Anuncios

Agalloch — The Serpent & The Sphere

Para todo aquel amante del Metal que siempre busca ese “algo más” que no proporcionan esas bandas conocidas por todo cristo o sus clones más vistos que el tebeo, Agalloch son una banda ideal e imprescindible, sobre todo en lo que a sus trabajos de larga duración se refiere. Siempre desafiando fronteras dentro del género y haciéndolo con una calidad abismal que les hacen merecedores de cualquier halago soltado por aquellos que los escuchamos. Todo tiene cabida en la fórmula de los de Portland, desde Black Metal o Doom pasando por el Post-Rock, el Neofolk o incluso lo progresivo en ocasiones (muy breves y siempre a pinceladas).

En sus casi veinte años de existencia les hemos visto entregar un importante montón de EPs, pero sólo cuatro discos de estudio (sin incluir el que hoy reseñamos) en los que cada uno es una joya fabulosa del género en este periodo (para quien les habla, Ashes Against the Grain está entre los mejores discos de los últimos diez años), siguiendo una evolución coherente y a fuego lento, sin saltos apresurados. Evidentemente, cuando una banda marca tan alto el listón una y otra vez, lo normal es que muchos asumamos que lo próximo que saquen se mantenga de manera holgada sin necesidad de ser una maravilla, como en el caso de Marrow of the Spirit.

Agalloch y los listones demasiado altos

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2824426664/size=large/bgcol=333333/linkcol=e99708/tracklist=false/artwork=small/track=1988553011/transparent=true/

Atendiendo a sus EPs publicados, queda claro que Agalloch no son 100% infalibles, pero siempre he considerado que se guardaban lo mejor y lo más gordo para sus trabajos en largo. No obstante, cuando pudimos escuchar ‘Celestial Effigy’ como adelanto de The Serpent & the Sphere reconozco que sentí una mezcla de sensaciones. Por un lado, seguía siendo un muy buen tema, pero (siempre hay un pero) no daba esa sensación de ser un Sí rotundo como se puede esperar del grupo.

Sin embargo, juzgar sólo por un adelanto sería como juzgarlo sólo por su portada, porque la verdadera fortaleza de estos temas es en su contexto y acompañados de otros temas que terminen de formar un sólido armazón ante el que inclinarse. Una vez con el álbum completo a nuestra disposición, creo que podemos afirmar que no había razones para un tremendismo exacerbado, pero sí es cierto que estamos ante un disco que, al igual que algunos de sus EPs, confirma que estos tíos a veces fallan.

The Serpent & The Sphere, la lógica continuación de Marrow of the Spirit

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2824426664/size=large/bgcol=333333/linkcol=e99708/tracklist=false/artwork=small/track=4186152685/transparent=true/

La crítica a este disco, como véis, se ha tenido que demorar hasta un mes. Sería fácil escudarme en haber tenido menos tiempo para dedicarle la atención que se merece un disco de estas características (poco se puede sacar de una escucha superficial a un disco de Agalloch), pero algunas características me han dificultado aún más la tarea de conectar con The Serpent & the Sphere. Por un lado, está la producción, que aunque en notablemente mejor que en el anterior trabajo (sobre todo en las partes más lentas y Doom de las canciones), en algunos tramos más acelerados siento que le falta fuerza en las guitarras, dificultando mi conexión con las piezas.

Y otro de los motivos de peso que han hecho que The Serpent & the Sphere me haya impactado un pelín menos que los otros cuatro trabajos del grupo de Portland ha sido las propias canciones en sí, concretamente las de la segunda mitad. Estilísticamente no hay ningún problema, ya que seguimos encontrando elementos que caracterizan al grupo durante todo el conjunto, siendo lógica continuación de Marrow of the Spirit pero además recogiendo detalles de discos como Pale Folklore o The Mantle.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2824426664/size=large/bgcol=333333/linkcol=e99708/tracklist=false/artwork=small/track=2867393731/transparent=true/

Así que, descartada la vía de encontrar el error en el sonido del disco, toca profundizar y señalar con el dedo a las piezas que suceden a ‘Celestial Effigy’. No me malinterpreteis, no digo que sean malas piezas, pero sí que están un escalón por debajo del nivel esperado en este grupo. Por suerte, no hay ninguna que se asemeje a ‘Faustian Echoes’, pero sí es cierto que con ‘Vales Beyond Dimension’ muchas veces acabo perdiéndole la atención al disco o que ‘Plateau Of The Ages’ está demasiado alargada para mi gusto.

No obstante, sería de juzgado de guardia negar la brillantez de la primera mitad del disco. Menuda diferencia los más de diez minutos de ‘Plateau Of The Ages’ contra lo bien aprovechados que están en ‘Birth And Death Of The Pillars Of Creation’, con una magnífica progresión de la que muchos grupos deberían tomar nota. Sin embargo, la joya de la corona está en ‘The Astral Dialogue’, sencillamente poderosa y de una calidad inmensa. Y tampoco se queda atrás una ‘Dark Matter Gods’ que eriza la piel de lo buena que es.

7.7/10

Agalloch vuelven con un larga duración tras otros reglamentarios cuatro años de separación con el anterior. Desgraciadamente, vuelven con menos brillantez de lo acostumbrado, habiendo un claro desequilibrio entre la calidad de la primera mitad del álbum y la segunda mitad. No obstante, y aunque The Serpent & The Sphere pueda ser considerado como un álbum menor, sigue estando a un nivel alto que ya les gustaría a muchos novatos que querrían emularlos.

Anuncios