Anuncios

Amon Amarth — Deceiver of The Gods: siguen en estado de gracia

El ascensor que hace varios discos tomaron Amon Amarth hacia la cima del death metal todavía no se ha detenido. Está en los pisos altos, suben un peldaño o se quedan en la entreplanta, pero el caso es que están arriba y ninguna de sus últimas entregas bajan del sobresaliente alto.

Quizás Deceiver of The Gods no llegue a la altura ni de Surtur Rising, Twilight of The Thunder God y With Oden on Our Side, pero es que es casi imposible estar tantos años a ese nivel de calidad. Sin embargo, no apreciamos en la nueva entrega de los de Tumba nada que nos indique que ha comenzado su decandencia.

Deceiver of The Gods, el death metal nórdico todavía tiene futuro

Amon Marth siguen a la letra ese programa que se marcaron para enseñarnos la apasionante mitología nórdica y la portada de Deceiver of The Gods es enormemente inspiradora. Tom Thiel, su habitual colaborador, ha capturado en ella la última batalla entre los dioses y Loki, que llega al campo de Vigridr acompañado por el ejército de los muertos durante el Ragnarok, el fin del mundo. Además de heavy metal Amon Amarth nos enseñan con su particular metodología las historias ancestrales de los antiguos vikingos y eso es algo que pocos pueden hacer con la credibilidad del quinteto.

Quizás lo más flojo de su nuevo cancionero sea el tema en el que aparece como cantante invitado, Messiah Marcolin, ex vocalista de sus compatriotas Candlemass. No es ‘Hel’ un tema para su tesitura vocal y acaba flojeando una canción que discurre por terrenos algo distintos a los que habían transitado en su anterior larga duración; a mí me han recordado a la última época de Iron Maiden. Lo que sí es cierto es que en este disco Johan Hegg muestra un variadísimo repertorio vocal, el mejor de toda la discografía de Amon Amarth, lo cual dice mucho del trabajo que ha hecho Andy Sneap en los ingleses Backstage Studios.

Deceiver of The Gods es el noveno álbum de Amon Amarth y de él pudimos escuchar antes de su salida dos auténticos pepinazos: el corte que le da título, inapelable, rocosísimo, apabullante y epiquísimo. En él se representa la quintaesencia de la banda sueca, lo mismo que en ‘Shape Shifter’, una canción que confirma que estamos hablando de los auténticos maestros de un subgénero localizado en los países nórdicos. Johan Hegg es un killer cuando canta: “I’m The Master of The Skies…I’m The Master of The Seas”, y sus compañeros se salen.

Si el tema de apertura nos recordaba a Twilight of The Thunder God, la melodía de ‘As Loke Falls’ se te mete desde el primer acorde en el cerebro y lo único que te queda por decir es: vaya, lo han vuelto a hacer. Se trata de un trallazo certero, con un torpedo teledirigido hacia la línea de flotación. Los guitarristas Olavi Mikkonen y Johan Söderberg no parece que tengan límite en su arsenal de riffs.

‘Father of The Wolf’ tampoco es moco de pavo, lo mismo que ‘Blood Eagle’, temas en los que Amon Amarth hacen de la ferocidad su punto fuerte. Pero es ‘Under Siege’ la razón de que el quinteto tenga mucho más crédito que el que puedan gastar en los próximos años. Es el tema más perfecto de Deceiver of The Gods y debería ser la siguiente carta de presentación para atraer a una audiencia mucho más amplia. Emocionan la labor tanto de Mikkonen y Söderberg como de la sección rítmica, y lo de Johan Hegg es simplemente de otra galaxia.

9.2/10

En ‘Blood Eagle’ no parece que bajen el pistón sino que lo suben, y el estribillo mete miedo. Lo mismo sucede en ‘We Shall Destroy’, pero en ‘Coming The Tide’ quizás se queden cortos a nivel de brutalidad, ofreciendo un estribillo y una melodía, digamos, más asequible. Y para cerrar ‘Warriors of The North’, en el que mantienen el tipo sin la sensación de debilidad. Grandes Amon Amarth, muy grandes.

Sitio oficial | Amon Amarth
Más en Hipersónica | Amon Amarth enseñan sus fauces en ‘Shape Shifter’, nuevo adelanto de Deceiver of The Gods’, Amon Amarth ya tienen listo Deceiver of The Gods: tres discos fundamentales en su carrera

Anuncios