El metal es salud. Aparentemente en sentido literal. Según un nuevo estudio científico publicado la pasada semana, podría existir una relación beneficiosa en la escucha de música Metal en relación a la salud cardíaca. Concretamente, en la reducción tanto de la tensión arterial como del ritmo cardíaco en sujetos con estrés.

El estudio, conducido por la clínica turca Vera Clinic (que sí, hacen trasplantes de pelo y rinoplastia), reclutó alrededor de 1.540 adultos de entre 18 y 65 años, haciéndoles pasar por diversas pruebas de estrés. Los sujetos escuchaban diversas playlists de Spotify, cada una centrada en géneros distintos, y se estudiaba sus respuestas psicológicas.

Según los datos recogidos por el estudio, alrededor de un 89% de los sujetos estudiados presentaban un descenso en la tensión arterial al escuchar Heavy Metal. También se apreciaba un descenso en el ritmo cardíaco en alrededor de un 18% de los pacientes. Según el científico que lidera el estudio, los resultados «tienen sentido médicamente», ya que «se observa que la música rabiosa puede ayudar a los oyentes a procesar sus sentimientos y, como resultado, obtener mayor bienestar».

No obstante, aunque el metal fue de los que mejor resultado presentó a la hora de medir las respuestas, el género musical que mejores resultados obtuvo fue el Pop ochentero: un 96% de los participantes presentó un descenso en su tensión arterial y un 36% mostró una reducción en su ritmo cardíaco.

¿El que peor funcionó? Aparentemente el Techno: un 78% tuvo un aumento de su tensión sanguínea y sólo un 22% mostraron reducción. Sí, ya le hemos puesto un monitor cardíaco a Ferraia para controlar que todo esté en orden.

VíaGuitar World
Artículo anterior«Suena democrático, pero no lo es»: Martin Scorsese alerta del peligro que tiene hablar de «contenido» al hablar de cine
Artículo siguienteFortitude: lo nuevo de Gojira sale en abril y ya tenemos su primer single

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.