Anuncios

Apenino — Viravolta

Aunque hay distintas formas de entenderlo en gallego, seguramente “viravolta” tendría como mejor traducción al castellano “voltereta”. En todo caso, en cuanto al concepto de giro, se me ocurren pocos títulos mejores para el tercer disco (por así decirlo, porque así hay que tomárselo) de Marco A. Maril, a.k.a. Apenino. Un trabajo en el que el compostelano (aunque afincado en Vigo) sigue dando vueltas a su obsesión por el sonido electropop que ha sido santo y seña desde los primeros tiempos de Dar Ful Ful.

En este caso, el que otrora fue faro guía de la escasa escena independiente que se movía por Galicia hace un par de décadas, ahora da una vuelta de tuerca a su apuesta (una viravolta) y canta más de la mitad del disco en gallego. Uno se siente en terreno conocido y agradable desde que empieza ‘Conversa ultramarina’, que da inicio a un disco en el que las inquietudes políticas de Marco salen a la luz, de acuerdo con su forma de ver las cosas desde siempre, más últimamente, cuando el gallego se convierte en un artista con mucho de rebelde. Y no solo en sus letras.

Viravolta (Jabalina Música, 2014) es un disco que contiene siete temas, entre los cuales destaca ‘Esforzo infinito’, una canción en la que las bases electrónicas habituales tienen un cariz más atrayente y algo más oscuro, alejados de la diafanidad habitual en Apenino. Además, sorpresas como esa irreconocible versión de Camarón, ‘La leyenda del tiempo’, de la mano de una Mónica Vacas compañera de sello en otro tiempo, que viste con su preciosa voz a esta canción, completan un disco que, por otra parte, tiene mucho de dureza, de nudo en la garganta:

7.7/10

No volveré a golpearte, 
no volveré a humillarte, 
no volveré a deshauciarte, 
no volveré a violarte.

Reza la letra de ‘Opresión’, dando a entender que ese canto rebelde de Marco ha apretado los dientes, y lo ha llevado a un grado de crudeza más que obvio. Un disco notable. Otro, en el caso de un Apenino que siempre ha tejido atmósferas atrayentes, como en ‘La estafa social’, haciendo de esta escucha una encarecida recomendación.

Anuncios