Se anuncia nuevo disco de Anathema y no falla, vuelve a encenderse la batalla entre defensores y detractores de su última etapa. Lo curioso es que ambos bandos siguen sin querer darse cuenta de que en la carrera de los del Merseyside solo existen dos fronteras, una estilística marcada por The Silent Enigma y una temporal a causa del cierre de la discográfica Music for Nations. No hay más cambios bruscos y, en cualquier caso, ninguno es un golpe de timón.

Sí, Lee Douglas ha abandonado el papel puntual, y casi casual, que mostró en Judgement y ahora ocupa tanto el micrófono como el mismísimo Vincent Cavanagh. Vale, ahora no es necesario cerrar ventanas y echar cortinas para ambientar la escucha del último disco de Anathema y para enfrentarse a Eternity es casi indispensable. Vale. Pero yo me pregunto, ¿y qué más da? ¿No han sido suficientes los casi 20 años y 7 discos transcurridos para daros cuenta de que los ingleses no han hecho más que seguir la senda que ya en 1994 insinuaban? Pues nada, este año volveremos a tener una nueva dosis de este cansino debate. Y esto si obviamos a los de la llorera y la sensiblería, que en fin…

En cualquier caso desde Hipersónica, o al menos varios de nosotros, destacamos el día del inminente lanzamiento de Distant Satellites como uno de aquellos a marcar en rojo en el calendario, como uno de los acontecimientos más importantes que nos traerá este 2014. Producido por Christer-André Cederberg, un habitual ya de los hermanos Cavanagh y cía, y con la supervisión a las mezclas, de nuevo, de Steven Wilson, el décimo álbum con material inédito de Anathema se presenta como la confirmación de una estabilidad finalmente encontrada, sobre todo a nivel de formación.

La propia banda lo describe de la siguiente manera:

Distant Satellites es la culminación de todo el trabajo realizado por Anathema en nuestra búsqueda sonora. Contiene casi todos los latidos musicales que un disco de Anathema puede contener. Hay belleza, intensidad, drama, tranquilidad y traspasa alguna dimensión musical que solamente habíamos insinuado. Todos los temas emanan de la química existente entre Daniel, John y Vincent, es un lanzamiento muy especial para la banda

La portada y el resto del arte gráfico ha sido diseñado por el artista koreano Sang Jun Too y, quien sabe si casualmente, se sale de la tónica marcada por la escala de azules que había protagonizado lanzamientos como A Fine Day to Exit, We’re Here Because We’re Here, Falling Deeper y Weather System, y regresa al rojo y los tonos oscuros de Eternity, Judgement o A Natural Disaster.

No es la primera vez que teorizo al respecto del espíritu del disco de Anathema y el color de su portada, pero, visto lo visto, no voy a adelantarme en esta ocasión no sea se me desmonte el tinglado. El 9 de Junio sabremos qué significa eso de ‘traspasa alguna dimensión musical que solamente habíamos insinuado’. Tengamos paciencia.

Vía | Facebook

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments