Las películas de Stanley Kubrick, ordenadas de peor a mejor

Tan buen día como cualquier otro