A Very Gaga Thanksgiving: un sano y festivo empacho de Lady Gaga

Lady Gaga no se pierde una, y a pesar de que su nuevo disco no está a la altura de ninguno de sus dos trabajos anteriores — ni de larga ni de corta duración -, lo cierto es que sigue siendo un personaje de primera plana musical y en Estados Unidos goza de un reconocimiento mucho más merecido por su debut que por la continuación que ha firmado.

Con motivo de la festividad de Acción de Gracias, Lady Gaga rodó y emitió un especial donde ella era la reina, como no podía ser de otra manera, y en el que podemos verla interpretando en directo una mayoría de temas de Born This Way. Muy yankee todo, pero una buena ocasión para reconocer que la Germanotta sigue sonando mucho mejor en directo que en el estudio.

https://www.youtube.com/embed/77YV1tF778I

La noche empezó con ‘The Lady Is A Tramp’, el dueto que Gaga firmó con Tony Bennett para su disco de colaboraciones con motivo del 85 cumpleaños de la leyenda del jazz americano. Ya desde este primer momento, la premisa del directo resulta bastante dudosa, y seguramente se trate de un falso directo previamente grabado, algo bastante menos interesante que verlos en auténtico directo, a pesar de que a posteriori hubiera retoques — que los hay, y siempre.

https://www.youtube.com/embed/JLmMsQsp5ZM

Por suerte, parece que la primera impresión sobre lo dudoso del directo se limita a la interpretación con Bennett y Lady Gaga realmente canta en vivo, independientemente de que después haya podido haber algún arreglo totalmente comprensible. Es una lástima que no haya aprovechado esta ocasión para darle una vuelta a ‘Born This Way’, quizá dándole un toque más jazz aprovechando la intimidad de la festividad, en lugar de limitarse a una actuación estándar.

https://www.youtube.com/embed/xcLtmrWC4Xc

Algo que sí hizo con ‘Yoü And I’ como es habitual cada vez que canta este tema en directo, que gana una barbaridad con respecto de la versión del disco. El mejor momento del especial, por lo natural, lo diferente y el carisma que desprende cada vez que interpreta este tema.

https://www.youtube.com/embed/jQ7BQuoRmbs

En la misma línea se marcó una versión de ‘The Edge Of Glory’, demostrando que le sobran capacidades vocales y talento para darle a este tema una nueva perspectiva, muchísimo más atractiva despojada de las capas y capas de arreglos electrónicos y barnices comerciales con los que está teñido el disco.

https://www.youtube.com/embed/jDaFE_mmak0

El momento navideño lo puso con una versión muy jazz de ‘White Christmas’, como suelen acostumbrar la mayoría de los artistas americanos que le meten mano a un villancico. Al menos ella tuvo la originalidad de añadirle una nueva estrofa, ya que tal y como dice la propia Lady Gaga, es una canción muy cortita y prácticamente no da tiempo a sacarle el gusto sin caer en monótonas repeticiones.

https://www.youtube.com/embed/jDixw-SIMlA

‘Hair’ volvió una vez más al estilo tranquilo del piano y la voz solas, aunque con un pequeño discurso de introducción por parte de Gaga un poco blandito sobre la identidad personal y la importancia de respetarse a uno mismo. De lo mismo habla este tema, que una vez más gana en calidad con la desnudez y despojado de los añadidos del álbum.

https://www.youtube.com/embed/N7-a3vRFwyM

Del mismo modo que el especial empezó con un aire mucho más grandilocuente, con las canciones interpretadas del mismo modo que aparecen en el álbum, el programa inicia su tramo final volviendo en canon a esta idea. ‘Bad Romance’ sigue siendo uno de los temas imprescindibles de sus espectáculos y uno de los mejores cortes que ha parido en su carrera. Ahora bien, si conseguís descifrar lo que es su micro sin pensar mal, me lo decís.

https://www.youtube.com/embed/4B9WXiffEps

Sin embargo, el final difiere en cierto modo de las dos vertientes anteriormente planteadas y se marca una versión de ‘Marry The Night’, su nuevo single, que empieza con un aire bastante navideño que adquiere cierto aire a lo Madonna años 80 y termina incorporándose toda la instrumentación de la canción original del disco.

Este especial, A Very Gaga Thanksgiving, sólo es recomendable en su totalidad para aquellos fans que verdaderamente disfruten de las actuaciones en directo de Lady Gaga, ya que de lo contrario el empacho es considerable. Ahora bien, se agradecen dos cosas: la primera, que haya apostado en una gran parte del setlist por un estilo sencillo y sin barroquismos, y la segunda, que no se parapete detrás de modelitos imposibles que lo único que soportan es una estética vacía.

Anuncios