No es ningún secreto que no quedaron en los mejores términos Black Sabbath con su batería original, Bill Ward. El percusionista ha comentado en varias ocasiones que la oferta que le ofrecieron en su momento para la reunión de 2011 era más que insuficiente, casi hasta insultante.

En una entrevista para la revista Rock Candy, eso sí, Ward afirma que no ha quedado en malos términos con los miembros de la banda:

Les deseo lo mejor, de verdad lo digo. ¿Les sigo queriendo? Claro. Desde luego no les guardo resentimiento. Sólo les deseo lo mejor.

No obstante, no oculta la amarga situación. Muchos fans se quedaron decepcionados de que la formación original no regresase para la gira de reunión, pero Ward tenía claro que los términos eran inaceptables para él:

Le dejé claro a todo aquel que tenía importancia que quería algo que fuera justo, y no sucedió. Incluso si alguien me hubiera puesto una pistola en la sien, no habría firmado aquel contrato. Es una de las cosas más deplorables por las que he pasado en toda mi vida y fue particularmente triste para los fans cómo terminaron las cosas. Pero eso no me ha detenido para seguir queriendo a los chicos. Sabbath es donde está mi corazón.

Incluso sin entrar en detalles, queda claro que la situación estaba lejos de ser equitativa para todos los involucrados.