No hay género musical más adecuado para representar la destartalada época que estamos viviendo que el grindcore, tan caótico y desbarrado como todo lo que nos viene pasando de un tiempo a esta parte. La nueva normalidad necesita una banda sonora a la altura de las circunstancias, y no se me ocurre otra mejor que esta.

Lo de las mascarillas: Nasum – The Masked Face

Primero no servían para nada, luego sí, ahora sí pero déjame que tú no sabes. Lo que hemos aprendido de mascarillas en Occidente durante estas semanas no se lo vio venir nadie. Póntela, pónsela y hazte a la idea de que estaremos con ellas para rato.

Lo de las cacerolas: Napalm Death – Thanks for Nothing

Nada más bonito que poder protestar cuando a uno le venga en gana, pero es cierto que hay demandas ante las que más bien da la risa. Pero eh, por intentarlo que no quede. Refunfuñar es democracia.

Lo de la policía de balcón: Pig Destroyer – Army of Cops

Estos no eran los héroes que necesitábamos, pero probablemente sí los que nos merecemos. El balcón como nuevo modo de expresión, demostrando una vez más que el ser humano nunca deja de sorprender, especialmente cuando tiene mucho tiempo libre.

Lo de la curva: Daughters – Pants, Meet Shit

La charla sobre la curva y sus múltiples interpretaciones ha sido, como poco, para cagarse en los pantalones. Especialmente si te paras un momento a pensar en lo que hay detrás de esa gráfica que unos y otros se han dedicado a arrojarse a la cara.

Lo de los bulos: Agoraphobic Nosebleed – Information

¿Pensabais que en España nos íbamos a librar de esto? Con lo que nos gusta a nosotros que nos cuenten lo que nos interesa y darle luego al botón de compartir. Han llegado para quedarse, y no podían haber encontrado mejor caldo de cultivo.

Lo del confinamiento:  Wormrot – Descending into the Unknown

¿Y tú cómo lo has llevado? Entre propósitos largamente pospuestos, maratones audiovisuales, empachos de información y sobredosis de incertidumbre, más nos vale que no se nos olvide esto. Para intentar que no nos vuelva a pasar, más que nada.

Lo de la desescalada: Acxdc – Overstimulated

Nos empiezan a abrir las puertas del corral y vamos ya a salir como miuras, porque así somos nosotros. Y si lo piensas, es normal, no veas tú las ganas que había de estirar las piernas. La cuestión ahora es que lo sepamos llevar, porque dar marcha atrás nunca gusta.

Lo de las cifras: Terrorizer – Storm of Stress

Muchos números, actualizados al minuto, en titulares con mucho cuerpo de letra. Y ninguno bueno. La nueva droga es el botón de actualizar y los medios se han asegurado de que tuviéramos dosis de sobra.