Perdura por aquí ese Cementerio Indie con el que Airbag presentaron una colección de canciones magnífica y cien por cien coreable. Nos enganchamos el año pasado a ellos, hasta el punto de que entraron en la lista de mejores discos nacionales de 2019.

Lo que no sabíamos es que habían quedado canciones sin meter en el disco ni que íbamos a tener posibilidad de oírlas o tenerlas disponibles en vinilo de 7 pulgadas.

Y eso que la cara A puede no sobresalir en las primeras escuchas de un disco con jitazos emocionales como ‘Memoriax 500’, ‘El puente de los alemanes’ o ‘Eleven y Mike’. Pero si ‘Koi No Yokan’ se acercaba a Los Brincos, los dos nuevos temas son totalmente distintos a eso. ‘Hanoi’ les recupera en su lado más punk-pop. Es Airbag según el sagrado canon de las colchonetas y las pelotas de playa: «el fin del verano pondrá todas las cosas en su sitio». Todo menos tu corazón.

Lo de ‘Jonathan Richman’ retrata esa obsesión que hemos tenido muchos con Modern Lovers y la posterior carrera del siempre maravilloso Richman:

No sabemos si Airbag son conscientes de que la historia que cuentan es aplicable a ellos mismos y que que a nosotros también puede que haya personas que nos recuerden cuando vuelva a sonar un disco de los suyos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments