Las películas de Bong Joon-Ho, ordenadas de peor a mejor

Si el cine surcoreano es cada vez más relevante, buena parte de culpa la tienen autores como Bong Joon-Ho y el irreverente soplo de aire fresco que traen su producciones. A Bong en concreto se le quiere muy fácilmente, quizá por tener un tono más jocoso que, por ejemplo, un Park Chan-Wook , por alcanzar un complicado equilibrio entre el cine de autor y la sensibilidad mainstream, y también un poco porque sus películas suelen ser varias pelis distintas en constante colisión y lucha y entre todas ellas al final uno encuentra una que le gusta más.

Por su relevancia, por el estreno tan potente que está teniendo su última obra, Parásitos, y por ser quizá uno de los mejores autores de este siglo, este repaso a su filmografía se hacía necesario.

7. Perro Ladrador, Poco Mordedor (2000)

Resultado de imagen de Bong Joon-Ho Barking Dog
Barking Dogs Never Bite (Bong Joon-Ho, 2000)

Su primer esfuerzo en largo fue esta comedia negra que pasó muy desapercibida en su momento (entre los pocos que se acercaron a ella, incluyendo el Festival de San Sebastián, la reacción fue positiva pero cauta). El paso del tiempo, incluyendo el ascenso en relevancia de Joon-Ho, no ha hecho mucho por poner en valor la cinta, quizá porque, incluso con su audacia, es más estimable que buena. Vale para completacionismo, para ir apreciando los primeros detalles de genio o para disfrutar de una historia sobre secuestrar perros.

6. Mother (2009)

Resultado de imagen de Bong Joon-Ho Mother
Mother (Bong Joon-Ho, 2009)

Tras su exitoso paso por la monster movie, Bong volvió al puro thriller psicológico que le propulsó la carrera, dando un paso más allá haciendo este complejo estudio de personaje siguiendo los pasos de una madre que tiene que demostrar la inocencia de su hijo con discapacidad mental acusado de asesinato. Quizá algo menos juguetona que otros films suyos, pero altamente interesante en la manera de mostrar la investigación y en la interacción entre personajes.

5. Okja (2017)

Resultado de imagen de Bong Joon-Ho Okja
Okja (Bong Joon-Ho, 2017)

El tiempo va a dejar esto como un Bong menor, y quizá con razón, pero no cambia el hecho de que esta historia anticapitalista sobre un cerdo gigante es lo más cerca que hemos estado de clavar una versión live action de Hayao Miyazaki. No todo funciona (aún me pregunto en cuál de las 6 o 7 películas que hay dentro de Okja se creía Jake Gyllenhaal que estaba), pero cuando lo hace es estremecedor. Y es de lo mejor que ha producido nunca Netflix en películas (que sé que no es decir mucho, PERO).

4. The Host (2006)

Resultado de imagen de Bong Joon-Ho The Host
The Host (Bong Joon-Ho, 2006)

A día de hoy sigue siendo la cinta más exitosa de Joon-Ho en su corea natal, y en su momento fue tal exitazo que batió el record de recaudación. También es una cinta que da un paso adelante en su estilo y en manejar los mil géneros que se entrecruzan en ella. Una peli de monstruo profundamente crítica con la intervención militar de Estados Unidos y la burocracia que es capaz de tomarse a guasa incluso los momentos de culebrón reglamentarios en pelis así.

3. Rompenieves (Snowpiercer) (2013)

Resultado de imagen de Bong Joon Ho Snowpiercer
Snowpiercer (Bong Joon-Ho, 2013)

Podría justificar su presencia tan alta con varios argumentos, pero esta anécdota que cuenta Bong ya lo vale todo:

Por otro lado, hay que amar este tornado sin frenos, que va a más en su locura conforme avanza y que para el final se reserva ese final tan a lo “Cena con El Arquitecto en La Fuente” de Matrix Reloaded que te deja desarmado. 

Y luego, es una peli de izquierdas sobre lucha de clases que sucede en un tren, es la peli más Mohorte del universo.

2. Memories of Murder (Crónica de un asesino en serie) (2003)

Resultado de imagen de Bong Joon Ho Memories of Murder
Memories of Murder (Bong Joon-Ho, 2003)

Antes de que David Fincher se llevase halagos por Zodiac (2007), Joon-Ho ya nos deslumbró haciendo un sobresaliente retrato de un asesino en serie elusivo y la frustración del equipo dedicado a investigarle. Cogiendo inspiración del primer asesino en serie de Corea del Sur, Bong profundiza en el thriller psicológico y lo retuerce con su característica comedia negra y algunos saltos de fe que salen bien parados. No hay más que ver su magnífica recepción, incluyendo en taquilla donde fue la película más vista aquel año en su país, salvando a su productora, Sidus Pictures, de la bancarrota.

1. Parásitos (2019)

Imagen relacionada
Parasite (Bong Joon-Ho, 2019)

La sublimación de Bong como autor total, de ese cuyas pelis ya son un género en sí mismo, aunque en realidad sean varios géneros en colisión en búsqueda de la magia. Y lo consigue. Parásitos es una de esas obras tan bien hiladas en su historia y en la forma en la que se cuenta que uno hasta se queda sin respuesta ni defensa posible. Una de esas de las que quieres contar lo menos posible ya que cada sorpresa que ofrece (y son muchas) merece ser destapada por el propio espectador para su deleite y asombro. Una de las pelis del año.