Alice in Chains — Black Gives Way to Blue: mejor de lo que habíamos soñado

Casi catorce años después de la publicación de su disco homónimo, siete después de que se hallara muerto a Layne Staley en su casa, cuatro después del primer concierto que la banda dio con un nuevo cantante y tres después de que se confirmara que William DuVall sería oficialmente el nuevo vocalista de la formación, Alice in Chains vuelven a tener un disco en la calle. Huelga decir que la espera ha sido larguísima, pero amigos, Black Gives Way to Blue bien lo ha merecido.

Lo reconocí en su momento y no tengo problema alguno en volver a decirlo: yo soy de los que no creyeron en unos Alice in Chains sin Staley. Pero a la vista de todos está que me equivoqué, pues con este álbum la banda ha conseguido romper hasta los más positivos pronósticos, consiguiendo un sonido calcado al de su etapa inicial, puesto al servicio de canciones tan buenas como las de sus tres primeros álbumes. Comienza una nueva era para los de Seattle con la misma calidad que terminó la anterior, y no podemos más que celebrarlo.

Siendo fieles a sí mismos hasta el extremo, el elepé combina a la perfección las dos facetas musicales que hicieron de esta una de las bandas más grandes de la historia del rock: temas que llevan al grunge al límite máximo de su peso, frente a otros de carácter acústico mucho menos cargados pero igualmente sobresalientes. No todas las canciones alcanzan las mismas cotas de calidad, pero sí que consiguen mantener el listón mínimo en un punto bastante alto, dando como resultado un álbum robusto de principio a fin.

Valgan ejemplos como ‘Check My Brain’, conocida desde el pasado verano como segundo sencillo del álbum, para comprobar hasta qué punto brillan las piezas más potentes del conjunto. Esta viene siguiendo los pasos de la excelente introducción que es ‘All Secrets Known’, lenta y poderosa.

https://www.youtube.com/embed/SBcADQziQWY

Seguimos avanzando con más ejemplos de pura fuerza en temas como ‘Last of My Kind’, donde las guitarras se sueltan definitivamente la melena en pos de los ritmos más metalizados (casi thrash), y donde DuVall se atreve a demostrar que no está aquí simplemente para pasar como un vulgar imitador de Staley, que su garganta tiene mucho más que mostrar. Esa perfecta sintonía entre el respeto a la herencia del pasado y las nuevas vías de crecimiento serán la tónica constante de Black Gives Way to Blue.

‘Your Decission’ abre de manera excepcional la veda de temas acústicos, mejorando aún más la cosa con ‘When the Sun Rose Again’, la cual nos recuerda por momentos a los Sepultura más tribales. Entre ambas, el primer single ‘A Looking in View’ emerge como un poderoso pilar de música que completa perfectamente la primera mitad del álbum.

https://www.youtube.com/embed/7_O0Y0imYa0

Cruzamos el ecuador con ‘Acid Bubble’, otra de esas canciones que va de menos a más, perezosa y oscura al principio, electrizante y rocosa al final. A partir de aquí es cuando el nivel del disco empieza a decaer, cosa inevitable cuando se viene de escuchar siete temas tan buenos. No obstante, como ya he dicho anteriormente, el listón mínimo se mantiene siempre en un nivel lo suficientemente aceptable como para que no tengamos que lamentar nada.

‘Lesson Learned’ resulta un tanto previsible, y ‘Take Her Out’ retoma el hilo de esas canciones hard rock que pudimos escuchar en Facelift, aunque tratada con más madurez. He de ser justo y decir que en este cuarteto final de canciones hay también una pieza que merece entrar en el club de las mejores, la majestuosa ‘Private Hell’, la cual hubiera conseguido ejercer mucho más acertadamente las funciones de gran broche final que, en teoría, corresponden a ‘Black Gives Way to Blue’. Esperaba mucho de este fin de fiesta con Elton John al piano, y lamentablemente no consigo ver en ella más que una canción simplemente pasable, elegante y bien resuelta en general, pero carente de la épica que las circunstancias le asignaron.

https://www.youtube.com/embed/n57guzLtQmc

9.5/10

Numerosas bandas en la historia de la música han intentado reemplazar a un líder muerto, algunas consiguiendo seguir adelante de manera igual de brillante, como por ejemplo AC/DC, y otras fracasando estrepitósamente. Alice in Chains han conseguido entrar en el grupo de las primeras, y además lo hacen por la puerta grande con un disco que merece ser colocado junto a sus predecesores con todos los honores. Se han arriesgado y la jugada les ha salido bien, por lo que creo que todos los que hemos conocido y amado a esta banda estamos de enhorabuena.

Alice In Chains: Discografía