No me extraña que sorprendente sea la palabra más citada para hablar con el último trabajo de Souvenir. El cambio respecto a anteriores discos es brutal, sí, pero ¿ha merecido la pena dejar paso a los ritmos y a los sintetizadores, a las pistas de baile, y olvidarse del pop pluscuamperfecto que los navarros llevaban tiempo practicando? Pues sólo a medias, la verdad.

Porque el cambio hará bailar a muchos con canciones como Accident à Londres pero derrumba por completo las ambrosías pop que Jaime y Patricia habían mostrado en anteriores encuentros. Sustituirlas como influencias principales por esos años 80 que da gusto bailar no me acaba de convencer; serán cosas de oyente quisquilloso.

Pero es que, por si fuera poco, tampoco me convence Patricia en su nuevo papel: en los mejores momentos se enfunda el vestido de esa maravillosa cantante que fue Lio, pero en los peores se hunde en la mediocridad que atenaza a muchos de los que atreven a revisitar la década (cada vez menos) maldita.

Así que si el objetivo era que cosas como Les Surfeurs subieran el nivel de muchas discotecas modernas durante una temporada, tarea realizada y aplauso. Pero si de lo que se trataba era de buscar nuevos caminos para el grupo, líneas de fuga hacia un futuro mejor, a mí esto me suena a aventura solitaria y, en muchas ocasiones (más de las deseables) a callejón de salida.

Sitio oficial | Souvenir

Artículo anteriorSmashing Pumpkins — Machina II — The Friends & Enemies of Modern Music
Artículo siguienteDan Deacon — Spiderman Of The Rings

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.