Aliment — Silverback

Las cosas van muy rápido en el mundo de Aliment (al menos una vez se deciden a sacar disco, porque para eso sí que se toman su tiempo): conviene no pestañear o ya te habrás perdido algo interesante. De nuevo en este Silverback, como en el recordado Holy Slap (La Castanya, 2012), los acontecimientos se suceden y en veinte minutos el disco ya se ha terminado y los pildorazos de punk rock atolondrado como ‘Car Crush’, que han pasado sin que apenas te dieses cuenta, te han dejado agotado.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=3068649876/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/tracklist=false/artwork=small/transparent=true/

7.5/10

Cuando a mí mejor funcionan estos gerundenses es cuando tienen tiempo de meter una melodía pop ganadora en medio de toda esa locura. Lo lograban en muchas ocasiones en su debut y quizá aquí sólo acaban de redondearlo en esa ‘My Filthy Old Sundays’ (menudo despliegue, una canción que pasa de los tres minutos) que les deja más cerca de los Ramones que nunca. Pero al margen de eso, muy pocas quejas: vuelven a entregar uno de los discos nacionales más divertidos del año, una locura destartalada a la que vale la pena acercarse aunque probablemente te lleves algún puñetazo al hacerlo. Muy bien.

Anuncios