Sé que una vez entrados ya en 2011, no tiene mucho sentido hablar de discos de 2010, y menos si éstos han sido recopilatorios. Pero también es cierto que la década, si somos estrictos, acabó con el 2010 (y no con el 2009, que nos puede el ansia de las listas), y los grupos de los que voy a hablar significaron bastante en esta década.

Y sí, es posible que esta entrada hubiese dado algunas ideas como regalos en estas Navidades, pero no te preocupes, que estos discos no pasarán de moda, en apenas un mes ya está ahí San Valentín, y dentro de dos el día del padre… y siempre surgen oportunidades para comprarlos y compartirlos, o quedártelos egoístamente y disfrutar con ellos. ¿Preparados?

The Coral — The Best Of

Uno de los grupos que siempre han tenido buenas críticas y referencias de otros músicos de pedigrí (Noel Gallagher, Arctic Monkeys,…), pero que, sin embargo, nunca han sido éxito de ventas. Incluso otras bandas de menor entidad (a mi parecer) como los Zutons le han robado muchas veces el protagonismo y, sin embargo, pocos pueden presumir de haber conseguido un sonido tan característico, que conserva la esencia del pop británico pero en la que siempre destacan la psicodelia y unas austeras y espasmódias estructuras sixties. Pero en el fondo, siempre me han transmitido la impresión de que siempre habíamos esperado más de ello de lo que podían ofrecer, quizá lastrados por su excelente single de debut, ‘Dreaming on you‘.

En esta compilación, vemos que la selección nos deja un gran repertorio, aunque no sorprende demasiado que medio tracklist lo constituya The Invisible Invasion, quizá el álbum en el que la producción depuró el blues de Magic and medicine y que aportó la entrega más uniforme, rockera y consistente del grupo, con jitazos incontestables como ‘In the morning’, ‘Arabian Sand’ o ‘Something inside of me’. Dejando fuera el posterior Butterfly house (también de 2010), nos queda la sensación de que posiblemente nunca sacarán un disco de sobresaliente, pero que tienen el suficiente talento para aportarnos entregas notables con cierta periodicidad. Aunque duele comprobar que ya los catalogamos como segundones, arrastrando el relevo de otros grupos en los que beben en su sonido (como los Kinks) o con los que comparten algunas similitudes (The Charlatans, Travis). Just find a feeling, pass it on.

http://www.youtube.com/v/KRy8N1P1EUI?fs=1&hl=es_ES

Vídeo | Youtube

Escúchalo en | Spotify

Doves — The Places Between: The Best of Doves

En su trayectoria, cuatro discos impecables, en los que han conjugado la épica, la grandilocuencia y el pop melancólico, desde el más orquestal e introspectivo Lost souls hasta el más pop y aseado Some cities, pasando por el más expansivo y contagioso The last broadcast o el sólido e inquieto Kingdom of rust. En todos ellos, tremendos hallazgos, pero que se limitan a un escueto tracklist de sólo 14 temas más el inédito (y tremendo) ‘Andalucía‘ son algo escaso para representar la grandeza del grupo.

Proporcionalmente recae más peso en los dos primeros álbumes, no sé si reivindicando una época en la que, aún siendo bien tratados por la crítica, quizá hubiese sido un buen momento para explotar y que el público se hubiese quedado con ellos, y no con Chris Martin y los suyos. Luego, claro está, vino la tropelía de los grupos de chavalines británicos que, tras la añada del 2005 (Franz Ferdinand, Mäximo Park,…) apartaron de los charts a los grupos que no pegaban frenéticos y/o bailables guitarrazos. Y es una lástima. Porque ya me diréis qué grupos pueden presumir de tener un repertorio tan ideal para sonar en conciertos nocturnos al aire libre como ‘Words’, ‘Catch the sun’, ‘Sea song’, ‘There goes the fear’, ‘Pounding’ o ‘Caught by the river’. Esperemos que no suponga el fin de su actividad como grupo y que regresen a su trono del pop melódico.

http://www.youtube.com/v/3RxGcU2g7OI?fs=1&hl=es_ES

Vídeo | Youtube

Escúchalo en | Spotify

Oasis — Time Flies (1994–2009)

En 2009 recuerdo dos SMS recibidos musicales con dos noticias fatales (ambos de la misma persona), que me dejaron impactado. Uno, la muerte de Michael Jackson. Otro: la separación de Oasis. También a principios de ese año, una llamada que no olvidaré: no me saludaron desde el otro lado, pero empezaban los acordes de ‘The masterplan‘, y sonó la canción entera. Al terminar, colgué. Me maldecía por tener al día siguiente un examen (Psiquiatría, no lo olvido) y no haber estado en Madrid en ese concierto. Y recuerdo que por tener mi novia otro examen en marzo no fuimos a verlos en París. Y cuando se separaron, se llevaron el grupo que me fascinó en la infancia (ver cómo en la Eurocopa del 96 -cuando España jugaba al patadón-chispúm de Clemente-) los estadios cantaban sus canciones es un recuerdo imborrable) y que ya de adolescente, se convirtió en una de las razones de mi melomanía.

Vale, dejando mis justificaciones personales de turno, ahora va mi teoría sobre trayectoria: la banda de rock más excitante de los 90, que alcanzó una categoría mayúscula con sus dos primeros y fantásticos álbumes, fue la mejor banda del mundo hasta que Noel Gallagher cedió parte del control de la banda, ya fuera por el exceso (reconocido) de consumo de droga durante el interminable (pero aprovechable) Be here now o por, desde entonces, ceder para que otros miembros del grupo también incluyesen canciones, y creo frenasen sus ganas de cambiar el sonido de la banda. Nos perdimos quizá una colaboración más estrecha con los entonces brutales Chemical Brothers, el interés por la electrónica más sutil (que se sugiere en Standing on the shoulder of giants), el disco que grabaron (y nunca publicaron) con Death In Vegas… y “ganamos” discos decentes de rock reconocible, pero previsible y en el que la sombra de sus años 1994–1996 era demasiado alargada.

Recoge lo que Oasis han grabado, pero no lo que han significado. Y a la vista de su evolución, ojalá se hubiesen separado tras Knebworth, dejando una trayectoria inmaculada y un recuerdo imborrable, y no se hubiesen arrastrado como un grupo sólo decente. Y, al mismo tiempo, ojalá vuelvan a hacer otra gira como Oasis y yo pueda verlos.

http://www.youtube.com/v/nGQq_U1L8Bo?fs=1&hl=es_ES

Vídeo | Youtube

Escúchalo en | Tu casa. No he encontrado ninguna plataforma de streaming para que podáis escucharlo. Pero casi mejor hazte con el DVD There and then (en directo, y en serie media), y maravíllate con lo que fueron.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments