Anuncios

Aphex Twin también es metalero

Es bastante frecuente que el aficionado medio del género Metal se jacte de tener un gusto musical excelso y de “escuchar de todo”. Claro, luego le preguntas y el concepto “de todo” abarca, aparte de su género predilecto, a Pink Floyd, Bob Marley, alguna composición de Beethoven, Mozart o Bach y decir que le mola el Jazz aunque no se haya escuchado un disco entero de John Coltrane en su vida. Y mejor no hablar del resto de géneros. ¿Pop? Basura comercialoide. ¿Indie? Mierda para modernos. ¿Funk? Los Red Hot Chili Peppers, por supuesto. ¿Electrónica? Eso es ruido. Sí, usan como argumento de desprecio el mismo que mucha gente emplea para despreciar su género predilecto.

Muchos apasionados medios del Metal se jactar de escuchar de todo cuando muchas veces ellos mismos actúan tan prejuiciosamente como los ajenos al Metal. Por suerte hay metaleros que son capaces de disfrutar de géneros diversos, como la electrónica

Afortunadamente hay muchos apasionados del Metal que no tienen tantos prejuicios ni ponen tantas barreras a diferentes géneros. Y ni siquiera necesitan jactarse de que escuchan todo tipo de música. Disfrutan sin ninguna clase de complejo de los distintos tipos de música y, en el caso de la última mencionada en el último párrafo, la electrónica, se suelen mostrar muy afines a cierta clase de grupos, ya sean The Prodigy por su estilo más violento, punkarra y hardcore o ya sean Daft Punk por fuerza mediática y por alto nivel de accesibilidad para todo aquel que sea declarado profano del género. Sin embargo, yo, también hijo del Metal, vengo a ofrecer una vía alternativa a las dos mencionadas para aquellos metaleros que quieran seguir expandiendo su gusto y su biblioteca, aunque en este caso la tarea es mucho más complicada y requiere un alto nivel de apertura de mente.

Mucho por saco se nos dio en su momento con el nombre de Aphex Twin por las redes a colación de su nuevo trabajo de estudio recién salido, Syro. Los que ya lo conocen entienden tanto revuelo (aunque ya empiecen estar un poco hasta los pendientes reales). Los profanos se preguntan por qué tanta movida alrededor de este proyecto del irlandés Richard David James, al mismo tiempo que sienten curiosidad para profundizar su obra, a pesar de su extensión y su variedad. ya que hablamos de un genio que ha recorrido bastante el espectro de la electrónica. Si tú, amigo del sonido pesado (o no) quieres iniciarte en su complejo universo, aquí unas cuantas piezas y recomendaciones que debéis anotar con buena letra.

Repasando el currículum de Richard James ya comprobamos que su vinculación con el Metal no es tan extraña. Dos piezas suyas fueron creadas especialmente para ser empleadas por Trent Reznor, una figura importante en el Rock/Metal Industrial, en el disco de remixes de Nine Inch Nails, Further Down the Spiral (1995, Nothing Records). Las dos piezas rezuman ese toque característico de Aphex y que no pasa desapercibido para los que conocen bien su obra a pesar de llevar chapa y pintura marca de la casa del tito Torreznor. Si hay que quedarse con una en concreto, esa es ‘At the Heart of it All’, cruda, intensa y fabulosa.

Come to Daddy surgió cuando estaba tranquilamente en mi casa, poniéndome pedo y haciendo una basura de jingle de death metal. Entonces se le hizo márketing y se hizo un vídeo, y esta pequeña idea que había tenido, que era una broma, se convirtió en algo gigantesco. No estuvo bien para nada.

Centrándonos ya en la obra de su proyecto más reconocible, es decir Aphex Twin, empezamos con su pieza más reconocible y, además, de las más hardcore de su trayectoria. Siendo el tema principal del EP Comme to Daddy (1997, Warp Records), Richard la describió como una mera curiosidad que salió de una borrachera cualquiera, pero eso no impidió que ‘Come to Daddy, Pappy Mix’ fuera uno de sus mayores éxitos, con un fabuloso e icónico videoclip. Por mucho que le pese a Aphex, la verdad es que unas de sus piezas más espectaculares y una magnífica puerta de entrada para el Metalero con ganas de hincarle el diente a su obra.

Manteniéndonos dentro de la parte de corta duración de la discografía de Aphex Twin, la siguiente recomendación para el público hard proviene del single Windowlicker (1999, Warp Records), pero no hablamos de la suave y elegante pieza Glitch homónima sino de una de sus caras B, la más experimental. Con el nombre de ‘ΔMi−1 = −αΣn=1NDi[n][Σj∈C[i]Fji[n − 1] + Fexti[[n−1]]’, aunque más conocida como ‘Equation’ o ‘Formula’, la canción reluce su vena más ácida y experimental, por lo tanto la menos accesible. Distorsiones, cambios de ritmo e idas de pinza por doquier, pero nada que asuste a un metalero de pelo en pecho.

https://www.youtube.com/watch?v=tiWfA_ZMfuQ

No obstante, la carrera de Richard James no se acaba en Aphex Twin. Ya hemos dicho que es un artista que ha hecho de todo, y la proliferación de proyectos ayuda mucho a ellos. Quizá el que más considero importante y que encaja mejor con el espíritu de artículo sea el de AFX (no se rompió mucho la cabeza con el nombre, no). Tiene una colección bastante extensa de EPs bajo este nombre, pero yo muestro predilección por dos: Analogue Bubblebath (1994, Mighty Force Records) y Hangable Auto Bulb (1995, Warp Records), con pildorazos techno de la talla de ‘Isopropophlex’ o ‘Entrance to Exit’ en el primero e IDM con clase y potencia en ‘Laughable Butane Bob’ o en ‘Custodian Discount’.

Otro de los proyectos paralelos de Richard James que debería centrar nuestra atención es Polygon Window, concretamente una canción en concreto. Incluida en el único larga duración de este proyecto, Surfing on Sine Waves (1993, Warp Records), y lanzado como single el mismo año, ‘Quoth’ nos da una sacudida mastodóntica y musculosa, repartiendo zapatilla a más no poder con unos bajos machacones y gruesos mientras el irlandés va haciendo diversas triquiñuelas de las suyas de manera incesante y con muy buen saber hacer.

Volviendo a la parte que concierne a Aphex Twin y entrando de lleno en sus discos largos, cabe destacar dos etapas de la que nos quedaremos con la más Techno y reciente por ser más adecuada para el público al que va dirigido este post. Esta etapa comprende desde el notable …I Care Because You Do (1995, Warp Records) hasta la compleja y alocada montaña rusa que es Drukqs (2001, Warp Records), siendo mi predilección particular el Richard James Album (1996, Warp Records) por encerrar muchas de las virtudes del último Aphex Twin y por una colección de joyas como ‘Cornish Acid’, ‘Corn Mouth’ o ‘Yellow Calx’.

https://www.youtube.com/watch?v=T-_fDkQOjOc

La última de las facetas que restan dentro de la carrera de Aphex quizá sea la menos estimulante para los amantes del sonido metalero, pero sería injusto dejarla sin tocar. En este caso hablamos de la parte ambiental del proyecto, su primera etapa y muchas veces mencionada como la mejor etapa del irlandés. Quizá antes que recurrir al sobresaliente Selected Ambient Works 85–92 (1992, Apollo Records) al completo conviene picotear de canciones concretas como ‘Green Clax’ (una de mis piezas predilectas), ‘Xtal’, ‘Heliosphan’ o ‘Ptolemy’. Pero el álbum al completo resulta imprescindible, aunque no garantizo un éxito 100%.

Y entrando en terrenos aún más farragosos nos sumergimos en Selected Ambient Works Volume II (1994, Warp Records), un disco que va más allá en todo, aunque no en calidad para gusto de un servidor. Más ambiental, más influyente, más ensoñador y más excesivo dada su condición de álbum doble. Si el anterior ya es una experiencia complicada para el metalhead, este se hace aún más complicado de asimilar. Recurriendo a piezas concretas de este trabajo, destacar ‘Shiny Metal Rods’ sobre el resto y luego catar ‘Windowsill’, ‘Weathered Stone’ y ‘Hexagon’.

Para terminar de coronar el artículo os paso una selección de temas de los diversos proyectos de Richard D. James para que os sea más fácil entrar en materia. No dudes compañero del Metal, te espera un maravilloso mundo dispuesto a ser descubierto. Y si no, ya has pasado por una de esas experiencias musicales imprescindibles en la vida del amante de la música. The Dillinger Escape Plan y Mike Patton no pueden estar equivocados.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:user:black_gallego:playlist:0PPib0LnZrqO6TAKTuCRAI

Anuncios