Will.I.Am no es un artista que se prodigue especialmente en intervenciones innecesarias. Lo cierto es que es de los pocos que hablan cuando tienen algo que decir, y en esta ocasión lo último que ha pasado por su cabeza ha sido el poner algún tipo de cortapisas que pudiera suavizar la dureza de sus palabras.

El cantante-rapero-productor-etc de Black Eyed Peas, interrogado sobre Michael, el disco póstumo de Michael Jackson, ha afirmado sin tapujos que le repugna lo que se ha hecho con la labor del rey del pop tras su muerte. Según Will.I.Am, el material que se ha incluido en este álbum era de poca calidad y Michael nunca tuvo en mente sacarlo a la venta como un disco.

Conocía a este hombre. Y era muy crítico con cada pequeño detalle. En el estudio se dedicaba él solo a editar y mezclar absolutamente todo. ¿Cómo se puede lanzar un disco sin Michael Jackson [haciendo esta tarea]? Eso no es Michael Jackson.

Quizá puedan entenderse estas palabras como la simple impresión u opinión personal de un artista cercano a Jackson, pero hay más. Will habla también sobre la filtración, semanas antes de la muerte del astro, de ‘Hold My Hand‘, el corte que ahora se ha convertido en single de Michael.

Un par de meses antes de que Michael muriera, me llamó por teléfono muy disgustado. “Eh, soy Michael, alguien ha filtrado una de mis canciones”. Y yo dije “¿Qué canción, Mike?” Y él contestó “Una que se llama ‘Hold My Hand’”. Juro por Dios que tuve esta conversación con él.

No ha sido ésta la única pista que ha provocado la indignación — muy justa en este caso a mi entender — de Will. Al respecto de ‘Breaking News’, otra de las canciones que se filtraron antes del estreno del disco, no tiene inconveniente en afirmar que no reconoce en ella a su colega:

He escuchado la canción que anda ahora por Internet [‘Breaking News’] y es como… “Esto no es Mike”. Él no estaba presente para poder realizar esa minuciosa gestión de todo lo que hacía, como sí lo hizo con ‘Thriller’ y ‘Billy Jean’. Me da asco.

Will.I.Am tampoco tuvo inconveniente en condenar el lanzamiento de Michael, el disco, antes de que éste se produjera por parte de Sony BMG, la discográfica que se está lucrando con todo este asunto. Y es que lo que ha hecho el rapero ha sido señalar con el dedo y de manera muy clara la rapiña que se está produciendo en torno a la figura del difunto Jacko.

Lo más lamentable es que incluso profesionales que han trabajado en la creación de este álbum se han visto obligados a salir al paso al ser cuestionada su labor y en general el concepto del disco. Teddy Riley, uno de los responsables de la producción de Michael, ante el acoso de prensa y fans, incapaces de reconocer la voz de su ídolo en algunos temas, tuvo que salir al paso alegando razones técnicas.

Tuve que procesar bastante la voz, que es por lo que hay gente preguntando sobre la autenticidad de la voz. Tuvimos que hacer lo que era necesario para que su voz encajara con la música final.

No es difícil deducir, atando cabos, que posiblemente Jackson considerara este material de segunda categoría y ni siquiera hubiera pasado por su cabeza el componer un tracklist con él para terminar lanzándolo en un disco. Máxime cuando su fama de meticuloso hasta el extremo ha sido una tónica a lo largo de toda su carrera — quizá incluso una lacra, fuera de su faceta profesional.

Nunca sabremos a ciencia cierta cuáles eran las verdaderas intenciones de Michael Jackson aparte de la gira mundial que tenía planeada y que estaba generando tal expectación que cabía aguardarla como una de las giras del año y como un auténtico trampolín que volvería a colocarlo en la cima de la ola. Sin embargo, las declaraciones de sus compañeros e incluso de los responsables del disco da que pensar sobre la calidad inicial de estas maquetas y sobre la consideración que tenía al respecto el cantante.

Y es que ya se sabe, cuando un profesional de su categoría muere, a su alrededor se genera tal cantidad de memorabilia y demás parafernalias con el único propósito de sacar cuartos a costa del difunto que sólo hace falta distanciarse un poco de la postura de seguidor incondicional — quien la tenga — que disfruta con cada pequeño detalle que tenga de su ídolo y ver que lo que se está haciendo con la figura de Michael no dista de lo que se hizo en su día con la de Elvis o más recientemente con la de Lennon.

Y no ha hecho más que empezar.

Vía | NME

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments