(Foto: Diego336)

Segunda parada en mi lista personal de canciones imprescindibles de 2010, y siete nuevos temas de los que hablar y sobre los que, si queréis, discutir… o no, o ponernos de acuerdo y disfrutarlos por igual.

En este segundo post hay sorpresas que no esperábamos, nombres que sí sabíamos que iban a hacer algo interesante, grupos de los que esperábamos más, pero de cuyos discos siempre hay algo que salvamos y otros de los que, a partir de ahora, siempre esperaremos lo máximo. Recordad, todas las canciones podréis escucharlas en la lista Spotify que pusimos en marcha con el primer post y también en la de Enrique Sanz, uno de nuestros comentaristas.

Gigi — No, My Heart Will Go On

Gigi han sido el chute sesentero de la temporada. Canadienses apasionados por Ellie Greenwich y compañía, lo que idearon Nick Kgrovich y Colin Stewart es casi un proyecto de pop de laboratorio, con múltiples colaboraciones, lo que los acerca tanto al estilo de grabación de las Girl Groups a las que homenajean como a ese God Help The Girl con el que Stuart Murdoch pasa el tiempo entre disco y concierto de Belle & Sebastian.

Pero Maintenant, su disco debut, va mucho más lejos de lo que Murdoch plantea. Si éste se queda en agradable y poco más, Gigi consiguen tocar la fibra y transportarnos, por un rato, a una época que quizás no fuera tan camp y tan naif como nos parece, pero que cuando suena así es irresistible. Uno de los escasos momentos en los que la nostalgia es de verdad un arma: puesto que nunca viviremos aquellos (maravillosos) años, mejor es reimaginarlos como si fueran nuestra única vía de escape.

http://www.youtube.com/v/rpKbdwRCgzQ&hl=es_ES&fs=1

The National — Bloodbuzz Ohio

Bloodbuzz Ohio‘ es justo eso: un golpe de genio de The National, un single fantástico y que se te pega aunque no quieras, una canción que es a la vez ligera, potente, frágil y severa. Hay otros grandes temas en High Violet, pero la sensación que deja el single es muy difícil de superar.

http://www.youtube.com/v/yfySK7CLEEg&hl=es_ES&fs=1

Dum Dum Girls — Jail La La

Foto: Man Alive!

El trío no aporta nada a ese indie con fijación por a) el Psychocandy de Jesus & Mary Chain y b) los girl groups de los 60. Tampoco es que se lo pidiéramos: se trata de hacer canciones con irresistible gancho pop a las que se les pasa una lija sonora. Para ambas cosas hay madera, aunque de I Will Be esperásemos mucho más.

http://www.youtube.com/v/EMy4CceeBgA&hl=es_ES&fs=1

Beach House — Norway

Responsables del momento más gafapasta jamás vivido por Gallego y también de unos de los llenazos del pasado Primavera Sound 10, Beach House han vivido en 2010 su confirmación, pese a que yo insisto en que no hay tal salto de calidad en su último disco, Teen Dream, respecto a los otros dos, que ya eran muy buenos. Afortunadamente nadie me escucha y, gracias a eso, Beach House han pasado a jugar en otra liga.

En ‘Norway‘, frente a otras grandes canciones de su último disco como ‘Used To Be‘, no tienen miedo en ponerse más ambiciosos que nunca y, gracias a ello, dan con su single masivo, porque triunfe o no, parece complicado ser más accesible, emocionante e intenso, todo junto y a la vez, que aquí. Sin dejar de ser ellos mismos, claro.

The Radio Dept — Domestic Scene / Heaven’s on Fire

Foto: Kudumomo

En sus manos está una de las discografías más deliciosamente retro de la última década (retro reciente, de los 90, pero retro al fin y al cabo) y The Radio Dept saben dónde funcionan mejor: en la intimidad del dormitorio, creando épica dreampop para jóvenes sentimentales.

Precisamente por ellos se podía esperar maravillas de Clinging to a Scheme, pero el grupo se quedó a medio camino de algo que buscaban, como si hubieran intentado grabar el disco perfecto y se hubieran quedado mirando a las musarañas en varios momentos del trabajo en el estudio.

http://www.youtube.com/v/iXbBT0ZNr5s&hl=es_ES&fs=1

Best Coast — Something In The Way

Foto: Parttimemusic

A Betthany Cosentino la conocíamos por Pocahaunted, pero los que tragamos con dificultad algunas de las excentricidades de Not Not Fun no esperábamos que de repente a la chica le entrase la vena pop. Ya a finales de 2009 dejó muestras de su nuevo camino,y desde entonces ha estado levantando admiraciones y resquemores allá donde va con Best Coast.

Yo soy de los que arquean la ceja con la Cosentino: me parece que le falta un hervor para ir más lejos que otros en su revisión del indie-pop lo-fi. Eso quitando que su lo-fi suena precisamente a estudiado y rebuscado, no a obligado por necesidad o por creatividad, sino por necesidad del zeitgeist… algo que o sirve para hacer canciones muy buenas o me cabrea mucho.

Something In The Way‘ lo es (muy buena, además de muy veraniega) y las que le acompañan en el single también. Su disco queda como un veremos en toda regla.

Titus Andronicus — A More Perfect Union

Foto: Amanda M Hatfield

El mejor corte de indie-rock según las enseñanzas de Dinosaur Jr. de este 2010. Si en otras canciones, Titus Andronicus apelan a la fiesta, o a la taberna, o incluso a mezclas más sutiles, como esa jarana dolida que hay en ‘Richard II’, en ‘A More Perfect Union’ unen a J Mascis con una marcha militar, con unos coros a lo Arcade Fire y con una voz cazallosa a más no poder.

Los siete minutos del tema que abre The Monitor son el triunfo del exceso de una banda que se pasa el zen y el minimalismo por el arco del triunfo. Y las referencias a Springsteen ya son la broma que rubrica una canción fantástica, que en disco se une a ese primer grito-eslogan: The enemy is everywhere. Y sí, el enemigo está en todas partes, maldita sea, sois todos vosotros.

http://www.youtube.com/v/8YCLBL4LEkc&hl=es_ES&fs=1

Lista: 50 canciones imprescindibles de (mi) 2010

Artículo anteriorBlur — Parklife (1994): uno de los mejores discos de Pop de aquella década
Artículo siguienteEl Hijo — Madrileña: Abel Hernández sigue mejorando en solitario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.