Tan desconcertante como fascinante, la trayectoria reciente de Liam Neeson se ha caracterizado por una reinvención hacia un héroe de acción envejecido, cabreado y con un increíble arsenal de habilidades concretas. Muy pronto llegó al punto donde se vuelve risible lo similares que se han vuelto estos thrillers en los que se ha decidido embarcar, pero lo cierto es que los hay mejores y peores, dada su diferente participación con diferentes talentos. Un camino que comenzó con Venganza y que sigue infatigable ahora con The Ice Road, su último estreno.

Así que vamos a repasar ese camino, lleno de huesos fracturados y muchas familias en peligro.

10. Venganza: Conexión Estambul (2012) / V3nganza (2015)

Cómo es posible que un director que se llama Olivier Megaton (tengo la impresión de que debería escribir el nombre en mayúsculas) es incapaz de hacer continuar esta saga en la dirección de la cruda pero sana y estúpida diversión. En su lugar, tenemos dos secuelas que sólo son estúpidas, enrevesadas de seguir, aburridas y fatalmente ejecutadas. Sus usos del montaje se han convertido ya en un meme, pero de verdad que es horrible ver escenas tan atroces como ésta desarrollarse ante tus ojos.

9. Un ladrón honesto (2020)

En esta peli de Mark Williams tenemos uno de los mejores nombres para un personaje de Liam Neeson (Tom Carter), pero una de las justificaciones más endebles para su venganza: un ladrón de bancos profesional (muy profesional, parece casi personaje de Michael Mann) que no gasta el dinero que roba (es sólo para pasar la disfunción eréctil) y quiere pasar a una vida limpia por una mujer de la que se enamora. Pero en su camino de hacerse legal se topa con una serie de agentes del FBI corruptos (y en ocasiones bastante torpes) que se quieren llevar sus millones. Suma una ejecución blanda y tienes una de las más prescindibles de la lista.

8. Venganza bajo cero (2019)

Aquí tenemos uno de los intentos de romper más la fórmula por parte de Neeson. Se junta con el noruego Hans Petter Moland, que quiere darle un giro hacia la comedia negrísima mientras trata de hacer un profundo drama sobre el duelo que, entre medias, te cuela segmentos de Neeson cargándose a gente. Es una idea interesante, que además quiere darse legitimidad fichando a Laura Dern como La Mujer (en estas pelis sólo suelen tener presupuesto para una), pero no aterriza y queda algo disfuncional.

7. Sin identidad (2011)

Aquí ya entra en acción Jaume Collet-Serra, que se vuelve su principal colaborador en este género (cuatro películas juntos) además del artífice de la consolidación de la fórmula que termina siguiendo, y luego se van volviendo más efectivos con cada película, además de variar más con las premisas. Aquí intenta un juego de humos y espejos con la pérdida de memoria y desconfianza total en casi todo lo que nos cuenta cada personaje. No se gana del todo la suspensión de incredulidad, y además luego pulirían mejor la fórmula.

6. Non-Stop (Sin escalas) (2014)

El género de aviones es algo muy poco explotado por Hollywood, a pesar de lo sencillo que es hacer una que funcione de perlas. Al fin y al cabo, es fácil crear urgencia cuando metes a un grupo de personas en un aparato metálico volador del que no pueden escapar, y desde ahí puedes ir subiendo la tensión con elementos sencillos. Aquí se lo curran, con Neeson siendo el policía infiltrado que tiene que salvar la situación. Algo imperfecta, pero es muestra de la buena sociedad con Collet-Serra.

5. Venganza (2008)

La película que lo empezó todo. “Tengo una serie de habilidades concretas, habilidades que he adquirido en mi vida profesional. Habilidades que pueden ser una pesadilla para gente como usted”. Un discurso de leyenda bien vendido que se ha vuelto la piedra fundacional de un género, el género de Liam Neeson.

Xenofobia aparte, la película sabe transformar a su actor por completo, moviéndole por distintas situaciones en un competente ejercicio de thriller de investigación/búsqueda del tesoro (o de la hija desaparecida). Algunas secuencias de acción son mejorables, pero sabe qué teclas tiene que tocar para funcionar.

4. Una noche para sobrevivir (2015)

Lo que tienen estas películas es que también son una interesante ventana a los pecados que Neeson quiere expiar, intencionadamente o no. Haber sido un marido mejor, superar sus problemas con el alcoholismo, ser un mejor apoyo para sus hijos. Aquí tienes un poco de todo mientas Collet-Serra pinta todo de cine neoyorquino setentero tan sucio como explosivo. Fascina también un reparto tan cargado, con Ed Harris, Joel Kinnaman, Vicent D’Onofrio, Bruce McGill y Common, todos en su perfecto lugar.

3. Infierno blanco (2011)

Aquí rompe un poco más con todo, ya que el film del siempre reivindicable Joe Carnahan se mete de lleno en el terreno del cine de supervivencia. Sin embargo, es un fabuloso ejemplo de cine de supervivencia, de ir creando minuciosamente el peligro y buscar instantes humanos en su camaradería masculina. Por momentos es también un interesante ejercicio autoral que la vuelve una de las películas más injustamente ignoradas de la última década.

2. El pasajero (2018)

Antes hablábamos de la facilidad de generar urgencia y tensión al meter un grupo de personajes en un avión amenazado. No es lo mismo hacerlo en un tren, pero puedes salir más triunfador si juegas bien las cartas como hace ésta: un salto mayor al cine de investigación, una exploración de la psique humana que a veces se atreve a pisar los límites de la corrección política, y una mejor perforación de los personajes secundarios a investigar. Así, se consigue una película que va a todo tren (perdón) que está a la altura de su molón nombre original: THE COMMUTER.

1. Caminando entre las tumbas (2014)

Es uno de los films más atípicos de toda la lista, con Neeson cumpliendo un rol distinto y un tono tremendamente negro y casi desprovisto de cualquier resquicio para la esperanza. Es un film crudo, pero arrebatador, bien trazado en todo momento por un Scott Frank que saltaba al rol de autor total después de décadas siendo uno de los guionistas más brillantes del sistema de estudios de Hollywood. Aquí olvídate de fórmulas, es un thriller clásico que te corta en canal como un cuchillo afilado.

Artículo anteriorLa familia al rescate: ‘Fast and Furious 9’ salva la taquilla estadounidense y se acerca a ser la película más exitosa de 2021
Artículo siguienteLa ambiciosa adaptación de ‘Fundación’ de Apple TV+ desvela un potente tráiler y su fecha de estreno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.