Anuncios

Anathema — Falling Deeper: estos cabrones te harán llorar

El tópico es que el metal es un género para tipos duros, hombres de pelo en pecho que comen cadenas y beben aceite de motor para desayunar. Pero lo cierto es que, en el fondo, hasta el más jevi del lugar tiene un corazón de romántico empedernido, y hacia dicho músculo apuntan directamente Anathema con Falling Deeper, su último trabajo de estudio.

En él repiten la fórmula de Hindsight (Peaceville, 2008), que es la de echar la vista atrás para revisar algunos de sus temas antiguos en formato acústico. Esta idea la han llevado a cabo cientos de grupos con dispares resultados, pues lo cierto es que hace falta mucha maña para conseguir que un álbum de este tipo no caiga en el sabor del refrito. Por suerte, Anathema tiene habilidad de sobra para que esta reinvención de sus temas esté a la altura de los originales, e incluso los lleguen a superar de forma inapelable.

https://www.youtube.com/embed/vzB19amNuD0

Con él se abre la veda de un mes de septiembre que promete ser espectacular en el terreno progresivo. Aunque no han vuelto a contar con la ayuda de Steven Wilson en la producción, labor que se ha adjudicado el líder Daniel Cavanagh, aciertan al repetir con el compositor Dave Stewart, quien ya aportó su labor con los arreglos orquestales en We’re Here Because We’re Here.

Falling Deeper, o cómo hacer del doom pura belleza acústica

Quienes conozcan la evolución de Anathema sabrán que su discografía se divide claramente en dos mitades, con Eternity como frontera. La segunda, más experimental y dominada por el rock progresivo, fue protagonista en el recopilatorio Hindsight, pero para Falling Deeper (Kscope, 2011) han decidido intentar algo más difícil y todos los cortes forman parte de su primera etapa, donde practicaban un oscuro doom metal.

De esta forma, los de Liverpool ejercen un merecido homenaje a sus dos primeros discos, Serenades y The Silent Enigma, así como a los menos conocidos EPs The Crestfallen y Pentecost III. Escuchándolos hace unas semanas me habría parecido muy forzado adaptar sus rocosos cortes al formato acústico, pero una vez más el talento de esta banda sale a relucir.

Tanto es así que uno puede llegar a pensar que estas nuevas versiones, tan delicadas y emocionantes, son en realidad las composiciones originales que habrían estado guardadas durante años, y que los temas doom que ya conocíamos son en realidad posteriores adaptaciones algo toscas. Obviamente no es así, pero hasta tal punto llega el nivel de estas perlas sonoras.

9/10

Desde el principio hasta el fin, Falling Deeper nos tendrá con el corazón en un puño, y sus escasos 39 minutos de duración nos harán desear que hubieran adaptado algún tema más. Como era de esperar, la participación de la vocalista Anneke van Giersbergen en ‘Everwake’ se convertirá en uno de los grandes momentos del conjunto, aunque no perdáis de vista el buen trabajo hecho con ‘Crestfallen’ o ‘They Die’. Un disco capaz de llegar muy hondo, algo que solo está al alcance de los mejores.

Anuncios