Metallica: su discografía, ordenada de peor a mejor

Es increíble la cantidad de vueltas que podemos a hacer con una carrera, en el fondo, de la que se podrían llegar a conclusiones bastante unánimes. Sin embargo, con Metallica siempre hay matices, aspectos sobre los que volver y hacer una nueva reflexión, y quizá por eso siguen siendo una de las bandas más tochas del planeta.

Igual no es el momento que más pida un repaso de la discografía del grupo, pero voy a tira de ese cliché tan recurrido (y conveniente) del “siempre es buen momento para hablar de ellos”. Pero sólo sus discos de estudio, excluimos el S&M y el disco de versiones por ser menos pertinentes, al igual que al Lulu que sacaron con Lou Reed, porque no hay ni Dios que se quiera volver a tragar Lulu.

10. St. Anger (2003)

Resultado de imagen de metallica st anger

Eso sí, qué magnífico This Is Spinal Tap nos dejaron, yo sólo por eso creo que ha valido la pena.

9. ReLoad (1997)

Resultado de imagen de metallica reload

Se dice que entre las mejores canciones del Load y este te sale otro álbum sobresaliente de Metallica, pero no tengo claro cuántas canciones tocaría incluir de este. Tiene algunos de sus singles más conocidos y queridos (‘Fuel’, ‘The Memory Remains’) pero el resto son canciones pesadas que no esconden demasiado bien que están descartadas del otro disco. Vamos, que por este si se merecían unos cuantos de los palos que les cayeron.

8. Hardwired…To Self-Destruct (2016)

Resultado de imagen de metallica hardwired

¿No es irónico que un disco doble dure casi lo mismo que la mayoría de discos normales de la lista? Uno de los problemas de Metallica es que nunca parecen tener claro cuánto es suficiente. A este disco le pasa justo eso y lastra el que precisamente es uno de sus mejores valores: es el disco que más repasa todas las etapas de la banda, porque hay continuación del recuperado thrash en su predecesor, pero también hay momentos que emulan lo mejor de la era Load/ReLoad. Hay canciones que superan notablemente lo de Death Magnetic, pero hay también otras tantas que son un tanto mediocres. Un disco satisfactorio, pero nunca tanto como podría llegar a ser.

7. Death Magnetic (2008)

Resultado de imagen de metallica death magnetic

El comentado regreso de Metallica al sonido más clásico. Los fans acérrimos agradecieron que volviera el thrash metal mientras que muchos otros detractores argumentaron que esto era la declaración de que la banda se había quedado sin cosas que decir artísticamente. Se ha discutido mucho la producción (creo que podríamos acabar antes diciendo que la mitad de los discos del grupo tienen una producción de mierda), pero siempre lo he visto más sólido en la composición de lo que mucha gente le ha querido reconocer. Aunque puedo estar de acuerdo en que no tiene sentido que algunas canciones estén tan alargadas.

6. Metallica (The Black Album) (1991)

Resultado de imagen de metallica black album

Igual que se fue demasiado duro con la época del Load por el rupturismo, igual se fue demasiado benevolente con su álbum homónimo por ser el último considerado, digamos, “bueno”. También tiene varias de sus canciones más populares, pero no necesariamente las más brillantes. No me malinterpretéis, el álbum es bueno, tiene sus hallazgos y cosas estupendas (personalmente destaco el combo ‘The Unforgiven’ y ‘Wherever I May Roam’). También es el primer disco donde se les empieza a ir la mano con la turra (vease esa segunda mitad que se resiente y ya se sostiene menos que sus discos duren una hora).

Por supuesto, es estimable, pero necesita tanta reivindicación como las pelis de Marvel ante las críticas de Scorsese.



5. Load (1996)

Resultado de imagen de metallica load

Quizá sea hora de ponerlo en valor como se merece. Ahora que estamos cerca de que cumpla los 25 años ya somos lo bastante maduritos para apreciar uno de sus trabajos más diversos e interesantes, un poco desmadrado por el número de temas y la duración (sí, algo con lo que me puse mimimimi con el homónimo), pero compensado precisamente por la diversidad de matices, la solvencia de casi todas las canciones y la valentía de una banda dispuesta a tomar una decisión creativa a pesar del coste (la reacción del grueso duro de la fanaticada).



4. Kill ’Em All (1983)

Resultado de imagen de 1983 kill em all

La definición de un puñetazo directo al estómago (o directo al trasero, si tenemos en cuenta el título original del álbum). Uno esperaría que su carácter más sencillo y crudo palideciera ante el refinamiento de la fórmula que llegaría no demasiado después, pero no. Sigue siendo rabioso, sigue lleno de fervor juvenil y esa capa de óxido que da el tiempo hace sus golpes más contundentes.



3. …And Justice for All (1988)

Resultado de imagen de metallica and justice for all

Nos podríamos detener en el eterno debate sobre la producción (de todos modos, el paso del tiempo tampoco es que deje en muy buen lugar muchos sonidos clásicos), pero estaríamos dejando de prestar atención a lo importante. Ante la catastrófica situación que le precedió, con la muerte de Cliff Burton en un accidente de autobús, este era el disco que Metallica tenía que sacar. Es un disco oscuro, en cierta medida roto y desesperado, y es un disco que lleva a la máxima expresión los Metallica más elaborados y ambiciosos en la composición. Ya no es que el sonido esté refinado, dándose cuenta de que el thrash metal ya no iba a dar más de sí en esa época y deciden llevarlo hasta sus últimos extremos, sino que sus ambiciones progresivas abrirían una puerta por las que bandas más puramente progresivas podrían pasar y dar el salto al mainstream.



2. Ride the Lightning (1984)

Resultado de imagen de metallica ride the lightning

Se puede hacer un buen caso para hablar aquí de su primera obra maestra. Incluso en algunas otras listas este disco podría estar en primer lugar, y honestamente no me parecería ninguna locura. El salto adelante estilística y compositivamente es notorio, pero además cuenta con uno de sus cancioneros más completos y brillantes, donde la única que resulta un poco más random es ‘Escape’ pero el resto la compensan con creces. ¿Estoy a tiempo de poner un doble primer puesto?



1. Master of Puppets (1986)

Resultado de imagen de metallica master of puppets

Ya es imposible discutir su condición de monumento del género y de cima de la banda. Y digo ya, porque entonces era más fácil. Aquí dejo una de las (pocas) críticas mediocres que tuvo, la de Robert Christgau, para que os divirtáis un rato, yo me pongo mientras ‘Disposable Heroes’ por enésima vez.

“I feel at a generational disadvantage with this music not because my weary bones can’t take its power and speed but because I was born too soon to have my dendrites rerouted by progressive radio. This band’s momentum can be pretty impressive, and as with a lot of fast metal (as well as some sludge) they seem to have acceptable political motivations — antiwar, anticonformity, even anticoke, fine. But the revolutionary heroes I envisage aren’t male chauvinists too inexperienced to know better; they don’t have hair like Samson and pecs like Arnold Schwarzenegger. That’s the image Metallica calls up, and I’m no more likely to invoke their strength of my own free will than I am The 1812 Overture’s. B-

https://www.robertchristgau.com/get_album.php?id=5460