(Foto: Diego336)

Segunda parada en mi lista personal de canciones imprescindibles de 2010, y siete nuevos temas de los que hablar y sobre los que, si queréis, discutir… o no, o ponernos de acuerdo y disfrutarlos por igual.

En este segundo post hay sorpresas que no esperábamos, nombres que sí sabíamos que iban a hacer algo interesante, grupos de los que esperábamos más, pero de cuyos discos siempre hay algo que salvamos y otros de los que, a partir de ahora, siempre esperaremos lo máximo. Recordad, todas las canciones podréis escucharlas en la lista Spotify que pusimos en marcha con el primer post y también en la de Enrique Sanz, uno de nuestros comentaristas.

Gigi — No, My Heart Will Go On

Gigi han sido el chute sesentero de la temporada. Canadienses apasionados por Ellie Greenwich y compañía, lo que idearon Nick Kgrovich y Colin Stewart es casi un proyecto de pop de laboratorio, con múltiples colaboraciones, lo que los acerca tanto al estilo de grabación de las Girl Groups a las que homenajean como a ese God Help The Girl con el que Stuart Murdoch pasa el tiempo entre disco y concierto de Belle & Sebastian.

Pero Maintenant, su disco debut, va mucho más lejos de lo que Murdoch plantea. Si éste se queda en agradable y poco más, Gigi consiguen tocar la fibra y transportarnos, por un rato, a una época que quizás no fuera tan camp y tan naif como nos parece, pero que cuando suena así es irresistible. Uno de los escasos momentos en los que la nostalgia es de verdad un arma: puesto que nunca viviremos aquellos (maravillosos) años, mejor es reimaginarlos como si fueran nuestra única vía de escape.

http://www.youtube.com/v/rpKbdwRCgzQ&hl=es_ES&fs=1

The National — Bloodbuzz Ohio

Bloodbuzz Ohio‘ es justo eso: un golpe de genio de The National, un single fantástico y que se te pega aunque no quieras, una canción que es a la vez ligera, potente, frágil y severa. Hay otros grandes temas en High Violet, pero la sensación que deja el single es muy difícil de superar.

http://www.youtube.com/v/yfySK7CLEEg&hl=es_ES&fs=1

Dum Dum Girls — Jail La La

Foto: Man Alive!

El trío no aporta nada a ese indie con fijación por a) el Psychocandy de Jesus & Mary Chain y b) los girl groups de los 60. Tampoco es que se lo pidiéramos: se trata de hacer canciones con irresistible gancho pop a las que se les pasa una lija sonora. Para ambas cosas hay madera, aunque de I Will Be esperásemos mucho más.

http://www.youtube.com/v/EMy4CceeBgA&hl=es_ES&fs=1

Beach House — Norway

Responsables del momento más gafapasta jamás vivido por Gallego y también de unos de los llenazos del pasado Primavera Sound 10, Beach House han vivido en 2010 su confirmación, pese a que yo insisto en que no hay tal salto de calidad en su último disco, Teen Dream, respecto a los otros dos, que ya eran muy buenos. Afortunadamente nadie me escucha y, gracias a eso, Beach House han pasado a jugar en otra liga.

En ‘Norway‘, frente a otras grandes canciones de su último disco como ‘Used To Be‘, no tienen miedo en ponerse más ambiciosos que nunca y, gracias a ello, dan con su single masivo, porque triunfe o no, parece complicado ser más accesible, emocionante e intenso, todo junto y a la vez, que aquí. Sin dejar de ser ellos mismos, claro.

The Radio Dept — Domestic Scene / Heaven’s on Fire

Foto: Kudumomo

En sus manos está una de las discografías más deliciosamente retro de la última década (retro reciente, de los 90, pero retro al fin y al cabo) y The Radio Dept saben dónde funcionan mejor: en la intimidad del dormitorio, creando épica dreampop para jóvenes sentimentales.

Precisamente por ellos se podía esperar maravillas de Clinging to a Scheme, pero el grupo se quedó a medio camino de algo que buscaban, como si hubieran intentado grabar el disco perfecto y se hubieran quedado mirando a las musarañas en varios momentos del trabajo en el estudio.

http://www.youtube.com/v/iXbBT0ZNr5s&hl=es_ES&fs=1

Best Coast — Something In The Way

Foto: Parttimemusic

A Betthany Cosentino la conocíamos por Pocahaunted, pero los que tragamos con dificultad algunas de las excentricidades de Not Not Fun no esperábamos que de repente a la chica le entrase la vena pop. Ya a finales de 2009 dejó muestras de su nuevo camino,y desde entonces ha estado levantando admiraciones y resquemores allá donde va con Best Coast.

Yo soy de los que arquean la ceja con la Cosentino: me parece que le falta un hervor para ir más lejos que otros en su revisión del indie-pop lo-fi. Eso quitando que su lo-fi suena precisamente a estudiado y rebuscado, no a obligado por necesidad o por creatividad, sino por necesidad del zeitgeist… algo que o sirve para hacer canciones muy buenas o me cabrea mucho.

Something In The Way‘ lo es (muy buena, además de muy veraniega) y las que le acompañan en el single también. Su disco queda como un veremos en toda regla.

Titus Andronicus — A More Perfect Union

Foto: Amanda M Hatfield

El mejor corte de indie-rock según las enseñanzas de Dinosaur Jr. de este 2010. Si en otras canciones, Titus Andronicus apelan a la fiesta, o a la taberna, o incluso a mezclas más sutiles, como esa jarana dolida que hay en ‘Richard II’, en ‘A More Perfect Union’ unen a J Mascis con una marcha militar, con unos coros a lo Arcade Fire y con una voz cazallosa a más no poder.

Los siete minutos del tema que abre The Monitor son el triunfo del exceso de una banda que se pasa el zen y el minimalismo por el arco del triunfo. Y las referencias a Springsteen ya son la broma que rubrica una canción fantástica, que en disco se une a ese primer grito-eslogan: The enemy is everywhere. Y sí, el enemigo está en todas partes, maldita sea, sois todos vosotros.

http://www.youtube.com/v/8YCLBL4LEkc&hl=es_ES&fs=1

Lista: 50 canciones imprescindibles de (mi) 2010

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments