Antony Hegarty y Marina Abramovic juntos en The Life And Death of Marina Abramovic: “a Monteverdi le hubiera gustado”

El pasado mes de octubre Antony Hegarty nos contó en su web que estaba colaborando con Marina Abramovic, y el director Robert Wilson en una obra que trata de recrear la vida y carrera de la indiscutible reina de la performance europea. The Life And Death of Marina Abramovic pasó en 2011 por el Manchester International Festival y hoy fue la premiere en el Teatro Real de Madrid, que coproduce y comisiona esta obra que estará en cartel hasta el próximo 22 de abril.

Bob Wilson, el denominado mago de las atmósferas, cuya última estreno en el Reino Unido fue en 2005 con The Temptation of St. Anthony, ha concebido una obra en la que aparecen pasajes de la vida de Abramovic: desde su infancia en Serbia a su consagración como artista performativa.

https://www.youtube.com/embed/2d0qGGdRi4w

Antony Hegarty, sin The Johnsons, entra en escena con una selección de canciones propias que encajan a la perfección con esta pieza que combina teatro, arte, música…, una de las cuales, acaso titulada ‘Cut The World’, en clave piano-bar, podéis estremeceros escuchándola arriba.

El actor Willem Dafoe completa esta combinación de estrellas haciendo de narrador en su interpretación de Ulay, artista germano que fue compañero de Marina Abramovic, que parece imposible que ya vaya camino de los 66 años, hasta finales de la década de los ochenta.

El Director Artístico del Teatro Real de Madrid, Gerard Mortier, habló sobre The Life And Death of Marina Abramovic:

El esquema de la ópera de arte tiene que desarrollar nuevas maneras de renovarse en el futuro. Esto podría significar, por supuesto, nuevos compositores pero también proyectos desarrollados por grandes artistas visuales, actores o cantantes que no necesariamente tienen que ser cantantes de ópera. Por supuesto, Antony, por ejemplo, ha aportado un liricismo que en alianza con Bob Wilson y Marina Abramovic harán de esta producción una ópera real, tal y como a Monteverdi le hubiera gustado.

Vía | Chueca.com