An End Has A Start — Editors

Al igual que Interpol, Editors intentan llevar lo mejor que pueden el sambenito de ser comparados una y otra vez con Joy Division. En su álbum de debut, The Back Room (Kitchenware, 2005), había todos los ingredientes necesarios para que esto fuera así: oscuridad, tristeza, y, sobre todo, la voz de su cantante, Tom Smith, heredera directa de la del malogrado Ian Curtis. Lo cierto es que, a pesar de su notoria falta de originalidad y de contar con varias canciones de indudable gancho (“Lights”, “Blood”, “Bullets”) pero solo una memorable (“Munich”), los de Birmingham consiguieron vender más de medio millón de copias, ser candidatos al Mercury Prize y llegar al número 2 de las listas de ventas británicas.

El difícil trago de la reválida de momento les ha salido estupendamente, pues An End Has A Start (Kitchenware, 2007) ya ha conseguido alcanzar el puesto más alto en las islas. Ambición, desde luego, no les falta, como demuestran las declaraciones de Smith hace muy poco a EP3: “Nos sentimos grandes y poderosos y somos obsesivos. Me gusta que un tema me atrape, me excite y me conmueva. Así fue como me sentí cuando oí ‘OK Computer’, de Radiohead, y así me sigo sintiendo cada vez que lo escucho. Y eso es exactamente lo que quiero provocar”. En honor a la verdad, podemos reconocer ciertos ecos de la banda de Thom Yorke en “When Anger Shows”, pero, por lo demás, parece más una forma de desviar la atención acerca del referente de siempre que algo que responda a la realidad.

https://www.youtube.com/embed/cEriPnwBKOA

En su favor hay que decir que las composiciones son ahora más sólidas que en el disco anterior, y que no es difícil citar un buen número de momentos acertados: el single “Smokers Outside The Hospital Doors”, “An End Has A Start”, “Bones”, la ya citada “When Anger Shows”, “The Racing Rats”, “Escape The Nest”, “Spiders”… Pero es aquí cuando surge el verdadero problema de An End Has A Start, que no es otro que su sonido, y más concretamente su producción. La originalidad de los arreglos brilla por su ausencia, y la repetición de las mismas guitarras agudas una y otra vez provocan una sensación de monotonía que se hace bastante difícil de superar. Así, “Escape The Nest” acaba sonando muy parecida a “Bones”, que a su vez suena muy parecida a “Bullets”, de su primer disco, que a su vez suena muy parecida a “Kreuzberg” o “Sunday”, del último de Bloc Party, que a su vez suenan muy parecidas a “City Of The Blinding Lights”, de U2, que a su vez…

A poco que uno se ponga investigar, no es difícil descubrir cuál es el nexo común entre esas composiciones: se llama Jacknife Lee, productor de todas ellas, que parece haber emprendido un proceso de homogeneización musical en todo lo que toca. Tal vez, pues, la culpa no haya que achacársela a Editors, pero intentar librarse del lastre de la comparación con cierto grupo de Manchester de principios de los 80 insistiendo en dejarse guiar por alguien de ideas tan fijas y poco variadas no parece el mejor camino para hacerse con la personalidad que todavía han de encontrar. Por cierto, que Jacknife Lee ha sido confirmado como productor del próximo álbum de R.E.M.. Miedo me da…

Sitio oficial | Editors
MySpace | Editors
Vídeo | “Smokers Outside The Hospital Doors” — Editors
Más vídeos en YouTube

Anuncios