Arcade Fire — The Suburbs: primeras impresiones, canción a canción

Ha conseguido aguantar bastante, hasta dos semanas antes de su lanzamiento oficial, pero finalmente The Suburbs ya se ha filtrado. Arcade Fire están de vuelta con su tercer disco, y está claro que algo muy grande se tienen que llevar entre manos para que incluso quienes no somos grandes seguidores del género indie lo tuviéramos entre lo más esperado de este 2010.

Naturalmente, la evaluación más detenida y óptima de The Suburbs tendrá lugar cuando podamos hacernos con él y escucharlo en la máxima calidad, pero por ser un trabajo tan ansiado, voy a dedicarle un rápido repaso basado únicamente en las primeras escuchas que estoy pudiendo darle en este momento. Y vale, ya sé que la opinión que se tiene de un disco puede llegar a cambiar mucho cuando lo has reproducido bastantes veces en tu equipo, pero por ahora me atrevo a decir que han conseguido estar a la altura.

Arcade Fire: The Suburbs, de primeras un disco largo

Lo tenían bastante difícil, porque después de dos discos que han enamorado a miles de personas en todo el mundo, los canadienses simplemente no podían conformarse con un lanzamiento de segunda para aguantar el tipo. Así de primeras he de reconocer que se me hace un poco largo (63 minutos frente a los 47 y 48 que duraban sus otros esfuerzos), pero será cuestión de hacerse con él para ver si le sobra metraje o todo termina encajando como es debido.

Han vuelto a ser ambiciosos, han vuelto a ser creativos y a ser únicos, apostando por hacer de su música algo especial, más cargada que nunca de diversidad y riqueza. Con The Suburbs, Arcade Fire vuelven a demostrar que pueden llegar a ser todo lo grandes que quieran, sólo es proponérselo. Sin más dilación, el repaso canción por canción:

  • 1. The Suburbs: Esta ya la teníamos más que oída desde hace semanas, así que poco os voy a decir que no sepáis ya. Actúa a la perfección como arranque del conjunto, me gusta cada vez más, y para mí ya forma parte de la lista de clásicos de la banda.
  • 2. Ready to Start (YouTube): Enganche perfecto, sin fisuras, entre la primera y la segunda pista del disco, que nos conduce al primer tema donde la banda saca su vena pomposa y grandilocuente. Una canción con mucho empuje, una deliciosa línea de bajo y un subidón con el que es imposible no gritar el título del tema. Atención a los guiños electrónicos que se cuelan por aquí, y que no serán los últimos.

http://www.youtube.com/v/NvokOD-EnMw&hl=es_ES&fs=1

  • 4. Rococo: De nuevo, se ponen el traje de faena para construir una canción a lo grande, de aires épicos y preciosos arreglos moviendo la maquinaria desde el fondo y generando una atmósfera casi mágica. Win Butler canta con mucha fuerza, para hacer de ella una de las mejores canciones del disco con diferencia.
  • 5. Empty Room (YouTube): Inesperado y divertido cambio de ritmo el que se produce ahora, en una canción donde los instrumentos de cuerda van a una velocidad endiablada. Régine Chassagne se hace protagonista por primera vez al micro, aunque queda sepultada (de manera intencionada, creo) por la avalancha sonora que supone este tema.

http://www.youtube.com/v/oJIilmx-wGI&hl=es_ES&fs=1

  • 7. Half Light I: Momento ahora para una de esas canciones verdaderamente bonitas que se convierten en un regalo para los oídos. Amena, sencilla y quizás un poco redundante, pero que sirve de perfecta introducción para la segunda parte.
  • 8. Half Light II (No Celebration) (YouTube): La electrónica vuelve a hacerse de notar en un tema atípico, sorprendete y con mucha fuerza. Es completamente diferente a cualquier cosa que hayan hecho antes, pero al mismo tiempo es Arcade Fire en toda regla, atreviéndose a explorar caminos nuevos y triunfando absolutamente al hacerlo.

http://www.youtube.com/v/H-mJoXbkmEs&hl=es_ES&fs=1

  • 10. Month of May: Otro tema que ya conocíamos de antes, que se hizo muy llamativo la primera vez que lo escuchamos, y que lo sigue siendo ahora que ya está situado en su emplazamiento definitivo. De todas formas, como la nota dominante del álbum son los cambios de estilo, podemos decir que este fresco arranque garajero es, a fin de cuentas, uno más de los constantes giros de timón.
  • 11. Wasted Hours: Uno de los cortes donde más bajan las revoluciones de todo el elepé, con momentos en los que Butler por poco se queda cantando a capela. A priori no termina de llamar la atención, pero en cualquier caso te deja la sensación de que con el paso del tiempo, y de las sucesivas escuchas, puede llegar a conquistarte.
  • 12. Deep Blue (YouTube): Por un momento parece que estemos escuchando a un grupo completamente distinto, que se hubiera colado aquí en medio por error. Un tono falsamente oscuro que genera una atmósfera distorsionada, como de otro mundo, que no será plato del gusto de todo el mundo, pero que a mí me ha parecido especialmente brillante.

http://www.youtube.com/v/l_-pm6DFmrA&hl=es_ES&fs=1

  • 14. Sprawl I (Flatland): ¿Han robado Arcade Fire esta canción de la banda sonora de alguna antigua película en blanco y negro? Lenta, arrastrada y preciosa balada de corte minimalista, que nada tiene que ver con su segunda parte.
  • 15. Sprawl II (Mountains Beyond Mountains) (YouTube): La primera parte de este tema era la noche, y aquí viene la luz del día. Un día con vientos ochenteros, electrónicos, impensable sobre el papel, pero sobresalientemente resuelto en la práctica. Posiblemente, la apuesta más arriesgada y diferente de todo el álbum.

http://www.youtube.com/v/rH_7_XRfTMs&hl=es_ES&fs=1

Sitio oficial | Arcade Fire

Más en Hipersónica | Arcade Fire — The Suburbs: La película post-apocalíptica que nunca verás

Anuncios