Attack Attack! — This Means War: tampoco es tan malo, aunque sí muy repetitivo

By
0 0 0 No comments

“Attack Attack! — This Means War” src=”http://img.hipersonica.com/2012/02/AAThisMeansWar07022012.jpg» class=”centro” />

La primera vez que hablamos de Attack Attack! en Hipersónica fue a mediados del año 2009. Por aquel entonces algunos descubrimos junto a ellos un género llamado crabcore que, en realidad, no hacía referencia a la música, sino a una pose bastante curiosa que adoptaban los integrantes de la banda y que le hacía a uno acordarse de ese bello animal de compañía que es el cangrejo.

Los chicos han crecido (es lo que tiene el paso del tiempo, aunque como veréis en el primer vídeo que han lanzado de su nuevo disco This Means War siguen pareciendo cuatro chavalillos salidos de la última entrega de Crepúsculo) y han conseguido pulir y endurecer el metalcore que llevan practicando desde hace unos años. De camino, por lo visto, han dejado de comer cangreburgers, aunque para mí siempre serán la banda con la que descubrí el crabcore.

Soñando, soñando… triunfé repitiendo

Entre el disco con el que estos chicos nos deslumbraron cangrejilmente hablando y el actual han tenido tiempo para lanzar un segundo álbum con el que aprendieron un buen puñado de cosas y decidieron que el camino a seguir era, precisamente, repetir una y otra vez la misma fórmula. Eso sí, intentando que tanto a nivel de producción como de mezcla el resultado fuera lo más espectacular posible. Tocan bien y el disco está muy bien parido.

Con esto en mente lo que podemos encontrar en This Means War es precisamente eso: un conjunto de diez temas que suenan cojonudamente bien (las guitarras y la voz, sobre todo) pero que en ocasiones resulta complicado diferenciar entre ellos. Esa sensación de “¿este tema no lo he escuchado ya hace un momento?” que se encarga de abrir ‘The Revolution’:

Por suerte, a parte de optar por repetir la fórmula una y otra vez (todo el disco mantiene más o menos el mismo nivel de velocidad e intensidad, sin dar lugar a merecidos respiros o agradecidos cambios de registro), Attack Attack! han ido a endurecer y recrudecer su sonido.

Seguimos encontrando partes muy salvajes mezcladas con pasajes más melódicos que, sin llegar a sonar tan sonrojantes como hace unos años, no acaban de sonarme honestos del todo y lo que me viene a la mente es un puñado de fans histéricas lanzándoles su ropa interior, como si fueran Justin Biebers embrutecidos.

Sin rastro de los cangrejos

https://www.youtube.com/embed/jiOepsyiVR8

En el primer videoclip de este disco, perteneciente al tema ‘The Wretched’, no sale más que el cantante en plena faena (el resto sólo aparece en las escenas no musicales). Y así no hay manera de saber si sus acompañantes siguen imitando a los cangrejos o, por el contrario, han decidido abandonar tan sana práctica. Tendremos que esperar al siguiente vídeo para ver si nos dejan comprobar esto.

Otra cosa interesante es que han decidido dejar un pelín de lado los dichosos tecladitos que hacían sonar a la banda como un grupo de fiesta mayor de pueblo cabreado (alguno que otro hay, pero de forma bastante anecdótica). Por contra han decidido acariciar el dubstep y en temas como ‘The Reality’, por poner sólo un ejemplo, se permiten juguetear un poco con este estilo que Korn, como todo el mundo sabe, inventó.

Attack Attack! nunca ha escondido su vocación de grupo comercial. Es un grupo de metalcore que se viste de negro y aplasta calaveras con los pies, pero que luego le escribe cartas perfumadas a su novia del instituto.

Hay que reconocer que tienen cosas muy interesantes y que el disco no es tan malo como yo creía que iba a ser antes de escucharlo, pero el hecho de ser tan repetitivo y no saber (o querer) salir de la misma fórmula tema tras tema le hace perder muchos puntos.

Sitio oficial | Attack Attack!
Más en Hipersónica | En imágenes: Attack Attack! — This Means War, Attack Attack! y el crabcore. Vídeo de ‘Stick Stickly’

Desde 2006, sin criterio alguno. Puedes contactar con nosotros en prensa@hipersonica.com.