Así trabaja la supervisora musical de Tarantino

Once Upon a Time in Hollywood

GQ publica una entrevista con Mary Ramos, que viene trabajando como supervisora musical de Quentin Tarantino en todas sus películas y que se ha convertido en una pieza imprescindible para las aclamadas bandas sonoras del director. En Érase una vez en Hollywood, ambos han repetido con una banda sonora que tiene, otra vez, una importancia fundamental. Si muchas veces uno recuerda vívidamente las canciones elegidas y las escenas concretas de películas de Tarantino, Mary Ramos tiene gran parte de culpa.

La música desde el momento de escribir el guión

“Cuando Quentin escribe un guión, acude a su sala de discos en busca de inspiración. He trabajado con él en todas sus películas en varios puestos y siempre es igual. Viene durante la preproducción, nos pone música y nos habla de las escenas; pone la aguja en el plato y describe la escena concreta mientras la música suena“.

Seguir el ritmo a Tarantino

“(Verle hacer eso) es fascinante. No creo que nadie en el planeta hable más rápido que él, así que en lugar de grabarlo, me pongo a escribirlo todo, porque se va a reunir conmigo y luego va a hacer algo totalmente distinto, así que tengo que obtener la mayor cantidad de detalles posible cuando estamos juntos. Y, claro, luego tengo que entender mi propia letra después de esas reuniones. Creo que todos los que trabajan con él tienen una experiencia muy similar, ya que él es muy práctico en todos los aspectos de sus películas. (…) No sólo te va a poner una canción, sino que te va a decir por qué la canción es importante. Le apasiona el cine”

Su detective ninja de los derechos discográficos

He trabajado 27 años con él y aún así no puedo anticipar lo que va a querer, pero mi único objetivo de ha sido no decepcionarlo por culpa de la burocracia. Ha habido muchas veces a lo largo de los años en que nos han rechazado muchas peticiones, pero en lugar de tener que decirle “lo siento, no puedes tener esa canción”, he intentado realmente perseguirlo. (..) También hay situaciones en las que no sabemos realmente de quién son los derechos de una canción, así que me ha tocado hacer de detective, con cosas como usar los nombres de soltera de las madres para localizar a las personas. Soy su… no sé cómo llamarlo… ¿Su ninja? ¿Su Kato de música? Soy su Kato de música.

Rechazar a Lana del Rey para Érase una vez en Hollywood

“(En la época en la que se ubica la película) había esa dicotomía de psicodelia y pop, especialmente arraigada en las cosas que emisoras como KHJ estaban pinchando. No había un sabor único, ni una radio con sonido corporativo donde se escuchara lo mismo una y otra vez. Definitivamente fue una mezcla realmente genial y verdaderamente ecléctica y la radio tenía el poder de hacer famosos a muchos artistas.

Creo que capturamos eso en la película al no usar solo un estilo particular. No vas a tener las canciones más populares de Billboard de 1969 en esta banda sonora, pero sí la sensación de haber entrado en una máquina del tiempo. Quentin tampoco quería ser anacrónico con esto. Nos contactaban músicos que querían meter canciones originales o nuevas en la película. Como Lana Del Rey, que es increíble y tiene un punto muy Quentin. Tenía algunas canciones que quería meter, pero Quentin quería mantenerse firme en la época y usar sus recuerdos de KHJ Boss Radio en Los Ángeles.”

Una experiencia muy personal

“Tarantino es una gran fanático del cine y un gran fan de la música de las películas. Muchas veces, la música que va a querer usar hace referencias a cosas que están fuera de la historia, como que escuchó esa canción en otro sitio y ésa es la razón por la que se enamoró de ello. Cuando trabajas con él, te das cuenta de que es una experiencia muy personal. Las películas están saliendo de su imaginación; las listas de reproducción que estás creando con él son cosas que significaron algo muy visceral para él. Especialmente con esta película, porque sin duda es una de las más personales para él, ya que refleja cómo crecía en Los Ángeles y escuchaba la radio cuando era un chaval”

Anuncios