Anuncios

Akhlys — The Dreaming I

Aunque parezca lo contrario, mi conexión con el black metal no es todo lo sólida que debería de ser, a pesar de que todo el universo metal siempre me ha causado un poco más de fascinación y en consecuencia es de los géneros al que más tiempo me gusta dedicar. Pero, aún sin ser mi subgénero favorito, lo disfruto bastante, especialmente las obras más imprescindibles y muchos esfuerzos más contemporáneos. Cierto es que muchas veces termino saturado a las primeras de cambio con un montón de discos actuales con los que no conecto por diversas razones, mayormente falta de inventiva o mayor focalización en tocar lo más rápido y duro posible y no centrarse en ofrecer un resultado que transmita y sea convincente.

No obstante, le sigo dedicando mi tiempo esperando encontrar esa banda que rompa con esa monotonía y me impacte aún sin salirse del sota, caballo y rey del género. Lo mejor es que siempre la termino encontrando, y cuando lo hago la disfruto de veras y más tiempo quiero dedicarle. Y ahora quiero hablaros de uno de esos discos que ha conseguido atraparme en sus fauces, que me ha peinado para atrás con su energía y en el que he seguido adentrándome para captar bien su oscura y feroz esencia.

Akhlys tumbando barreras y reticencias

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3511125480/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=2ebd35/tracklist=false/artwork=small/track=2845672331/transparent=true/

Detrás de Akhlys no se esconde precisamente un novato, sino un hombre bien curtido en los terrenos del black metal en este siglo como es Naas Alcameth, también mente pensante de Bestia Arcana y uno de los ejes de Nightbringer. No he profundizado lo bastante en toda su obra, pero leyendo comentarios de gente de confianza muchos coinciden en hablar de The Dreaming I (Debemur Morti, 2015) como una de sus mejores obras, casi de largo. Sin meterme de lleno en las otras bandas, confío plenamente en dichas alabanzas porque verdaderamente lo que encuentro en este disco consigue hacerme olvidar mis reticencias y cualquier clase de prejuicio.

Akhlys compensa su poca reinvención de los tratados de su género mediante una precisa interpretación de los mismos

La inventiva brilla por su ausencia en el disco de Akhlys. A pesar de que este proyecto comenzara metido de lleno en el dark ambient con alguna pincelada de black metal, la cosa ha dado un giro total en The Dreaming I y es el black quien tiene mayor peso en la balanza. Kyle Spanswick (nombre real de Naas) compensa su poca reinvención de los tratados de su género mediante una precisa interpretación de los mismos, logrando que la combinación de elementos de forma a un sonido envolvente, desgarrador y sobre todo hechizante.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3511125480/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=2ebd35/tracklist=false/artwork=small/track=576039627/transparent=true/

7.9/10

The Dreaming I es un trabajo que te tienes que apuntar en tu lista sí o sí en caso de que tus preferencias pasen forzosamente por el camino del inner circle y similares. Estamos un disco arrollador pero que no satura tanto (sólo cinco temas y sin llegar a los 50 minutos, lo que le coloca en una franja de duración buena), que se conoce muy bien el manual del género y lo ejecuta al pie de la letra con un muy buen resultado. Veremos si el nombre de Akhlys segura reluciendo con tanto fulgor a finales de este año, pero un sitio en mi biblioteca se lo ha ganado con creces, cosa que no se puede decir de muchos trabajos de su palo.

Anuncios