Artiphon: un instrumento para la space age

Volvemos a Kickstarter, esa fuente de talento, promesas imposibles y realidades inauditas. Artiphon es un arpa, una guitarra eléctrica, un Fender Rhodes o un pedal looper: estamos ante un instrumento MIDI que emula la técnica del détaché y el glissando, que encaja un arpegio cuidando la intensidad del ataque y el tempo de la pulsación, magia digital. Artiphon comenzó su campaña pidiendo 75.000 dólares y llevan recaudados más medio millón, pese a tratarse de un hardware que exige trescientos dólares por cliente. ¿A qué se debe tamaño éxito?

Hay que tener en cuenta que este producto lleva toneladas de trabajo a sus espaldas. Ya a finales de 2012 presentaron una versión que montaba un iPhone en su carcasa, con un acabado eminentemente acústico, aunque sus creadores dicen llevar diseñando prototipos desde finales de 2005. El actual Instrument 1, como así han querido venir a llamar la versión final, ha conseguido ese equilibrio tántrico para atraer tanto a neófitos como a veteranos. Estéticamente recuerda vagamente a cualquier construcción musical y es lo bastante amigable y cómodo para encajar en un escenario. Precisamente en este punto incide especialmente su diseñador: si no eres músico y simplemente tienes nociones abstractas del funcionamiento de una viola, en un par de horas estarás sacando sonidos interesantes al cacharro.

OLD Version

Incluye su propio altavoz, salida de auriculares, control de volumen analógico con limitador y un par de botones más para encender y cambiar funciones. Todo lo demás se ejecuta desde su aplicación anfitrión, tanto para iPad, iPhone o Android como en escritorio. Bajo un secuenciador maestro funciona igual que un controlador MIDI vía USB: puede ejecutarse cualquier instrumento virtual o cualquier librería de sonidos, podemos enrutarle efectos y programar cada celda con el pad de un drumkit, e incluso utilizarlo para crear nuevos sintes. Es un juguete increíblemente versátil, amigo de los espacios pequeños. Su panel frontal recoge nuestra interpretación con destreza asombrosa, respondiendo a la velocidad y la intensidad: palm-muting, hammer-ons, pull-offs, staccatos o ligados de nota, rasgueos al aire… probablemente estemos ante la versión más realista del air guitar, utensilio perfecto para aprender, pero también una vía útil para componer si no somos intérpretes virtuosos. El sonido resultante, en todo caso, depende de la calidad de nuestros VST’s — aunque también incluye un puñado de sonidos — .

https://www.youtube.com/embed/adcdx-kWGpo

Se espera que Instrument 1 esté oficialmente a venta en febrero de 2016, tanto en los tres acabados — blanco, negro y madera Nashville — como incluyendo nuevas mejoras premium como una correa de cuero si la financiación sigue creciendo a este ritmo. Dice Mike Butera, el fundador del proyecto, que éste no es sino un acto de amor a la música, para aproximar la facultad de crear y recrearse tanto si tenemos el paquete gratuito de GarageBand como si llevamos en el negocio musical toda la vida. Con una estética más cercana al slide-pedal, el objeto está diseñado para diestros y zurdos, adultos o infantes, con unas líneas y acabados sobrios y cómodos. Además, respecto a prototipos anteriores, Instrument 1 sí incluye una batería autónoma de Li-ion. Ya tenemos un instrumento a juego con el diseño retrofuturista de sillones ovales y ebúrneas escafandras de plástico caro.

Vía | Artiphon