Anuncios

7 canciones para honrar a Pau Gasol

En Hipersónica somos muy de seguir el basket. Sobre todo mohorte. Lo que no somos es especialmente forofos, y la escuela de manchar el calzón ante todo lo que tenga que ver con España que abandera Siro López no cuenta con ninguno de nosotros entre sus recién matriculados. Bueno, salvo con mohorte, que es subdirector. Otra cosa es que no seamos de esa gente que, de cuando en cuando, se queda boquiabierto con algunas cosas bellas. Un verso de Neruda, un cuadro de Picasso, una escultura de Giacometti, una rueda de prensa de Sergio Ramos y Piqué… o un partido de Pau Gasol. Porque lo que hizo el catalán ayer en las semifinales del Eurobasket contra Francia es algo que merece que nos pongamos en pie y aplaudamos en plan súperintenso. Como eso ya lo hemos hecho, pero no habéis podido comprobarlo, hemos decidido compartir con vosotros nuestro asombro ante la gesta de Pau con siete canciones que poco tienen que ver con él. Porque es así, no nos recordarían a Gasol ni queriendo, salvo excepciones obvias, pero algo había que hacer.

Mamá Ladilla — Obcequeitor

Porque un especial de Hipersónica en plan “15 canciones sobre…” que no contenga una pieza de Mamá Ladilla ni es especial ni es ná. Para cumplir con ese tradicional trámite (que al menos esta tradición no mata a animal alguno), los madrileños, en clave irónica, mandaban a la mierda a todo aquel que no fuesen ellos mismos. Y, bueno, hoy es un gran día para soltar un “a la mierda todo aquel que no sea Pau”.

NACH — 16 (Tributo a Pau Gasol)

Bueno, sí. La opción obvia. Pero no por ello debíamos dejarla escapar. Cuando Pau todavía jugaba con los Lakers en el Staples Center, en la época en la que cayeron dos anillos de la NBA, no del cielo precisamente. El resumen de la vida del 5 que viste con el 16. Enunciada por el albaceteño NACH en clave de hip-hop. El hip-hop y el basket, ni pretendiéndolo podríamos haber huído de lo obvio.

Tachenko — Mentes maravillosas

Los bigotes de Vinadé homenajeando al jugador de la Unión Soviética, que tuvo sus mejores años en la década de los ’80, convertido hoy en icono pop, en gran medida por su peculiar imagen. A modo de anécdota, comentar que el puesto que ocupaba en cancha era el mismo que el de Gasol, aunque las prestaciones (por mucho que Tachenko se cubriese de gloria en unos grandes años del CSKA Moscú) fusen bien distintas. Sobre Tachenko, el grupo, deciros que no hemos hablado todavía de El comportamiento privado, pero que todo llegará.

Anicet Lavodrama- El último mate de Villalobos

Los barceloneses Anicet Lavodrama, nombre que adoptaron del ídolo centroafricano que jugó sus mejores años en Ferrol, donde es un mito viviente, estuvieron, como resulta obvio, muy relacionados con el baloncesto. Y sobre todo, como en el caso anterior, con el basket de una época en la que los pantalones eran mucho más cortos, y los jugadores más mundanos. Seguramente porque ni a nivel de clubes ni de selección se rascaba gran cosa por entonces. El vídeo no tiene desperdicio, con el propio Quique Villalobos como protagonista. Baloncesto que habría mamado Pau en su infancia y adolescencia.

Toteking — Al rojo vivo

Más rap. Más rap relacionado con el baloncesto. Una pareja más unida que Espinete y Don Pimpón, que Concha Cuetos y Carlos Larrañaga. El sevillano Toteking fue el encargado de componer esta pieza para el Mundial 2006, que sirvió a LaSexta para colarse en la vida de muchos adquiriendo sus derechos de retransmisión. Probablemente, la mejor selección española de todos los tiempos se juntó allí. El resultado es conocido. Un equipo infinitamente más talentoso que el que está jugando el Eurobasket estos días. Lo que ensalza todavía más lo que hizo Pau ayer.

Los Nikis — El Imperio contraataca

“España está aplastando a Yugoslavia, por veinte puntos arriba”. Versos que sirvieron de himno para toda una generación, que ahora cuenta los cuarenta al menos. Algo que, por entonces, en baloncesto pasaría muy de cuando en cuando, si es que pasaba alguna vez. A saber si Pau y compañía (o por lo visto en semifinales, Pau a secas) logrará hacerlo cierto el domingo en una probable final contra los serbios. Que Yugoslavia, muy a pesar de muchos, ya no existe.

Kokoshca — Sueña con Dueñas

Seguro que si hubo un jugador que influyó en la carrera de Pau Gasol, al menos en sus inicios, ese tuvo que ser el mítico Roberto Dueñas. Sus movimientos en el poste bajo, su tiro de cuatro-cinco metros. Cuando Pau coincidió con él en el Barça, estoy seguro de que Roberto lo acogió en su seno y le dijo “ven, voy a enseñarte todo lo que sé”. Tan bien lo hizo que Chicago Bulls, que habían seleccionado a Dueñas en el draft del 97 con el puesto 58, acabaron eligiendo al alumno, en lugar de al maestro.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2142464695/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/track=161811727/transparent=true/

Hay más, claro. Sentíos libres de proponer las vuestras. Haremos (o no) una spotilista con las mejores.

Anuncios