada sutil a la hora de contarlos, aquí todo el subtexto se convierte en texto- que muchas superproducciones que tratan de evitar contar nada para tener una neutralidad transversal. 

La batalla final, llena de ruido y luces intensas, no le hace demasiado favor. Y luego está Gal Gadot como Wonder Woman, una inclusión agradecida. Según te pilla la tarde, el Lex Luthor de Jesse Eisenberg te puede arruinar la peli.

Más en Hipersónica | Las películas del Universo Extendido de DC, ordenadas de peor a mejor

3. Batman (1989)

Batman (1989)

Tras el (prolongado) intento de llevar a Superman a la gran pantalla, tocaba intentarlo con el Caballero de Gotham, y para ello pillaron a un inexperto pero prometedor Tim Burton que logró ofrecer un blockbuster ejemplar. Supo manejar el aura estelar de Jack Nicholson como Joker, acertó de pleno con su apuesta por Michael Keaton (el mejor Batman y el mejor Bruce Wayne) y dio un enfoque diferente sin renunciar del todo al espíritu camp de la serie de televisión. Modélico es la palabra que mejor define este primer acercamiento serio.

2. Batman Vuelve (1992)

Batman Vuelve (1992)

Una vez Warner le tendió una mano más abierta para hacer la continuación, Burton les cogió de la manga. El director impuso más su personalidad en esta película, desde la construcción de Gotham y su diseño de producción hasta las características de los villanos. Incluso el Batman de Keaton parece más criatura rota en un mundo hostil, acercándolo más de lo que cree a los personajes de Catwoman y el Pingüino. Y ya que los mencionamos, que interpretaciones más icónicas de Michelle Pfeiffer y Danny DeVito.

Es una película más osada, que explora más aún los límites de la adaptación superheroica, y lo acerca con mucho acierto al cine fantástico más que al blockbuster de acción. Es una película tan única que resulta algo deprimente que haya quedado más como anécdota y ya no podamos tener atrevimientos así hoy día.

1. El Caballero Oscuro (2008)

Batman El Caballero Oscuro (2008)

Una película que se le pueden atribuir grandes contribuciones al género, pero también precipitó algunas de sus peores tendencias. Muchos ya vieron que superhéroes ya podían ser algo más que entretenimiento veraniego (aunque no es que lo inventase ella), pero también dio pie a películas grandes con tufo oscurete que se tomaban demasiado en serio lo suyo. Y luego están los rancios que la ponen como único referente de cine de superhéroes bien hecho (ya sabéis, esos que pregonan lo que les gusta “el buen cine).

Cosas como esa pueden hacer olvidar las virtudes que claramente tiene: su ritmo narrativo sigue siendo tremendo (ni te das cuenta de que pasan 3 horas), sus tesis está bien armada, las referencias (o copias) a la Heat de Michael Mann mantiene bien la tensión entre los personajes, el Joker de Heath Ledger gana la película sin devorarla o volverse insoportable y el duelo final es un enfrentamiento ideológico donde gana la fe en la humanidad. Hasta le puedes llegar a perdonar que Nolan siga sin saber rodar escenas de pelea cuerpo a cuerpo.

Vamos, todo bien.

Más en Hipersónica | Las películas de Christopher Nolan, ordenadas de peor a mejor

Bonus: Dos películas de animación que son mejores que casi todas las anteriores

Batman: La máscara del fantasma (1993)

Batman: La máscara del fantasma (1993)

Mucho mejor de lo que debería ser una extensión de la serie de televisión. Se permite hacer una exploración profunda de las raíces del trauma del personaje, como este le ha costado para siempre su felicidad y lo cuenta en una fabulosa historia detectivesca clásica. Otras películas de estas selección han tenido un interés más tangencial en la figura de Batman, pero esta profundiza totalmente y eso la hace un verdadero soplo de aire fresco incluso casi 20 años después.

Batman: La LEGO película (2017)

Batman: La LEGO película (2017)

Con el mismo espíritu meta de la primera LEGO Película, así como por una veneración por el personaje similar a la extraordinaria Spider-Man: Un nuevo universo, este ciclón creativo explora también los elementos más torturados del Batman sin dejar de ser una explosión de diversión. Lástima que luego quemaron la idea de las LEGO películas por hacer demasiadas y muy pronto, pero aquí se veía el potencial de la idea.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Rafael P.
Rafael P.
1 month ago

Sólo con ver que ponéis algo de Schumacher por encima de algo de Nolan, el artículo pierde toda credibilidad, rematando más aún poniendo BvsS en un puesto tan alto.

Anonymous
Anonymous
1 month ago

Atrevida pero muy acertada lista

Anonymous
Anonymous
1 month ago

Caballero de la noche, begins, caballero de la noche renace, son las peores

Dari
Dari
1 month ago

Caballero de la noche es la peor