Adiós, Mark Hollis

Mark Hollis Talk Talk

En la tarde de ayer conocíamos la triste noticia del fallecimiento de Mark Hollis, líder de Talk Talk y de esos talentos que uno nunca considera suficientemente valorados. Responsable junto a Lee Harris y Paul Webb de tres discos absolutamente imprescindibles (The Colour of The Spring, Spirit of Eden y Laughing Stock), la trayectoria de Hollis al frente de Talk Talk es la de alguien que, desde el mainstream, fue capaz de ir desde el synth-pop (de cámara, triste, hermoso) de sus primeros discos a los ambientes apesadumbrados y casi post-rock de los últimos.

La trayectoria de Hollis es cortísima. Prácticamente desde 1991, fecha en que se publica el brutal último disco de Talk Talk, Laughing Stock, el músico permanece callado. Apenas sale de su retiro en 1998 con un disco en solitario homónimo, a la altura del triplete ganador de su grupo, pero aún más minimalista y acústico.

Su silencio en esa década no hizo más que acrecentar la relevancia de su obra de los 80. Si durante los años en que estuvieron en activo se trató a Talk Talk de grupo menor (quizás por sus relaciones con el mainstream de los nuevos románticos; el primer disco del grupo vino dirigido por EMI y producido por Colin Thurston, el mismo productor de Duran Duran), su sombra se hizo alargada sobre un montón de grupos de los 90. De hecho, es fácil ver que cualquiera de sus tres discos finales habrían encontrado mejor acomodo a partir de 1995.

Si nunca le habéis escuchado, os aseguro que el inicio de Spirit of Eden, con ‘The Rainbow‘ seguida de ‘Eden‘, es tan estremecedor como aún hoy inmortal. Descanse en paz.


Anuncios