Tras unas cuantas semanas echando la vista atrás a lo mejor de la década y lo mejor del año pasado, toca echar un vistazo hacia adelante, a lo que nos espera en 2020. Con suerte, tendremos otra buena cosecha de sorpresas y grupos inventados guays, pero mientras llegan tenemos nuestros ojos puestos en estos 15 grupos que pueden (o no) sacar disco este año, o que tienen confirmado lanzamiento. Un poco de todo, aunque seguramente falte ese grupo que tanto te encanta, así que no olvides soltar tus improperios porque falta X.

Andy Stott

Uno de los productores más finos en el mercado, que ya hará cuatro del estupendo Too Many Voices. A finales del año pasado volvió a asomar la patita con un EP, así que se está preparando el tomate para un nuevo disco. Hay que estar atentos siempre, ya que hablamos de un seguro de vida.

Angel Olsen

Mejor disco de 2016, top 5 el año pasado con All Mirrors. Cómo no tener todas las ganas de otro disco de Angel Olsen. Ya ha anunciado una segunda parte de All Mirrors, volviendo al estilo acústico. El giro hacia Kate Bush fue una sorpresa agradable y una dirección interesante, pero si decide que lo que pide la otra cara del disco es volver a los orígenes, adelante. Hasta ahora no nos ha fallado.

Car Seat Headrest

A ver.

¿Necesito añadir algo más?

The Cure

No tengo especial esperanza en que The Cure vuelvan a hacer otro discazo inapelable. Leñe, si hacen un 4:13 Dream ya me parece best case scenario. Pero hay curiosidad morbosa por ver qué son capaces de ofrecer Robert Smith y compañía a estas alturas. Y si no es humo aquello de sacar tres discos seguidos, esto puede ser muy divertido.

Deftones / Mastodon

Ante la imposibilidad de descartar por completo ninguno de los dos, ambos van a compartir el puesto de «banda de metal que no falla nunca» de esta lista. El nombre de la cuota lo explica todo. Ellos mismos también se explican muy bien solos.

IDLES – Toneland

Creo que aún no me he terminado de recuperar del pepinazo sorpresa que fue Joy as an Act of Resitance, uno de los mejores discos de 2018. En poco tiempo, los de Bristol se han convertido en imprescindibles, así que tenemos todas las ganas de escuchar Toneland y ver qué se cuentan ahora. El listón alto.

Kelly Lee Owens

En su momento, su debut fue uno de los discos de electrónicas de aquel año. Un buen ejemplo de jugar con los sonidos, las texturas, de crear ambientes únicos y sugerentes. Puede ser el inicio de una carrera prometedora o un golpe de gracia. Tendremos ocasión de comprobarlo este año.

Kendrick Lamar

Lleva una racha de discos increíbles. No sólo increíbles, imprescindibles. Es difícil no hablar de él como uno de los artistas de la década (yo creo que no hay ninguna duda). Que exista la posibilidad de otro disco nuevo suyo debería ser motivo de celebración.

The Killers – Imploding The Mirage

The Killers no es la clase de grupo del que espere ya un disco nuevo que sea bueno, pero eso ya es secundario con ellos. Brandon Flowers ha alcanzado bastante autoconsciencia de la clase de grupo que son, qué se espera de ellos, y juega con ello, algo que Muse nunca ha terminado de comprender. ‘The Man’ y un par de singles más mostraron que lo tienen, que pueden ser maravillosamente horteras e infinitamente divertidos. Que no lo pierdan.

The Men – Mercy

Una de las inclusiones de última hora, pero de las más ilusionantes. Su último disco no terminó de ser, precisamente, ilusionante, y su último tema es más «atmósfera» que un «jitazo» per se, pero es interesante la fase en la que están entrando como grupo, y tengo curiosidad sobre qué clase de disco puede ser Mercy y cómo encaja en su discografía.

Nine Inch Nails

Torreznor vuelve, después de un largo y productivo periodo con las bandas sonoras. Es difícil tener sensaciones positivas después de Hesitation Marks, pero desde entonces ha hecho una serie de EPs que han volvado bajo el radar y han experimentado de forma interesante con el sonido NIN. Así que sí, por qué no esperar cosas positivas de este nuevo disco.

Rolling Blackouts C.F.

No podemos estar mucho tiempo sin nuestra dosis australiana. Uno de los grupos más interesantes y, al mismo tiempo, majos que han salido recientemente de la escena indie pop de la zona, con un fabuloso último disco. Por supuesto que estos son de los que más ganas tenemos de escuchar.

Run the Jewels – RTJ4

Dieron mucho muy rápido, así que se siente que ha pasado mucho tiempo desde su último esfuerzo. Ya van a hacer más de tres años desde RTJ3, así que ya va tocando. EL-P ya ha confirmado RTJ4 para este año, y que va a molar. Si lo dice él, me lo creo.

Steven Wilson

La trayectoria en solitario del antiguo líder de Porcupine Tree durante la pasada década ha sido una de las mejores cosas que le ha pasado al progresivo durante la misma. Y siempre experimentando, siempre probando una nueva cosa en cada disco. La nueva década se presenta prometedora, especialmente si tenemos a un gurú como Steven Wilson buscando formas de desafiar a la audiencia y a sí mismo.

Woods

Esto no puede ser una lista hipersónica sin Woods. Hace poco han confirmado que este año regresarán con nuevo disco, lo cuál es una de las noticias del 2020. Jeremy Earl y compañía nos han acostumbrado a cierto nivel de excelencia que ya damos un poco por sentada, y esperamos que se mantenga en esta próxima obra.