Eddie Van Halen se preocupó de dejarlo todo bien atado en caso de que no fuera a sobrevivir al cáncer de garganta que llevaba padeciendo desde hace 5 años, como por desgracia ha sucedido. Y uno de los cabos sueltos más primordiales era resolver su conflicto con Sammy Hagar, cantante de Van Halen tras la marcha de David Lee Roth en 1985.

Tras una desastrosa gira de reunión en 2004, Hagar y Van Halen separaron sus caminos y dejaron de comunicarse. Según ha revelado el propio cantante, en el último año han estado resolviendo sus diferencias y recuperando su relación de amistad en secreto para no avivar rumores de una posible reunión.

Eddie y yo nos hemos estado mensajeando, y ha sido un festival del amor desde que empezamos a comunicarnos este año. Acordamos no decírselo a nadie, por todos los rumores de que llevaría a una reunión, etcétera, y ambos sabíamos que no iba a suceder. Pero tampoco queríamos decírselo a nadie por su salud.

Paró de responderme hace un mes, y me di cuenta de que eso no era bueno. Volví a escribirle una vez más la semana pasada, y cuando no respondió, deduje que era cuestión de tiempo. Pero llegó demasiado pronto.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments