Acuarela: Jesús Llorente recuerda 20 años en veinte canciones

“Acuarela” src=”http://img.hipersonica.com/2013/05/acurela2.jpg" class=”centro_sinmarco” />

Decir Acuarela es hablar de uno de los nombres fundamentales del indie español desde los 90. El sello de Jesús Llorente, que ha sido responsable de la edición de algunos de los discos fundamentales de la música nacional desde los 90, cumple ahora 20 años. A lo largo de 2013 lo va a celebrar con un buen número de eventos que dan comienzo el próximo 11 de mayo en la sala Siroco. Allí, a las 21.30, Manu Ferrón, El Faro y A Veces Ciclón, tres de los nuevos fichajes del sello, se encargarán de dar el pistoletazo de salida.

Antes de que lleguen las celebraciones, le propusimos a Jesús Llorente un juego: nosotros elegíamos 20 canciones de la historia del sello, una por cada año, y él nos decía qué opinaba sobre ellas, o sobre los grupos que las crearon… o sobre cómo era Acuarela entonces. Recordad que hace cinco años ya repasamos cuáles eran los 15 discos más importantes de la historia del sello.

1993: Sr. Chinarro — En el Panal (Pequeño Circo)

El flechazo y posterior enamoramiento (al escuchar la primera maqueta de Sr. Chinarro) alcanzó categoría de amor incondicional con “En El Panal”. Si hoy estoy escribiendo esto y me enfrento a dos décadas de canciones es gracias a Antonio Luque, probablemente la persona, de largo, que más me ha hecho reír y llorar en toda mi vida sin llegar a romperme el corazón. — Jesús Llorente

1994: Medication — Greenhouse (EP)

Ruido del bueno. Ruido en la onda de Loop o Spacemen3, el ruido del síndrome de abstinencia tras el colocón, ruido circular, noise que no llegaba a ser shoegazer, ruido muy del norte, ruido frío, ruido alemán, ruido pre-post-rock. Ruido que estuvo a la altura durante sus dos únicos singles. Y luego, el inevitable subidón del bajón.

1995: Beef — X (Tongues)

El primer grupo que fichó por Acuarela habiendo pertenecido antes a otra discográfica, y el primero que se marchó cuando vivimos nuestra primera mini-crisis, todo vivido desde una aplastante normalidad. El talento de David Rodríguez para hacer mucho con poco, y al mismo tiempo concretar lo que parece una vorágine (de sonidos, de estímulos) es admirable.

1996: Paperhouse — El Soldado (Adiós)

Empezar así el único álbum de Paperhouse tiene mucha valentía. Y estremece. Todavía lo hace. Este tipo de slowcore iba más allá de lo que se estilaba entonces, y tenía ya influencias brasileñas e italianas, que luego derivarían en Nacho Umbert. De momento, aires a Low, a Codeine, sí, pero también bossa, y la canción perfecta para empezar un mixtape y mandárselo a alguien con quien hayas roto y que todavía te duela.

1997: Sr. Chinarro — Tu casa o la mía (El porqué de mis peinados)

“Agua viva en el lavabo / Déjame ver en el cuarto de tus padres (…) ahora que somos vecinos”. Sr. Chinarro podrían estar en la canción escogida para cada uno de estos sucesivos años, hasta el 2003, y tendría sentido. Vergüenza siento al recordar que por entonces (también con “Sal De la Tarta” de Compito) me daba apuro que alguien mencionase que sonaba a unos El Último de la Fila indies, o que cantar con acento andaluz resultaba raro. Pecadillos de juventud.

1998: Migala — Gurb Song

Una letra de la que me siento muy orgulloso (n.e: el propio Jesús Llorente firma la letra de esta canción de Migala). Mantiene toda su verdad, no ha envejecido nada, y la historia merece un cómic, o un cortometraje, y es posible que llegue a tenerlo el año que viene. Me hace pensar que he cambiado poco desde entonces, para bien o para mal. Para bien Y para mal. Para mí fue un orgullo que quisieran grabarla, Migala son el grupo en el que yo hubiera querido estar de tener alguna habilidad musical. Como curiosidad, Jamie Stewart de Xiu Xiu recitó el texto en un concierto con Migala en Huelva. Fue escalofriante.

1999: Hefner — Karen (The Hefner Heart)

Otro motivo de orgullo, trabajar con Darren Hayman, y hacerlo con Hefner en su mejor momento creativo. Este EP ha sido -junto a uno de The Decemberists- de lo más vendido en toda la historia del sello. Y esta canción me hace pensar que hay un hilo conductor en Acuarela en lo que se refiere a cierto pop inglés: Hefner- The Wave Pictures- Tigercats. Cierta coherencia por los años de los años.

2000: Flow — Te Quiero (Sensazione)

¡Qué mal se nos ha dado el pop en Acuarela! Bueno, no del todo, y depende de qué estemos hablando. Publicamos el primer Ep de Astrud, y un poco antes, el 7" de debut de los escoceses BIS. Ambos pasaron fugazmente por Acuarela. El caso de Flow fue diferente. Creo que “Sensazione” era un disco enorme, con grandes estribillos y canciones notables. Echamos el resto con la promoción, pero a pesar de telonear a Los Planetas, de reseñas positivas y buena cobertura mediática… aquello no cuajó. Y este era uno de los mejores temas de aquél elepé.

2001: Greg Weeks — The Waves (Acuarela Songs)

¿Una canción o una oración? ¿Dos canciones en una misma canción? El primer volumen de Acuarela Songs es quizás la mejor de todas las recopilaciones que hemos publicado, y este tema –con una producción parecida a la que luego destacaría en el segundo álbum de Aroah, The last Laugh- son 6 minutos de barroquismo pop desarmante.

2002: Mus — Al oeste de la divisoria (Mus)

Mus son una banda a reivindicar –y La Jr, que podrían estar en esta lista perfectamente- desde el primer tema de su primer EP hasta la última canción del último disco. Y “Al Oeste de la Divisoria“ es lo epítome de su sonido: lánguido, hiriente, perfecto para esos momentos en los que te das cuenta de que quieres a alguien que no tienes a tu lado. Y empiezas a hacer planes para que deje de estar lejos.

2003: Úrsula — Siempre vas a disfrutar mucho con Acuarela (Acuarela Songs 2)

El grupo de David Cordero siempre ha estado muy cercano a Acuarela, y por una u otra razón no ha formado parte del sello, por indecisión mía, por mejores opciones suyas, por dudas (quizá innecesarias). En esta canción nos dieron, a su modo, las gracias, sampleando muchas canciones de nuestro catálogo, en un recorrido emocional que tiene mucho de Arab Strap y de una ingenuidad que me hace sentir bien.

2004: Migala — Lecciones De Vuelo Con Mathias Rust (La Increíble aventura)

Cuando veo el videoclip de esta misma canción, que acompaña a la edición de CD+DVD del último álbum de Migala, se me pone un nudo en el estómago. Ya lo hace la canción en sí, con sus muchos meandros y afluentes de ruido y melodía, pero verles a ellos en el estudio de Paco Loco, en una especie de síntesis de su relación de amistad y como músicos… puede conmigo. Rubén, Abel, Kieran, Rodrigo, Abel, Coque, Diego, Nacho. Siempre imagino que fue la última vez que hubo camaradería, compañerismo y cercanía entre todos. Entre todos nosotros.

2005: What The Fuck Am I Doing In This Battlefield? — Matt Elliot (Drinking Songs)

Matt Elliott es sin duda una de las personas clave en la historia del sello, y por motivos tanto personales como profesionales. Con títulos como este se ha ganado buena fama de persona tan comprometida como pesimista y depresiva. Pero la realidad tiene más capas que el guardarropa de El Zorro, y donde otros ven decadencia yo veo romanticismo. Absentismo. De Absenta.

2006: Manta Ray — Por qué evadirse a otros mundos aún más pequeños (Torres de electricidad)

Publicamos los dos últimos discos de los asturianos, donde grabaron sus temas más enrevesados y –dicen- difíciles. Este es probablemente mi favorito de este periodo final de su carrera, una especie de mezcla de CAN, Afghan Whigs y Fugazi: “todo el mundo contra la pared / todo el mundo quieto y sin hablar“. Me emociona cada vez que la escucho.

2007: Portastatic — Sour Shores (Be Still Please)

“There’s a place where even the old and used can hide / Until the light spills out of the open door /
And you feel young again at the offer of a ride“. Por alguna razón esta canción me hace pensar en olas y en mar, bodysurfing y coronitas. Y cuando termina siempre me acuerdo de la mirada de ni abuelo cuando yo llegaba a casa después de un día de playa.

2008: The Clientele — George Says He Has Lost His Way In This World (That Night, A Forest Grew)

Por alguna razón que se me escapa The Clientele solo han alcanzado cierta popularidad en Alemania, Japón y los USA (en este caso, enorme popularidad), y nuestros intentos por abrir brecha en España mediante singles y numerosas giras no han producido resultados visibles. The Clientele tienen personalidad, elegancia a raudales y un sonido característico. Como en esta canción de pop brumoso y espectral. Es jodido dar siempre lo mejor de ti y que los demás no se den cuenta.

2009: Nacho Umbert — Colorete y Quitasueño (Ay)

O cómo hacerte un sitio por derecho propio entre los otros grandes letristas de pop en castellano –Alfaro, Vegas, Luque, Jota, sin olvidarnos de Manolo de Astrud- con un primer disco y una capacidad narrativa envidiable. Sencillez en las formas, dominio de la palabra (casi recitada), guiños al oyente y humor privado (pero del que no nos priva en absoluto). Nacho me parece un poeta muy hábil y me siento orgulloso de haber publicado sus dos primeros trabajos en solitario.

2010: Za! — Polígamo industrial (Macumba o muerte)

Quizás debería limitarme a recordar este texto que escribí sobre Za! hace ya tiempo, bastante premonitorio. Pero añadiré que nunca entendí a Za!, no les entiendo ni les entenderé nunca. Me encantan, de forma epidérmica y visceral, pero he renunciado a analizar canciones como esta.

2011: The Wave Pictures — I Just Want To Be Your Friend (Susan Rode The Cyclone)

De The Wave Pictures me gustan todas sus canciones. Y todos los conciertos suyos a los que he asistido tienen algo especial. Me entusiasma esa mezcla de pop-folk callejero con letras aparentemente simples, pero que en realidad son más elaboradas de lo que parece. Y David canta aquí como una especie de Tom Verlaine adolescente. Sin ellos yo tampoco estaría escribiendo esto ahora. Me salvaron la vida. Digámoslo así.

2012: Darren Hayman — Winter Makes You Want Me More (Essex Arms)

Otra figura clave para entender Acuarela. De una capacidad compositiva que supera discográficas y la lógica de la industria musical (la de antes y la de ahora). Darren es uno de los mejores letristas vivos en inglés, capaz de manejarse con maestría en diversos géneros y formatos, un camaleón que solo muestra su verdadero color cuando se mira al espejo.

Anuncios