Altar of Plagues en el Savoy Club: controlando el caos

Hay muy pocas cosas que me sorprendan ya dentro de las propuestas del metal extremo, una de ellas fue hace dos años en el Bola 8 de Gijón con el grupo Birushanah, que por cierto vinieron a la ciudad gracias a Green Mammoth, la promotora que lidera Nacho Émbil, y que fue la que nos trajo a Gijón a Altar of Plagues.

A los irlandeses se les enclava dentro del black metal pero en directo son más metal extremo, sin entrar más al detalle, que toda la hornada de bandas con la cara pintada que nos llevan de las tierras dominadas antaño por Thor y Odín. No me impresionó el cuarteto pero tampoco me dejaron impasibles.

http://www.youtube.com/v/kVbMoBcFIDI&hl=es_ES&fs=1&

Tampoco tienen la pinta de una banda de metal al uso. Ni los guitarristas, ni el bajista ni siquiera el batería, Johnny King, que parecía uno de los grunges de la película Singles, daban con el perfil habitual de metalhead. Eso sí, una vez metidos en la tarea Altar of Plagues repartieron bien la cera.

Me quedo con la voz gutural del bajista Dave Condon más que con la de James O’Ceallaigh, que pareció un poco mermado de facultades vocales cuando ejerció de frontman. Con todo, eso no fue más que una anécdota en un concierto en el que ni resultaron pesados ni repetitivos, aunque en esto del metal extremo puedes caer en la repetición de riffs y pasajes.

Les vimos ambiantales, furiosos, poderosos, sobre todo cuando los guitarristas se bajaron del escenario para repartir hachazos al lado del público, controlando el caos con un repertorio que picó en el soberbio White Tomb, y en los EPs Sol, recién reeditado en 12″ de vinilo blanco, y Tides. Si no se les chafa el asunto habrá que seguirles la pista porque estos jóvenes puedes llegar muy alto.

MySpace | Altar of Plagues
Vídeo | YouTube

Anuncios