España está de enhorabuena este fin de semana: primero Eurovisión, ahora las elecciones municipales y autonómicas. Cuatro años después del Apocalipsis de la victoria generalizada del PP a lo largo y ancho de nuestra geografía, la oferta electoral se ha duplicado, el contexto político ha dado un vuelco y el resultado de los comicios es más incierto que nunca. Hipersónica Soluciones Para Todo llega un día más en busca de ese pequeño resquicio de luz en plena tormenta de oscuridad. Hoy os traemos un pequeño listado de canciones que podrían servir de banda sonora de tu ciudad/comunidad autónoma en función del partido que se imponga en las elecciones.

Si gana el PP: Bathory — ‘Odens Ride Over Nordland’

La mirada perdida en el horizonte, un amenazante cúmulo de nubes negras lo abarca todo desde la lejanía. “Ya vienen”, tienen los ojos puestos en ti, no existe lugar al que puedas escapar. Caballos relinchando, cargas infinitas de ejércitos conducidos por la peste, el anuncio de que lo peor, pese a todo, aún estaba por llegar. Y no, ‘Odens Ride Over Nordland’ es sólo el principio.

tumblr_mu8a6ivh0d1s3ulybo8_r1_250

Si gana el PSOE: La Habitación Roja — ‘El Eje del Mal’

¿Oyes eso? Es el sonido de la mediocridad. Han pasado, ¿cuántos años ya? Aquel partido que un día parecía fresco y juvenil rápidamente se estancó en un discurso tan nítidamente enraizado con Lo Peor que apenas era indistinguible de, bueno, Lo Peor. Y ahí siguen: años dando la chapa. Se niegan a morir. Insípido, insulso, anodino, la opción menos emocionante que quizá pudieras encontrar en el colegio electoral. Pero, en fin, al menos no son los otros. Es un consuelo. Crees.

No va volver a pasarnos esto
No quiero ya más de lo mismo
Y tú eres más de lo que puedo aguantar
No vas a volver a sentirte único
Algo especial algo importante
Búscate alguien que te pueda aguantar

Si gana Podemos: The Clash — ‘Train in Vain’

Qué tiempos aquellos, los del Punk, cuando parecía que podíamos arrasar con todo y empezar de cero. El sistema se nos tragó, pero, oye, la nostalgia de aquellos días, de lo que pudimos llegar a ser subidos en la cresta de la ola, a punto de acabar con todo lo que odiábamos, aún pervive. Propulsados una vez por el underground y paladines de la revolución, hoy ya no somos tan feroces. El sistema, una vez nos ha absorbido, nos ha ablandado.

Pero, ey, mirad qué pedazo de canción es ‘Train in Vain’. Ya no es Punk, pero sonríes al escucharla.

Si gana C’s: The National — ‘Afraid of Everyone’

Ser joven, ser viejo, son elementos relativos en la vida de The National. Cuenta la leyenda que Matt Berninger nació con un chaleco y una barba debajo del brazo, y que ya desde muy pequeñito logró engañar a todos sus padres con ese aspecto de dandy desaliñado, conservador, sí, pero con el punto de descaro juvenil que tanto encandila a las generaciones más entradas en años. Ah, el yerno perfecto. La viejuventud, el reverso tenebroso.

I defend my family with my orange umbrella
I’m afraid of everyone, I’m afraid of everyone
With my shiny new starspangled tennis shoes on
I’m afraid of everyone, I’m afraid of everyone
With my kid on my shoulders I try
Not to hurt anybody I like
But I don’t have the drugs to sort,
I don’t have the drugs to sort it out, sort it out
I don’t have the drugs to sort it out, sort it out

Si gana IU: Asfalto — ‘Capitán Trueno’

Escuchas la primera nota y ya sabes que este no es ni el lugar ni, especialmente, el tiempo. Todo suena anticuado en exceso, algo que en su día pudo molar (y moló mucho, de hecho era de las pocas cosas que molaba años atrás) pero que hoy sólo es un nido de maniáticos inmovilistas y puristas del género insoportable para cualquier persona con una edad mental menor a los 40 años. En fin, el paso del tiempo ha sido inclemente con ellos. Son historia.

Si gana UPyD: U2 — ‘Staring At The Sun’

¿A qué suena la nada? Posiblemente a un grupo como U2. El género más aburrido del mundo: el monogénero. Rock random, sin gracia, que no oscila ni hacia lo puramente melódico, o sea, pop, ni hacia una vertiente más dura o experimental. Esa tierra de nadie dispuesta a contentar al oyente medio de Kiss FM o Rock FM, Rock para todas aquellas personas a las que el Rock, en el fondo, les da un poco igual. Y ahora, para colmo de males, defenestrados cuando, días atrás, fueron la esperanza blanca (en todos los sentidos) del pensamiento meh.

Si ganan esos nacionalistas: Ixo Rai — ’15 de Agosto’

Ya sabes, tu colega, el montañero. Zapatillas de trekking, forros polares y pantalones color caqui. Riñonera, tabaco de liar y palestino morado. Peinado de gusto discutible. Es majo, eso sí: acude a una asociación cultural local, defiende el patrimonio natural de su región, habla la lengua de la tierra, nítidamente progresista, un poco folclórico, bastante festivo. Charanga, verbena y hermandad. Con sus cosas, pero hermandad.

Si ganan esos otros nacionalistas: ‘Drudkh — Сльози богів’

Folclore, tradición y paisaje. En ciertos contextos, la historia es importante. No se venera, se idolatra con devoción mística. El día después de las elecciones en tu ciudad suena a la solemnidad de un instrumento regional, a venerable historia de un pueblo unido en torno a una lengua y a una idea de comunidad. A las esencias culturales, en resumidas cuentas, del lugar en el que dicen que vives. Hay tanto de farsa como de reverencial respeto hacia una idea que se dice ancestral pero que es intrínsecamente moderna. Y apologética.

Si gana PACMA: The Smiths — ‘Meat Is Murder’

Naturalmente que The Smiths podrían ser la idónea banda sonora para una remota, imposible y muy delirante victoria del PACMA. Morrissey lo explicitaba desde el título del segundo álbum del grupo: Meat Is Murder, y si no eres vegetariano eres cómplice de la cadena de desdichas que contribuyen a oprimir al compañero animal. Suave, pop, jangly, oscuro y poderoso. El sol brilla con fuerza, es un castigo a tu indolente dieta.

Si gana VOX: Lendakaris Muertos — ‘Estamos en esto por las drogas’

Zaplana estaba en esto por el dinero. VOX, indudablemente, están en esto por las drogas. De otro modo no se explica su psicodélica su sucesión de candidatos o spots electorales hablando de la yihad aterrizando en Sevilla y lanzando a homosexuales desde lo alto de la Torre de la Giralda. “Estamos en esto por las drogas o estamos en las drogas por esto”. ¿Qué fue antes, el huevo, la gallina, la parodia involuntaria o VOX?

Si gana Falange: Russian Red — ‘I Hate You But I Love You’

Porque, en el fondo, Falange lo hacen por nuestro bien. Lo hicieron en su día, más de siete décadas atrás, por el bien de todos los españoles. Te odian, porque representas todo lo que ellos detestan, pero no pueden vivir sin ti. “La maté porque era mía, España”. Hoy la amenaza de Falange, por fortuna, sólo es tan ofensiva como una canción de Russian Red: producto de una modernidad que quedó anclada en el pasado, suave, incluso poética en su resistencia contra viento y marea. Continuarán ahí durante siglos. Ya lo sabes: lo hacen por amor.

Si gana Equo: Georgie Dann -’El Chiringuito’

Petición expresa de Cronopio, miembro de Equo desde su fundación e invitado a irse por la policía del pensamiento de la verdadera izquierda y de la mariscada, el jamoncito y los hoteles y billetes de avión pagados por Iniciativa del Poble Valenciá. Porque una canción vale por mil palabras, y pinta al pajaritos y al ecologista de salón a la perfección, afirma.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments