Mono / The Ocean — Transcendental

La unión de hoy no es la más extraña y peculiar que existe, más bien es una unión lógica más allá de que las dos agrupaciones involucradas giren juntas. Unos, una banda japonesa de post-rock muy emotivo y canónico. Los otros, unos alemanes más metálicos y con cierta querencia por lo progresivo. Ambos se cruzan en el split Transcendental (Pelagic, 2015). Empecemos analizando la parte de Mono, una pieza de once minutos que sigue el ABC de una banda como esta. ‘Death In Reverse’ juega con instrumentos que tocan notas bonitas para luego conducir al casi inevitable crescendo en la intensidad para de nuevo bajar las revoluciones. Nada nuevo, pero tampoco especialmente destacable para un grupo como este.

6.3/10

Y cuando cabría esperar que The Ocean aportaran la parte más movida y más bruta del split -y en cierto modo así es-, no termina llegando a ser un contrapunto total con sus acompañantes. En ‘The Quiet Observer’ se acercan a la parte más post y calmada de su sonido, con algún ramalazo más pesado, pero sin ofrecer un resultado más consistente durante sus doce minutos y medio. No observamos la mejor versión de ninguna de las dos bandas en Transcendental, un trabajo sin mucha pena ni gloria que no tiene pinta de que vaya a pasar más allá de la mera curiosidad. Podemos encontrar fácilmente otros álbumes más interesantes y llamativos en el post-rock salidos este año.